13 de enero de 2015 12:15 PM
Imprimir

Exportación de carne: se perdieron u$s15 mil millones en 7 años

A esta cifra llegó un informe de CRA, que asegura que el país es el de peor performance entre los líderes en producción cárnica en ese período.

La Argentina es, entre los países líderes ganaderos, el que evidenció “el peor resultado” en los últimos 7 años en nivel de stock, exportaciones y producción del sector, según un informe dado a conocer ayer por Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), que estimó que la pérdida de ingreso de divisas por las trabas a las exportaciones de carne es cercana a u$s15 mil millones.

 

El análisis de CRA sobre el desempeño de los principales países ganaderos, entre 2007 y 2014, indicó que mientras naciones líderes mundiales en materia de producción ganadera como Brasil, Uruguay, Paraguay y Australia incrementaron su stock bovino durante estos últimos 7 años, la Argentina “mostró una caída del 11%”. “Esta caída se refleja en una fuerte contracción de las exportaciones (-62%), lo que significó una pérdida de divisas cercana a los u$s15 mil millones, cifra superior al vencimiento de deuda que debe enfrentar Argentina en 2015″, destacó el estudio.

 

La entidad atribuyó la situación a “la política económica argentina mantenida en los últimos 10 años”.

 

En línea con el comportamiento del stock bovino, el informe sostuvo que la Argentina fue el único país (dentro del grupo seleccionado) que “contrajo fuertemente su producción (-15%)”, mientras que el resto de los países como Uruguay, Australia y Paraguay “crecieron en su oferta de carne” un 2, 19, y 32%, respectivamente, “o bien se mantuvieron estables, como es el caso de Brasil”.

 

“Como consecuencia de la aplicación de cuotas de exportación y la presión impositiva a través de los impuestos a la exportación (descuento de un 15% sobre el precio internacional), la Argentina tuvo una fenomenal caída de las exportaciones, contrayéndose más de un 60%, siendo el peor desempeño dentro de los países líderes en el comercio de carnes bovinas”, remarcó. En este sentido, sostuvo que “a diferencia de la Argentina, otros países competidores como Paraguay y Australia se prepararon y aprovecharon las oportunidades de los mercados mundiales, creciendo 80 y 20%, respectivamente”.

 

“La pérdida de ingreso de divisas por las restricciones a las exportaciones de carne bovina le significaron al país una cifra cercana a los u$s15 mil millones, monto superior a los vencimientos de deuda que posee la Argentina en el 2015. Una política agropecuaria moderna podría haber permitido un ingreso fluido de dólares y haber evitado el cepo cambiario”, concluyó el informe.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *