23 de octubre de 2009 21:10 PM
Imprimir

"Hay que seleccionar fruta de excelencia para que llegue en buenas condiciones al consumidor"

Eduardo Gallo, presidente de la Asociación de Productores, recomendó manejar con cuidado la fruta. Precio y calidad.

Es febril el ritmo de trabajo en los campos y en los empaques de arándanos. En las fincas las tareas se intensificaron hace ya tiempo, con los preparativos del personal de cosecha y de las instalaciones sanitarias y de frío con que deben contar los campos. Productores, exportadores y comercializadores avanzan con las tareas de cosecha, embalado y enfriado de la fruta, que conformará el primer vuelo desde Tucumán al exterior en esta campaña 2009.
 En las próximas horas se completará el cargamento que, por vía aérea, será enviado a los consumidores de los Estados Unidos, el principal destino que la fruta local. Los días cálidos favorecieron el cultivo y la maduración de la fruta, que venía retrasada por el las jornadas con frío que debió soportar.
El presidente de la Cámara de Productores de Arándanos de Tucumán, Eduardo Salvador Gallo, anticipó que la cosecha comenzó a  generalizarse en nuestra provincia. Sobre este tema, pero también sobre los cuidados que hay que tener en la cosecha, la capacitación del personal, la manipulación, la calidad de la fruta, la selección y clasificación y el precio fueron los temas que abordó en su diálogo con LA GACETA Rural, mientras hacía un alto en las tareas de coordinación del primer envío exportador de arándanos.

– ¿Qué cuidados hay que tener con la fruta cosechada?
– En primer lugar, la fruta que ha sido cosechada no debe quedar expuesta al sol, sino bajo la cubierta de un tendido de "media sombra". Además, una vez cosechada la fruta, hay que llevarla de inmediato al galpón para bajarle la temperatura y para que tenga una buen vida postcosecha. Estas tareas hay que cumplirlas ya sea que el productor tenga un empaque propio o si va a tener la fruta en depósito hasta enviarla a un empaque privado.

– La manipulación exige cumplir con ciertos procedimientos.
– Por supuesto, todo el proceso de cosecha de los arándanos debe adecuarse a los protocolos vigentes. Hay que evitar que la fruta se vea afectada en su calidad por cambios bruscos de temperatura.
Por ello, una vez que se recolecta del campo la fruta debe ingresar a la cadena de frío y nunca sacarla de esa condición. Hay que dejarla siempre que permanezca en un ambiente climatizado.
Asimismo, hay que darle buen trato de la fruta cosechada, y nunca golpearla.

– El precio va con la calidad.
– La calidad de la fruta es uno de los factores que inciden en el precio que obtendrá el productor. Por ejemplo, la fruta no debe estar blanda ni presentar golpes. Además, y en cuanto al estado sanitario, la fruta no debe contar hongos. Estos dos aspectos (estado de conservación y sanidad) son los que generan la mayoría de los casos de fruta rechazada.

– Cuando la fruta es rechazada, el que pierde es el productor.
– El que pierde es el productor, porqué asumió importantes inversiones y gastos para concretar el envío de la fruta. Pero cuando el envío es rechazado, se generan gastos y pérdidas adicionales.
En realidad, pierde la mayor parte de los integrantes de la cadena productiva-comercial.

– Pero el precio es el resultado de la relación entre la oferta y la demanda.
– Efectivamente. Pero la fruta de mala calidad se traduce en disminuciones del precio que el comprador paga al exportador/productor. Enviar fruta de buena calidad es sinónimo de cobrar un buen precio.

– ¿Qué protocolos se deben seguir en cuanto a la selección de la fruta para exportación?
– El proceso de "tamañado" se realiza a partir de la fruta que tiene un calibre mínimo de 11 milímetros. La fruta pequeña no se selecciona ni embalada para exportar.

– Siempre hay que seleccionar fruta de buena calidad.
– Insisto: la clasificación debe realizar sobre la buena de seleccionar sólo fruta de buena calidad, que esté en óptimas condiciones, para recién proceder a su empaque. Hay que utilizar recipientes adecuados, en cajitas que conformarán el "pallet" a exportar.

– ¿Qué otros cuidados debe tener el productor cuando cosecha?
– Diariamente debe revisar y controlar las condiciones en que está su campo y cómo trabaja su personal, para corregir lo que sea necesario. Además, la cosecha debe hacerse día por día. Nunca hay que cosechar fruta de un día para otro. Fruta que se cosecha va a la cámara de frío y se embala.

– Hay que vigilar de cerca las condiciones climáticas.
– Si un día llueve, hay que revisar las plantas y retirar la fruta que no reúna buenas condiciones. También hay que limpiar los campos (las plantas) de fruta que esté muy madura. Sugiero que vigilen las condiciones climáticas. El resultado de la campaña tendrá mucho que ver con la calidad y el calibre que tenga la fruta que se cosecha. Debes ser muy exigentes en este aspecto, al igual que en el aspecto y el estado sanitario de los arándanos.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *