29 de noviembre de 2014 10:26 AM
Imprimir

En Chile el Índice de Precios de Productor marca baja competitividad de la agricultura

Economista Guillermo Riquelme explicó que ello se debe al incremento de los costos de producción de este sector, particularmente de la mano de obra, energía e insumos

La persistente alza en los costos de los sectores de distribución de servicios básicos (eléctrica, gas y agua) y la agricultura, del orden de 0,5% y 3,5%, respectivamente, es uno de los datos que arrojó el Índice de Precios de Productor (IPP), pese a que en términos generales éste mostró una baja de -1,6% en octubre.
Según explicó el economista Guillermo Riquelme, el IPP “es un indicador económico que permite proyectar en alguna medida la inflación del país, a través de la evolución de los precios de las materias primas o insumos que utilizan las empresas”.
Añadió que las cifras dadas a conocer por el Instituto Nacional de Estadísticas (INE), ponen en evidencia una significativa pérdida de competitividad, principalmente para las actividades focalizadas en la exportación de sus productos.
El investigador asociado al Centro de Estudios y Gestión Social (CEGES) de la Universidad Autónoma de Chile en Talca, explicó que lo anterior obedece a la preocupante alza de los costos de producción en la agricultura, tales como la mano de obra (80% en los últimos diez años); la energía -electricidad y petróleo- fruto de la mayor incorporación al proceso productivo agrícola de maquinaria, equipamiento y tecnología,  y los insumos, siendo los fertilizantes los que más han aumentado en lo que va del año.
Acotó que en el Maule, esta menor competitividad “se ve aún más agravada por las sequías y heladas que han estado dañando, tanto el cultivo, como la cosecha de los principales productos agrícolas de la zona. Es de esperar que la depreciación del tipo de cambio, venga en parte a compensar los altos costos de producción agrícola”.

A LA BAJA
Riquelme indicó que el resultado del IPP se explica fundamentalmente por la variación de un -2,6% del precio del cobre, que hay que interpretar como un efecto de la contracción de la demanda internacional por cobre, y las bajas expectativas de crecimiento para la economía mundial para el 2015.
El economista agregó que la manufactura también registró una caída de -0,7%.“La baja del precio de las materias primas e insumos de este rubro se debe, principalmente, al proceso de contracción de la actividad industrial que se observa desde hace un año y medio, con una “desinversión” del sector por sobre el 14%”, afirmó.
Acotó que, en el caso del Maule, dicha contracción se evidencia en las recientes cifras del Indicador de Actividad Económica Regional(INACER), que dan cuenta del decrecimiento de la industria tradicional de la región, como la vitivinícola, maderera, de conservas y agroindustria, en general. “Esto conlleva a una disminución de la demanda interna de materias primas e insumos productivos, lo que provoca, a su vez, una baja en el precio de dichos factores”, enfatizó.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *