9 de enero de 2015 23:55 PM
Imprimir

El campo habla . . . . . .

… que casi sin tiempo para el respiro arrancó 2015. Mientras todavía se festejaba el inicio del año (como en Mar del Plata, donde se vivió “la guerra de la merluza”, pero de fuegos artificiales y entre los más grandes empresarios de la pesca), los tamberos recibían la amenaza de una “baja” en el precio […]
… que casi sin tiempo para el respiro arrancó 2015. Mientras todavía se festejaba el inicio del año (como en Mar del Plata, donde se vivió “la guerra de la merluza”, pero de fuegos artificiales y entre los más grandes empresarios de la pesca), los tamberos recibían la amenaza de una “baja” en el precio de la leche en tranquera de tambo, lo que, inmediatamente, encendió la mecha del reclamo.
Es que además del estancamiento productivo de casi una década en alrededor de 11.000 millones de litros, también desaparecieron más de 7.000 establecimientos en el mismo lapso.
La disputa finalmente se postergó hasta mediados de este mes, cuando se reunirán las partes -usinas y tamberos-, pero con la intervención del propio jefe de Gabinete, Jorge Milton Capitanich, y del novel secretario de Comercio, Augusto Costa (que sigue lidiando también con los precios del aceite), aunque no hay demasiadas expectativas, ya que el sector tambero está esperando respuestas desde 2005 (!!)…
El hecho es que los funcionarios intentan frenar las subas, sobre todo en el precio de alimentos que, según FIEL, registraron en 2014 una suba del 38,2% para la CBA (Canasta Básica Alimentaria), y del 41,3% para la CBT (Canasta Básica Total).
El caso es que no pocos sectores viven la misma situación que el lechero, más aún, los que incluyen proceso, como el mencionado aceitero, o el vitivinícola que aceleradamente sigue perdiendo posiciones debido al cóctel explosivo de aumento de costos, caída de las exportaciones por falta de competitividad (que se atribuye al atraso del dólar) y a las contingencias climáticas…
 

…que, si de estado del tiempo se trata, Misiones fue la provincia que registró el peor clima al comenzar el año, ya que allí hubo un verdadero desastre. A modo de mínima compensación, cayó la noticia de que una gigantesca empresa mundial de comidas rápidas (que se caracteriza por una M dorada), debido al desabastecimiento de insumos básicos que se registra en Venezuela, comenzó a probar con mandiocas, para sustituir a sus clásicas papas fritas.

La noticia podría ser de alto impacto en el NEA donde se concentra la producción de esta especie, en general, por parte de micro productores…Pero no fue el único lugar con crisis climáticas. Es que la ola de calor fue alternada en muchas zonas con lluvias muy copiosas, y mangas de granizo en varias localidades de la Pampa Húmeda.
En el Litoral, mientras tanto, los excesos hídricos ya pusieron en alerta a varias localidades de Entre Ríos, Corrientes y el norte de Santa Fe, mientras se intenta avanzar con la siembra de la gruesa, muy atrasada especialmente en el caso del maíz. Algo similar ocurre con la cosecha, aunque Rosario ya recibió el primer lote de soja de la campaña 14/15, que provino de Santiago del Estero. Se trata de 30 toneladas logradas por el santafesino Miguel Angel Torresi, en Los Juries, en el sudeste santiagueño.
En tanto, productores bonaerenses nucleados en Carbap, se reunieron anoche en Brandsen a fin de tratar de encontrar alguna salida a la producción, debido a la falta de caminos utilizables en muchas comunas, directamente intransitables. Algo similar ocurre con varias rutas entrerrianas, lo que le valió alguna chanza a su gobernador, Sergio Ulibarri, totalmente lanzado ahora a la campaña política.

 
 

…que, aunque se registró 30% menos de actividad por parte de las cosechadoras de trigo, igual las cifras oficiales hablan de un volumen de alrededor de 11 millones de toneladas para el cierre de la recolección de este cereal.

A la cifra, puesta muy en duda por la mayoría de los privados, hay que agregar problemas de calidad en muchas de las partidas, debido a las irregulares condiciones climáticas que atravesó el cultivo, y a la menor aplicación de fertilizantes, herbicidas e insecticidas que se hubo por problemas de costos.
El caso del maíz también está complicado ya que no se estaría superando los 3 millones de hectáreas sembradas hasta ahora, lo que arrojaría una cosecha de apenas alrededor de 20-22 millones de toneladas…
Ahora, como en buena parte de las producciones, todo depende finalmente del clima que deberá regularizarse cuanto antes, o las pérdidas seguirán incrementándose.
Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *