30 de noviembre de 2014 14:48 PM
Imprimir

Uso de antibióticos y nuevas alternativas en la prevención y tratamiento de las mastitis clínicas

Sin lugar a dudas una de las máximas preocupaciones de los productores lecheros es la presencia de la mastitis bovina en cualquiera de sus presentaciones, esta enfermedad representa la de mayores pérdidas en los establos lecheros por los diferentes puntos que afecta tanto a nivel de vaca hasta la comercialización adecuada de la leche.

Las pérdidas a nivel de vacas se dan por las diferentes presentaciones de mastitis: sea clínica, subclínica o crónica.
En el caso específico de la mastitis clínica, ésta presentación es la de mayor impacto ya que animales completamente sanos en un día al siguiente pueden bajar drásticamente su producción y dependiendo de la severidad se pueden perder cuartos mamarios o incluso la misma vaca por no tener respuesta al tratamiento o por la muerte de ella como consecuencia de la severidad de la infección.
A nivel subclínico aunque no se aprecia una disminución drástica de la producción láctea el porcentaje de disminución constante al final representa la de mayor costo por mastitis  pero lo más importante es la alteración de la calidad de leche en donde los niveles celulares somáticos son altos,  también la asociación de conteos bacterianos elevados y con la disminución de componentes deseables en la leche como la grasa y proteína. Actualmente éstos parámetros son los determinantes para la buena comercialización y pago de la leche. En donde se pueden tener premios o caso contrario castigos o no recolección de la producción.
A nivel de tratamientos estos cada vez son más largos incluso superando los 7 días en casos de tratamientos extendidos en contra de bacterias muy específicas como los estafilococos, en este punto el riesgo de tener contaminación por residuo de antibióticos en el tanque siempre va a estar latente. También es importante señalar que durante el proceso de tratamiento y el tiempo que se requiere para que la vaca elimine el total del antibiótico la leche separada y eliminada representa el mayor costo por concepto de tratamientos ya que estos oscilan entre 7 y 11 días.
Tradicionalmente el control de nuevas infecciones intramamarias  se hace en base al desarrollo de rutinas de ordeño de excelente  preparación de los pezones  en donde se deben de eliminar la mayoría de los microorganismos causales de mastitis, siendo un éxito en muchas empresas pero por el contrario en otras a pesar de tener las rutinas de ordeño establecidas la presentación de nuevos casos de mastitis sigue siendo alto. Además también la presentación de la enfermedad no solamente se da en animales lactantes sino también en el grupo de secas teniendo una alta incidencia de mastitis clínica o subclínica dentro de los primeros 30 días en leche. Se considera que la presentación de nuevos casos de mastitis durante este periodo son consecuencia del manejo de los animales al momento del secado y durante el tiempo que estos duran en el corral de secas y reto. También es de apreciar la presencia de casos de mastitis no solamente en vacas recién paridas multíparas sino también en vaquillas de primer parto.
Además de tener establecidas las rutinas de ordeña y el manejo de las vacas para evitar las nuevas infecciones intramamarias  se tiene el apoyo del uso de antibióticos en los protocolos de prevención y tratamiento de las mastitis clínicas y subclínicas.
De manera preventiva para los momentos de mayor presentación de la mastitis que es después del secado, los días que rodean el parto y los días que se tienen los picos de alta producción  se tiene la aplicación de antibiótico vía intramamario al momento de secar a la vaca, estos productos deben de tener las condiciones de calidad, potencia, dosificación y duración que nos garantice la eliminación de infecciones presentes en este momento y sea capaz de prevenir las que ocurren durante todo el tiempo de permanencia en corral de seco.
Para el caso de uso de antibiótico en procesos clínicos estos se deben de utilizar bajo un protocolo  bien definido en donde intervienen 4 factores a evaluar y que son:

 
• CONDICIÓN DE LA LECHE: en donde se debe de observar el color, consistencia y presencia de grumos así como los contenidos que se pueden tener, como sangre, suero o ausencia total de contenido
• CONDICIÓN DE UBRE: con presencia de inflamación, dolor, edema, cambio de coloración de los pezones.
• TEMPERATURA CORPORAL: signo que indica gran parte de la gravedad de la vaca a mayor temperatura existe una mayor probabilidad de toxemia y un mayor desarrollo de la infección.
• CONDICIÓN DE LA VACA: en donde se aprecian los efectos de la gravedad de la infección y los requerimientos de la vaca para que pueda tener un desenlace adecuado de la infección, como hidratación, uso de antipiréticos, desinflamatorios, etc.
De acuerdo a las condiciones de los puntos anteriores se debe de clasificar perfectamente el grado de severidad para definir el antibiótico adecuado y la vía de aplicación.

 
Los grados de mastitis son LIGERO, MEDIO y SEVERO
Para los casos ligeros lo más recomendable son las terapias intramamarias  con tubos de antibiótico.
Para los casos Medios se recomienda además de la aplicación intramamaria tener un complemento con antibiótico vía parenteral y para la mastitis severa además de la terapia de antibióticos se debe de complementar con terapia de apoyo de hidratación, desinflamatorio, antipiréticos y aplicación de Vitamina del complejo B.
Se debe de poner atención en la combinación antibiótica con productos de alta calidad procurando sinergismo, revisar perfectamente las concentraciones, compatibilidad y horas entre aplicaciones, así como los tiempos de retiro convenientes para garantizar la eliminación completa del antibiótico.
Especial atención se debe de dar a las vacas con tratamientos para mastitis subclínicas, estos generalmente ocurren en casos en donde se requiere por condiciones de la leche del tanque de bajar los niveles celulares somáticos, estos son generalmente dados a vacas que presentan conteos celulares altos. Estas vacas son identificadas mediante pruebas de diagnóstico y para dar orientación a los tratamientos se debe de tener una prueba de evaluación a los diferentes antimicrobianos.
Por la exigencia de la calidad de leche que cada vez es más demandada por las compañías compradoras de leche, los manejos de las vacas cada vez son más finos para evitar los nuevos caso de infecciones intramamarias y se tiene una alta capacitación a los trabajadores de las salas de ordeño para tener una mejor ordeñabilidad, reduciendo los tiempos totales de ordeña, mejorar los estímulos de “baja da de leche” revisar los niveles de pulsación tener una atención y sanidad de las puntas de los pezones  así como el uso de desinfectantes  y antisépticos para pezones cada vez mejores.
La tendencia mundial de disminución del uso de antibióticos en los animales están llevando a que cada vez sea más común tener prácticas de manejo para tener lo mejor posible a las vacas ya que actualmente se pueden encontrar muchas empresas en donde las poblaciones son de varios miles de vacas o aunque sean de menor tamaño las condiciones de índice poblacional son muy altas. También es una práctica cada vez más común el integrar el uso de productos  y elementos que ayuden o potencialicen las funciones de los sistemas de defensa de la glándula mamaria. Estos se están dando de forma preventiva  y también curativa. Cabe señalar que cuando se utilizan antibióticos se puede tener una mejor evaluación de ellos en donde se puede apreciar perfectamente sus resultados como número de casos de mastitis al parto, eficiencia del tratamiento, días de duración, regreso a funciones normales lo más pronto posible, reincidencias, etc. Para estos productos la evaluación puede ser un poco más difícil ya que también se pueden tener algunas variables a favor o en contra.

 
En general las 2 vertientes en que se está trabajando son:
Confort animal
Potenciar los sistemas de defensa de la glándula mamaria

 
CONFORT ANIMAL
Se trabaja en la definición de corrales en donde las vacas se agrupen por edad o tamaño, número de vacas por corral en donde existan los echaderos individuales, que éstos sean suficientes y en corrales abiertos que se dispongan los metros cuadrados mínimos por vaca.
Raciones controladas por tiempos y con uso de productos tendientes a eliminar los posibles elementos que existan en la comida y que puedan tener acción sobre la función del sistema inmunológico como puede ser un ejemplo las micotoxinas.
Revisión en corral de vacas recién secas los chorreos de leche que puedan darse en animales recién secos  en donde se puede eliminar parte de la formulación antibiótica o de los selladores intramamarios internos que muchas veces confiamos en que realicen sus funciones de no permitir la entrada de bacterias.
Corrales con manejo que permitan estar siempre limpios y cómodos, además del número adecuado de animales en ellos que muchas veces puede ser cambiante por las condiciones cíclicas de secado.
Áreas de vacas recién paridas con personal especializado en realizar las primeros ordeñas con excelente manejo, limpieza y con productos de alta calidad.
Suplementación de microelementos  vitaminas y minerales específicos para el desarrollo de las células de defensa con mayor número y disponibilidad para respuesta antimicrobiana como Selenio, Cromo, Zinc, vitamina E  y extractos de elementos  como levaduras o enzimas para un mejor desempeño digestivo y absorción de nutrientes.

 

 
POTENCIALIZAR SISTEMAS DE DEFENSA DE LA GLÁNDULA MAMARIA.
Es el uso de elementos que ayuden a la respuesta de los sistemas de defensa de la glándula mamaria  tanto en las cuestiones físicas como humorales y celulares.

 
• Físicas
La protección de la barrera física del canal del pezón muchas veces es dañada por la acción de la máquina de ordeño o por la larga permanencia de ella sobre los pezones causando hiperqueratosis y pérdida de la función de cierre perfecto, como elemento muy simple y básico es el sello o post dip que mantiene desinfectada esta parte mientras el esfínter cierra nuevamente, a nivel de vacas secas se tienen 2 elementos de protección para ayudar a la protección de la glándula mamaria aparte de la terapia de antibióticos, que es el uso de selladores internos con la aplicación interna de una solución que actúa como barrera física en contra de las bacterias que permanece durante todo el periodo seco, esta protección debe de ser removida durante el primer ordeño de las vacas recién paridas, y el uso de selladores externos que formen una capa de látex  que permanece sobre la superficie del pezón durante los primeros días después del secado, se debe de tener una segunda aplicación de producto 10 días previos  a la fecha probable de parto.

 
• Humorales
La investigación de los últimos años ha desarrollado los elementos que se utilizan en la formación de anticuerpos específicos en contra de los microorganismos causales de mastitis , independientemente de la producción natural de la vaca cuando ha sido expuesta con anterioridad a estos elementos, el uso de vacunas principalmente en contra de Staphylococcus aureus y el complejo coliforme se ha ido mejorando paulatinamente con la selección de cepas con alta respuesta antigénica incluso con bacterias productoras de biofilm con adyuvantes de alta calidad, estas vacunas generalmente son con varias aplicaciones y tendientes a proteger durante el periodo seco y los primeros 30 días de lactancia,  además de la aplicación en contra de Staphylococcus aures cada 6 meses , también generalmente estas vacunas son de índole preventivo. Por otra parte la aplicación ya de los anticuerpos neutralizantes específicos en contra de las  bacterias involucradas en las nuevas infecciones  acortan el tiempo de producción ya sea por la vaca o por efecto de una vacuna , teniendo niveles adecuados de producción muy rápido  y que se pueden aplicar en cualquier época de lactancia y  además dirigida específicamente sobre el microorganismo  que es el causal del problema, esta técnica se puede aplicar de forma preventiva  y también de ayuda en casos clínicos para la eliminación de los microorganismos en conjunto con las defensas celulares. Es prioridad en aquellas empresas lecheras en donde la presión para reducir los niveles celulares somáticos en tanque de leche deben de ser lo más pronto posible para seguirla comercializando.

 
• Celulares
Una vez que los microorganismos han superado las barreras físicas y humorales la respuesta celular se ve involucrada en eliminar a los microorganismos presentes mediante la migración de las diversas células que lo componen, un sistema inmunológico va a responder adecuadamente cuando se propician las condiciones ideales de confort, alimentación y tranquilidad de las vacas sumado a un excelente trato, en algunos momentos la respuesta inmunológica se ve disminuida por factores de estrés en donde la consecuencia es la falta de respuesta  y migración de los poliformonucleares o granulocitos  a combatir la infección , factores que favorecen esto son los diferentes estados que pasan las vacas  en las etapas de producción siendo más intensa en el periodo seco y previo al parto en donde la vaca por  los cambios hormonales nutricionales, por los balances energéticos negativos, deficiencia en consumo de elementos antioxidantes, secreción de glucorticoides (cortisol) inhiben  la producción de anticuerpos y la respuesta citotóxica por estar desconectados los genes que intervienen en este proceso. En la etapa del periparto esta es la causa de mayor susceptibilidad a enfermedades no solamente como mastitis sino también metritis y neumonía, es común ya la utilización de elementos que favorecen el crecimiento de los granulocitos específicamente los neutrofilos las principales células de migración rápida y en alta cantidad al sitio de infección.
Por ultimo existen en el  mercado los elementos que se aplican para disminuir los conteos celulares somáticos  e incluso para combatir la infección presente y que se tienen variadas vías de aplicación desde tomadas, intramamarias e inyectadas.
Algunos ejemplos son los siguientes: Componentes de caseína, tubos intramamarios con altos niveles de Zinc o con productos de extractos vegetales y antiinflamatorios, consumo de enzimas para mejorar la absorción intestinal, adición o aplicación de minerales en la dieta y/o inyectados además de algunos otros   que se pueden encontrar en el mercado pero son  elementos que en  la mayoría de los casos no tienen una explicación del modo de acción.
Generalmente el uso de estos productos alternativos al uso de antibióticos se debe de evaluar de forma meticulosa, valorar los resultados, observar el costo beneficio. La practicidad de su utilización. Y que poco a poco nos lleve a tenerlos como una alternativa o complemento al uso de antibióticos


Este trabajo también fue presentado en el 3er Precongreso IASA-AMVEB 2014 en el marco del 14º Congreso Internacional de MVZ Especialistas en Bovinos 2014.

 


REFERENCIAS

-Hu, S., Concha, C., Cooray, R. and Holmberg, O. 1996. Ginseng enhanced oxidative and phagocytic activities of polymorphonuclear leucocytes from bovine peripheral blood and stripping milk. Vet. Res. 26, 155-16
-Kehrli, M.E, 2002. Importance of functional mammary gland immunity during times of stress. Proc. Natl. Mastitis Counc. pp. 11-21.
-Kehrli, M.E, and Harp, J.A. 2001. Immunity in the mammary gland. Vet. Clin. North Am.: Food Animal Pract., 17, 495-516.
-Kimura K, et al. Effects of the presence of the mammary gland on expression of neutrophil adhesion molecules and myeloperoxidase activity. J Dairy Sci. 1999;82:2385-239.
-Meglia, G.E.; Mata , H.T.Mecanismos específicos e inespecificos de defensa con referencia a la glandula mamaria de los bovinos productores de leche.
Producción Bovinos para Leche. Facultad de Ciencias Veterinarias, UNLPam., Gral. Pico, La Pampa
Nickerson, S. C., E. P. Hovingh, C. Peterson, S. Brannock, E. Schaffer, and P. W. Widel. 2008. Administration of a Staphylococcus aureus bacterin to dairy heifers reduces new infection rate and somatic cell counts at time of calving. Paper presented at the American Dairy Science Association annual meeting, Indianapolis, Ind. Journal of Dairy Science 91:300, E-supplement 1, abstract No. 247.
Nickerson, S. C., W. E. Owens, and R. L. Boddie. 1995. Mastitis in dairy heifers: Initial studies on prevalence and control. Journal of Dairy Science 78(7): 1607-18.
Nonnecke BJ, et al. Effects of the mammary gland on functional capacities of blood mononuclear leukocyte populations from periparturient cows. J Dairy Sci. 2003;6:2359-2368.
Oliver, S. P., M. J. Lewis, B. E. Gillespie, and H. H. Dowlen. 1992. Influence of prepartum antibiotic therapy on intramammary infections in primigravid heifers during early lactation. Journal of Dairy Science 75(2): 406-14.
Owens, W. E., S. C. Nickerson, P. J. Washburn, and C. H. Ray. 1991. Efficacy of a cephapirin dry cow product for treatment of experimentally induced Staphylococcus aureus mastitis in heifers. Journal of Dairy Science 74(10): 3376-82.
Effects of staphylococcus aureus mastitis on bovine mammary gland plasma cell populations and immunoglobulin concentrations in milk
• M.Z. Doymaz1,
• L.M. Sordillo2,
• S.P. Oliver1,
• A.J. Guidry3
-Sordillo, L.M.; Scott, N.L. 1995. Alternative approaches for the prevention and treatment of mastitis. The Bovine Proceeding, 27: 54–60.
-Sordillo, L.M.; Shafer–Weaver, K.; DeRosa, D. 1997. Immunobiology of the mammary gland. J. Dairy Sci. 80: 1851–1865.
-Sordillo, L.M.; Nickerson, S.C.; Akers, R.M.; Oliver, S.P. 1987. Secretion composition during bovine mammary involution and the relationship with mastitis. Int.  J. Biochem. 19: 1165–1172.
-Targowski, S.P.; Klucinski, W. 1983. Reduction in mitogenic response of bovin
-Tizard, I. 1996.Veterinary Immunology: an introduction. 5th Edition. W. B. Saunders Company, Philadelphia, USA.
-Wegmann, T.G.; Lin, H.; Guilbert, L.; Mosmann, T.R. 1993. Bidirectional citokine interactions in the maternal – fetal relationship: Is successful pregnancy a TH2 phenomenon? Immunol. Today 14: 353–356.
-Zecconi, A.; Smith, K.L. June 2000IDF International Symposium on Ruminant Mammary Gland Immunity. Page 16. 11–14 . Stresa, Italy

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *