19 de noviembre de 2014 18:27 PM
Imprimir

Uruguay con rindes bajos y problemas de peso hectolítrico en trigos cosechados

Últimos días sin lluvias permitieron un intenso trabajo en las chacras.

La ausencia de lluvias en los últimos 10 días permitió un intenso trabajo en las chacras, registrándose un fuerte avance en una tempranera cosecha de trigo y, a la vez, un notorio progreso en la siembra de la soja de primera. En el caso del trigo, según un relevamiento realizado por El Observador, los rendimientos son mayoritariamente bajos y además se aprecian problemas notorios en el peso hectolítrico en el grano.

Alberto Capurro, agrónomo y gerente de producción de Kilafen, explicó que pese a las dificultades que hubo para sembrar –debido a precipitaciones constantes y excesivas– esta empresa sembró 5.500 hectáreas, lo mismo que en la campaña pasada.

En esas chacras la cosecha se adelantó mucho en relación a lo habitual, lo que sorprendió, sobre todo considerando que en muchos casos la siembra fue tardía.

Comentó que “los trigos se apuraron excesivamente, posiblemente por enfermedades, por algo de fusarium y por el calor que tenemos ya hace rato”.

En cuanto a los rendimientos, “son muy malos, de 2.000 a 3.000 kilos de trigo por hectárea, y además tenemos problemas de peso hectolítrico”.

Salvo que la lluvia obligue a una pausa, la cosecha no parará pues los trigos están listos. La buena noticia es que ello permitirá una siembra temprana de las sojas de segunda. Kilafen ya sembró casi el 90% del área de soja de primera prevista, 12.000 ha, área similar a la que sembró en 2013.

Álvaro Núñez, agrónomo y gerente técnico de la Unión Rural de Flores (URF),  comentó que ya trillaron un tercio del área de trigo y los rindes oscilan mayoritariamente entre 2.000 y 2.500 kilos por ha, con chacras por debajo de los 2.000 kilos, pero a la vez otras de 3.500 kilos y algo más, aunque eso es excepcional.

“Es un año complicado, un año extraño, con el peso hectolítrico como principal problema”, citó. Al respecto, indicó que un trigo con un peso hectolítrico menor a 73 se lo considera forrajero, habiéndose cosechado trigos por encima y por debajo de ese rango.

Comentó también que trigos de una misma variedad han mostrado comportamientos muy distintos, lo que no es habitual.

En tanto, precisó que el trigo que ingresó a los silos no tiene problemas graves de calidad de fusarium y DON.

“El ciclo del cultivo se hizo más rápido y terminó abruptamente, eso explica el problema de llenado y los problemas que hubo de enfermedades de hoja, sobre todo mancha y bacteriosis”, expresó.

La URF sembró 18 mil ha. La idea era reiterar el área de 30 mil ha de 2013, dijo el profesional, pero no se pudo dadas las dificultades que produjeron principalmente los excesos de lluvias cuando la siembra.

Notorio avance en la siembra de soja

Carlos Dalmás, agricultor y asesor agrícola, comentó que en las chacras que maneja –ubicadas en Colonia, Soriano y Canelones– la siembra de soja de primera alcanzó ya a 70% del área prevista, “la siembra avanzó muchísimo en estos días”. Incluso en donde se cosechó trigo la gente inició ya la siembra de sojas de segunda. La siembra de soja, aunque ahora el suelo está ya un poco seco por tantos días sin lluvias y con calor, seguía ayer a la espera de precipitaciones anunciadas para hoy.

Dalmás indicó, en tanto, que “increíblemente se ha avanzado mucho en la cosecha de trigo y cebada, en fechas fuera de lo común”, con rindes en trigo de 3.500 kilos a 4.000 kilos por ha en chacras de Colonia, “que son buenos, pero por debajo de lo esperado, con una calidad algo más baja que lo aceptado por la industria, pero son trigos comercializables y en calidad mucho mejor a lo que sucede en el norte del país”.

En el caso de la cebada, según comentó el agrónomo, se han dado rendimientos en la zona de Colonia de 3.000 kilos por ha, “con algunas cebadas con problemas de calidad, con granos pequeños, y otras buenas”.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *