9 de octubre de 2009 10:44 AM
Imprimir

No llegó el dinero para fruticultores

Los fondos iban a utilizarse en la poda de las chacras frutícolas, pero muchos pensaron en proteger sus cultivos contra heladas.

Gran incertidumbre y expectativa se vive en esta región debido a la ausencia de los fondos comprometidos por Nación, a través de los municipios, que originalmente iban a ser destinados a las tareas de poda en las chacras frutícolas de Río Negro y Neuquén.
Hace casi tres semanas, y luego de varios meses de demora, la titular de la secretaría de Producción de Río Colorado, Verónica Villalba, había anunciado que estaban llegando los fondos –que sumaban 9 millones de pesos para toda la provincia– acordados dentro del marco del Plan Frutícola Integral para ser distribuidos entre los productores de hasta 20 hectáreas, a razón de 500 pesos por hectárea, que alcanzaría a un centenar de ellos en esta zona.
Ya había generado controversias el tema en una primera instancia cuando se decidió, de manera inconsulta en el seno de la secretaría de Agricultura de la Nación, que –a diferencia de lo que ocurría habitualmente– en esta ocasión se manejara todo desde las comunas y no a través de las cámaras de productores.
Sin embargo, finalmente el dinero no llegó, la época de poda pasó largamente y los productores aún están a la espera.
"Hace más de una semana el legislador Ademar Rodríguez nos dijo que tenía información de que los fondos habían sido depositados, pero hasta el momento nadie más nos pudo decir qué pasó, ya que todavía no fueron distribuidos en ninguna parte de la provincia", afirmó el titular de la Federación de Productores de Río Negro y Neuquén, Manuel Mendoza.
"Da bronca, porque hace un año la presidenta (Cristina Fernández) hizo este anuncio en Villa Regina y ni siquiera tenemos esta primera parte de los 40 millones comprometidos para el sector frutícola", agregó.
En efecto, esos fondos se esperaban para las tareas de poda de invierno pero, pero muchos –fundamentalmente los que no cuentan con sistemas de riego mecanizado– se preparaban entonces para utilizar ese dinero en los sistemas de protección de heladas.
Sin embargo, anteayer los productores frutícolas de la región vivieron la noche más rigurosa en lo que va de la temporada, no ya por el bajo registro térmico sino por la duración de la considerable helada, que alcanzó los -2º C en las primeras horas de la madrugada.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *