20 de noviembre de 2014 01:50 AM
Imprimir

El campo, jaqueado por los altos precios del gasoil

El combustible es uno de los principales insumos de los productores. Tienen que gastar hasta el doble de granos para llenar el tanque

El precio del litro de gasoil para el sector agropecuario se ubicó este mes en torno a 1,40 dólares, un 8,4% por encima de los valores del año anterior. Pero el incremento en dólares de este insumo clave para el campo ha sido mucho mayor desde 2010, en torno al 50%. La situación, provocada por la liberalización de los precios de los combustibles dispuesta por el gobierno en favor de la petrolera YPF, mantiene en jaque a los productores, que deben destinar hasta el doble de sus granos que unos años atrás para cargar el tanque de sus camionetas y tractores.

El impacto de los altos precios del gasoil en las cuentas de los establecimientos rurales es motivo de queja constante entre los productores. Uno de ellos puso como ejemplo que para recorrer las rutas con su camioneta gasta unos 12 litros de gasoil por hora, que a 11,63 pesos por litro le significan un costo de casi 140 pesos cada 60 minutos de marcha. En el sur bonaerense, en tanto, pequeños chacareros relataron que -como nunca antes- tendrían que vender todo un “equipo” de trigo (unas 20 toneladas) para poder comprar magros 2.000 litros de gasoil.

Los datos estadísticos que mes a mes publica la revista Márgenes Agropecuarios permiten entender la situación: ante el notable encarecimiento en dólares del principal combustible utilizado por el agro, el valor de compra de los productos del campo se redujo de manera considerable.

Un ejemplo: en 2010 el precio promedio del gasoil fue de 0,93 dólares por litro, en tanto que ahora trepó a 1,40 dólares. Por cada kilo de soja, en tanto, el productor cobraba hace cuatro años a 0,254 dólares y ahora recibe 0,293 dólares. El cultivo estrella del agro subió bastante menos que unos de los principales insumos para producirlo. Y así, si antes se necesitaban 4 kilos de soja para pagar 1 litro de gasoil, ahora esa relación es de casi 5 kilos.

En la década pasada esa relación había sido mucho más favorable para los chacareros, pues en promedio necesitaban 2,8 kilos de soja para comprar cada litro del combustible. Es decir, ahora prácticamente se les duplicó el costo del gasoil en relación al periodo entre 2005 y 2009.

Con todos los cultivos sucede algo parecido. En 2010 se necesitaban 7,62 kilos de maíz por litro de gasoil y ahora hacen falta 11,44 kilos. Actualmente se deben destinar 9,18 kilos de trigo, cuando cuatro años atrás necesitaban solamente 6,29 kilos.

En el caso de los tamberos, si en 2010 el costo del gasoil equivalía a 2,74 litros de leche, ahora esa relación llega a 3,78 litros. La ganadería vacuna tampoco es la excepción (aunque sus precios subieron, a diferencia de los granos que bajaron un 25% el último año), pues hace cuatro años se necesitaban vender 57 kilos de novillo en pie para adquirir 100 litros de gasoil y ahora hacen falta 70 kilos.

El agro, tanto para producir tranqueras adentro como para transportar los granos hacia los silos, demanda una tercera parte del total del gasoil que se produce en el país. Un estudio de la Bolsa de Comercio de Rosario para la campaña 2012/13, estimó que solo el sector agrícola pampeano utilizó cerca de 1.800 millones de litros del combustible, por los que se pagaron 10.800 millones de pesos. Pero desde entonces, los precios en pesos del gasoil se han duplicado.

Luego de tres trimestres de 2014, los volúmenes de consumo de gasoil han caído en el país más del 3%, según un informe reciente de la Fundación Mediterránea.El trabajo vinculó esta situación “con la menor actividad en el sector agrícola y la contracción de la actividad industrial”.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *