17 de enero de 2015 00:52 AM
Imprimir

Con la plata a otro banco fue la respuesta del ruralismo a las trabas financieras

Sociedad Rural Argentina y CRA decidieron cerrar sus cuentas en el Banco Nación, entidad que -por orden del gobierno nacional- dejó de brindar servicios a los productores sojeros que no hayan liquidado la totalidad de la cosecha 2013/14.

La Sociedad Rural Argentina (SRA) y Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) decidieron el miércoles 14 de enero cerrar sus cuentas en el Banco Nación en respuesta al “bloqueo financiero” que la entidad impuso a los productores de soja que aún no liquidaron totalmente la cosecha 2013/14.

La medida fue adoptada en la primera reunión realizada en 2015 por cada una de las respectivas comisiones directivas, encabezadas por el entrerriano Luis Miguel Etchevehere en la SRA y el santafesino Rubén Ferrero en CRA.

La decisión se tomó en rechazo a la circular remitida por el Banco a sus clientes el pasado 18 de noviembre, donde se les comunicó que sólo podrían ser sujeto de crédito aquellos productores sojeros que demuestren no contar con existencias de granos de soja.

“En los países competidores de la Argentina, en materia de producción de alimentos los gobiernos acompañan al campo y los bancos públicos generan líneas de crédito para los sectores productivos. En cambio, acá en el país, el Banco Nación se usa como herramienta para extorsionar a los productores”, declaró al diario Ambito Financiero el presidente de SRA Luis Miguel Etchevehere.

Desde la entidad ruralista sostuvieron que con esta actitud, el Banco Nación incurre en el incumplimiento de su carta orgánica, que en el artículo 3 establece que uno de los fines de la institución es “apoyar la producción agropecuaria, promoviendo su eficiente desenvolvimiento”.

“Por eso entendemos que la decisión que la entidad financiera lleva adelante tiene como único fin extorsionar y perjudicar al productor al obligarlo a vender hasta el último grano”, dijeron en un comunicado oficial.

Asimismo explicaron que en la actualidad “la única forma que tiene el campo para defenderse de una inflación cercana al 40% anual es vender escalonadamente la producción, no sólo de soja, sino de cualquier otro producto. De lo contrario, perdería poder adquisitivo y no sería posible hacer frente al pago de sueldos, impuestos, servicios, insumos y todos aquellos gastos que se presentan a lo largo del año”.

Recordaron además que desde el sector agropecuario se alertó a las autoridades sobre “el error en el que estaban cayendo”, pero igual la entidad “continuó incumpliendo su estatuto”.

Frente a esta “intransigencia”, la Sociedad Rural decidió “interrumpir la relación financiera con esta entidad pública que ha decidido abiertamente perjudicar al campo, desconociendo sus responsabilidades y funciones”.

En el caso de Confederaciones Rurales, una fuente de la entidad ruralista aseguró a DyN que en la primera reunión del año del consejo directivo confederado se dispuso “dejar de trabajar con las cuentas del Banco Nación” para priorizar la utilización de “otras cuentas” que ya están en funcionamiento.

“Esto se debe a la falta de respuesta dada por parte del Nación a una serie de cartas enviadas al propio presidente del BNA, Juan Forlón. La última fue remitida el pasado 11 de diciembre de 2014; allí se pedía que se volviera atrás con la circular que proponía no darle créditos a los productores sojeros, y ante la falta de respuesta se procedió al cierre de cuentas“, indicó la fuente de CRA.

 

 

 

3_ENPALABRAS_IMG_2521.jpg

En los países competidores de la Argentina, en materia de producción de alimentos los gobiernos acompañan al campo y los bancos públicos generan líneas de crédito para los sectores productivos. En cambio, acá en el país, el Banco Nación se usa como herramienta para extorsionar a los productores

Luis Miguel Etchevehere

Presidente SRA

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *