13 de enero de 2015 12:08 PM
Imprimir

Portuarios esperan que el nuevo gobierno acuerde con Argentina

El año en el puerto de Montevideo fue “correcto” y “bueno”, pese a la disposición argentina de noviembre de 2013 de prohibir que carga de exportación de ese país transborde en las terminales uruguayas, aunque los operadores portuarios esperan que el nuevo gobierno llegue a una solución por ese asunto. El aumento de la mercadería […]

El año en el puerto de Montevideo fue “correcto” y “bueno”, pese a la disposición argentina de noviembre de 2013 de prohibir que carga de exportación de ese país transborde en las terminales uruguayas, aunque los operadores portuarios esperan que el nuevo gobierno llegue a una solución por ese asunto. El aumento de la mercadería paraguaya y el crecimiento de las exportaciones e importaciones, atenuaron el impacto de esa medida. De cualquier modo, no todos tienen la misma visión y, justamente, esa medida redujo la actividad en la Terminal Cuenca del Plata.

El presidente del Centro Nacional de Navegación (Cennave), Alejandro González, aseguró a El Observador que trataron de recuperar rápidamente la pérdida de ese volumen tras el “golpe” que supuso la determinación del gobierno de Cristina Fernández, lo que “paralizó” el transbordo de exportación argentina. La compensación llegó, continuó González, por el lado del aumento de las exportaciones e importaciones, y de la carga de Paraguay que “creció sensiblemente” en el puerto de Montevideo. “La carga paraguaya por Montevideo creció mucho y lógicamente amortiguó la parte negativa de la pérdida del transbordo argentino”, dijo. “Así que podemos decir que fue un año correcto” para el sector, indicó el titular del Cennave.

Juan Olascoaga, gerente general de Montecon, principal operador en los muelles públicos de la terminal montevideana, calificó a 2014 como “bueno” tanto para su empresa como para el puerto en general. Coincidió en resaltar el aumento de la mercadería paraguaya, que supuso un paliativo a la falta de los contenedores argentinos, a su vez que resaltó que Montecon “mantuvo su volumen o creció levemente respecto a 2013”.

“Fue un buen año también porque descargamos el 100% del material para los proyectos eólicos, y eso resultó ser muy bueno tanto desde el punto de vista económico como operativo”, añadió Olascoaga. “A todos nos fue relativamente bien, tanto a los empresarios como a los trabajadores”, insistió.

En cambio, la visión en Katoen Natie, la firma belga que ostenta el 80% de la Terminal Cuenca del Plata, es diferente al recibir gran parte de ese transbordo de mercadería argentina que ya no pasa por Uruguay.

“Nuestra reflexión es de frustración al no observar avances en una negociación: no hubo avances en el ámbito del Mercosur y en el bilateral, no hubo reuniones formales, solo informales de intercambio de información. A los efectos de la empresa y su impacto, las reuniones informales no satisfacen y no alcanzan”, dijo a El Observador, Fernando Correa, gerente de relaciones institucionales de la empresa.

Detalló que cerraron el año con 238.000 contenedores de movimiento, 13% menos comparado a 2013; el transbordo, que significaba el 60% de todo el movimiento de la terminal especializada, pasó a ser de un 40%. “Básicamente, el movimiento se dio por la exportación e importación, y por el aumento de la carga paraguaya, que hicieron que la caída no fuera superior”, aseguró Correa. “El nivel de barcazas paraguayas tuvo unaumento enorme, pero nosotros absorbemos el 95% de la medida” argentina, remarcó.

Según datos de la empresa, Katoen Natie en 2014 recibió casi 60 buques transatlánticos menos que el año anterior: 321 embarcaciones contra 380. En 2011, año récord, habían recibido 607 barcos y en 2012, 395.

 

Perspectivas para 2015

La empresa belga espera que este año, en el cual asumirá en el país un nuevo gobierno, “de una vez por todas Uruguay y Argentina se sienten a una mesa a negociar una solución” a la disposición argentina vigente desde noviembre de 2013. “Vemos que hay muchas reuniones por el dragado, pero el acuerdo bilateral de carga no está incluido y no ha habido una sola reunión formal” con relación a ese tema, aseguró Correa.

González, presidente del Cennave, también aguarda a que la situación con Argentina se solucione con las nuevas autoridades, para “encontrar los caminos para tener ese tipo de carga rápidamente”. En este punto, incluyó los “problemas” en torno al Martín García. El canal no cuenta con el dragado necesario, lo que en 2014 provocó que se encallaran embarcaciones.

“Es un debe que tenemos que definir en 2015. Debemos recuperar el diseño del canal, su profundidad y ancho, garantizar una navegación segura y que nuestros barcos puedan salir a 32 pies de profundidad (hoy pasan a 29 pies). Eso también va a permitir contar con la carga paraguaya por el puerto de Nueva Palmira. Después sí, tratar de profundizar el canal hasta 34 pies y dejarlo igual que el canal Mitre”, dijo González.

El naviero indicó que existe gran expectativa en el sector por la planta regasificadora, “una nueva actividad que ayudará al desarrollo de los puertos”, por el muelle C, cuya finalización de obra se prevé para mediados de año y que “va a marcar un antes y un después” en el puerto de Montevideo; y la terminal de granos Obrinel, que también quedaría pronta en 2015.

En tanto, para Montecon será momento de retomar, con las nuevas autoridades tanto en la Administración Nacional de Puertos (ANP) como en el Ministerio de Transporte y Obras Públicas (MTOP), su vieja aspiración de contar con grúas pórtico. “Queremos invertir en grúas pórtico para que el puerto de Montevideo crezca en productividad y sea bueno para la competencia interna”, dijo Olascoaga, su gerente general.

“Tenemos expectativas fundadas de que el nuevo gobierno es sensible en cuanto a la infraestructura portuaria, y en la necesidad de la combinación de capital público y privado. (Víctor) Rossi (futuro ministro de Transporte) es un buen conocedor de la actividad portuaria y está con ganas de hacer cosas”, concluyó el empresario

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *