9 de octubre de 2009 11:13 AM
Imprimir

En una semana se iniciará la cosecha de arándanos

La mejora en las condiciones climáticas favoreció el crecimiento de los blueberries. Se calcula una producción de 2.500 toneladas de la fruta en la presente temporada. Vuelos directos entre Tucumán y Miami.

La llegada de los días cálidos a la provincia favoreció al cultivo de arándanos, en parte porque quedaron atrás los temores de que una helada tardía afecte las fincas con los berries, y porque las temperaturas elevadas impulsaron el crecimiento y la maduración de la fruta, que venía retrasada por el exceso de frío. La falta de condiciones apropiadas ocasionó que la cosecha de arándanos en Tucumán lleve una demora de 20 días.
El nuevo escenario renovó el optimismo de los productores del "blueberry". El presidente de la Cámara de Productores de Arándanos de Tucumán, Salvador Gallo, anticipó que la cosecha podría generarlizarse en una semana, si se mantienen las buenas condiciones climáticas.
"Si continúan estas temperaturas la fruta seguirá ganando tamaño y posibilitará que se generalice la cosecha. Ahora hay algunos productores que están sacando fruta, pero todavía no se entró en régimen de cosecha", indicó Gallo. Una vez que el sector logre acaparar volúmenes importantes de la fruta, la exportación vía aérea entre Tucumán y Miami comenzará de inmediato. Se prevé realizar un total de 30 traslados directos de blueberries entre Tucumán y Miami en la presente temporada. Cada vuelo transporta entre 55 y 70 toneladas de fruta.
El secretario de Desarrollo Productivo, Jorge Feijóo, confirmó que no se reportaron pérdidas por heladas en arándanos y adelantó que los vuelos a Miami se iniciarán apenas comience con fuerza la cosecha. El traslado se llevará a cabo a través de la empresa LAN, mientras que los equipos de carga pertenecen a la firma Intercargo.
El funcionario remarcó que durante la primera semana, la frecuencia será de un vuelo cada día por medio, mientras que a partir de la segunda semana se efectuará un vuelo diario. Los productores pretenden iniciar cuanto antes la exportación, para aprovechar los buenos precios de la fruta.

Problemas
El año pasado sólo se realizaron 15 embarques con arándanos -tres a California-, aunque en un principio la estimación era de 35 vuelos. Pero las heladas tardías registradas en la provincia a principios de setiembre obligaron a cambiar los planes, ya que el fenómeno provocó la pérdida de un 50% de la cosecha prevista en ese entonces. Estas bajas temperaturas también provocaron un retraso del inicio de cosecha, lo que implicó perder gran parte de la fruta de primicia -que es la más rentable- y por la que Tucumán se caracteriza y atrae a los mercados internacionales.
En la presente campaña se cosecharán unas 2.500 toneladas de blueberries, aproximadamente el doble que lo obtenido en la temporada 2008.
Los productores no quieren demorar más la cosecha debido a que deben hacer frente a los gastos de campaña, que son elevados en este cultivo. El arándano es un cultivo de elevado costo de producción por los distintos insumos que requiere como plantas, plásticos, equipos de riego y una gran infraestructura de cosecha y poscosecha, pero principalmente por la mano de obra que se necesita para afrontar la cosecha y el empaque de la fruta.
Detalles de la logística

El arándano tucumano se exporta a los principales países del primer mundo. Los exportadores de arándanos se encargan de contratar los servicios de vuelos y de logística, y la Provincia suministra la carpa de frío que necesita la fruta previo al embarque, que se realiza en las instalaciones del aeropuerto internacional Benjamín Matienzo.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *