18 de enero de 2015 19:53 PM
Imprimir

“Una cosa es conocer las estadísticas y otra, conocer la realidad” (Entrevista a Caleb O’kray agregado agrícola del Departamento de Agricultura de EEUU (USDA) para la región)

Llegado hace unos dos meses a Buenos Aires, su base para observar cuanto pasa en la producción de Argentina, Paraguay y Uruguay, Caleb O’kray es el nuevo agregado agrícola del Departamento de Agricultura de EEUU (USDA) para la región. Economista agrícola de profesión, lleva siete años en la institución. Estuvo anteriormente en grandes economías como China y Brasil, para ahora enfocarse en esta parte del Cono Sur. Durante su participación en la convención internacional Soy Sur, en Ciudad del Este, accedió gentilmente a la entrevista.

Campo – ¿Hace cuánto está en el cargo y cuáles son las instrucciones que va a seguir?

O’kray – Llegué a Buenos Aires hace dos meses. Trabajo en la embajada de EEUU pero con una cobertura regional. Una tarea fundamental para mí es elaborar informes de producción y comercialización de los productos, como la soja. En todo el mundo hay mucho interés de cómo se comportará este commodity. Además, somos responsables de elaborar los informes globales de la producción de los commodities. Estando aquí, debemos proveer estos datos de Sudamérica.

Campo – ¿Qué tipo de datos?

O’kray – Preparamos informes sobre el escenario actual. Ellos (Washington) quieren saber cuáles son las políticas más importantes que se tomaron o pueden influenciar en la producción. También qué volumen van a embarcar, cómo se da el comercio. También el clima es importante, un tema que necesitan entender y sus impactos. La infraestructura, cómo son los caminos, los puertos, cuáles son los desarrollos que influyen en la capacidad de exportar. Todo lo que sea infraestructura y también precios y la intención de los productores que van a plantar, qué superficie. Tratamos de proveer estos datos desde Sudamérica.

Campo – ¿Qué desean saber, qué les atrae?

O’kray – El hecho que hay un ambiente muy dinámico aquí. Realmente nos interesa todo lo que pasa en Paraguay y también en Uruguay. Antes de tomar las nuevas funciones hablé con colegas en Washington y a ellos les interesa muchísimo todo lo que pasa en Paraguay. Conocen poco de la realidad paraguaya y quieren saber lo que pasa.

Campo – ¿Antes de venir ya manejaba algunos datos del país?

O’kray – Hablé con colegas, además, vengo de Brasil. Pasé los últimos tres años haciendo informes de soja. Conozco bastante de la región, conozco un poco de lo que es el poder productivo de Argentina, Paraguay y Uruguay. Vine con esa base. Pero al mismo tiempo todavía necesito conocer más bien los campos, las chacras de Paraguay. Una cosa es conocer las estadísticas y otra, conocer la realidad ahí.

Campo – ¿Qué le comentaron?

O’kray – De lo que escuché parece que está desarrollándose bien. En conversaciones con colegas argentinos me contaron que en el pasado todos los porotos de soja iban a Rosario para ser procesados en harina y aceite. Pero ahora la capacidad de las plantas industriales (en Paraguay) aumentó muchísimo.

Campo – ¿Algo que le llamó la atención?

O’kray – Todavía debo conocer más las chacras paraguayas. Pero, el hecho de contar con más capacidad de procesar granos entonces, realmente, se agrega valor importante para productores y la industria paraguaya. Esto cae dentro de una estrategia buena para el país. También escuché que aumenta o mejora las barcazas y el sistema fluvial del país. Para mí todo eso fue nuevo. Siempre escuché que para comercializar la soja se usaba el puerto de Paranaguá. Un lugar que visité varias veces y conocí la realidad de exportar granos de Paranaguá. Es un puerto con muchas cosas entrando y saliendo. El hecho que Paraguay tiene otra alternativa para exportar me impresionó bastante y pienso que está bien posicionado.

Campo – ¿Cómo impactan las políticas de la región en el sector?

O’kray – En EEUU la política sectorial es bastante fija. No tanta variación. Hay vaivenes pero no como acá (región) que el impacto de las políticas se nota mucho más. Las inversiones en infraestructura, en manejo de suelo son a largo plazo. Si no tienen la certidumbre que se va a mantener la misma política a largo plazo, es difícil invertir. Las políticas tienen impactos más fuertes aquí.

"El hecho de contar con más capacidad de procesar granos entonces, realmente, se agrega valor importante para productores y la industria paraguaya. Esto cae dentro de una estrategia buena para el país. También escuché que aumenta o mejora las barcazas y el sistema fluvial del país. Para mí todo eso fue nuevo".

 

“El hecho de contar con más capacidad de procesar granos entonces, realmente, se agrega valor importante para productores y la industria paraguaya. Esto cae dentro de una estrategia buena para el país. También escuché que aumenta o mejora las barcazas y el sistema fluvial del país. Para mí todo eso fue nuevo”.

Campo – Existen dudas que los informes se “maquillan”, ¿qué dice al respecto?

O’kray – ¿Se refiere a la formulación de informes globales? Bueno, no es un misterio, muchos piensan que es algo conspiratorio o algo. Pero la verdad es que tenemos un equipo de expertos que provienen de cuatro o cinco agencias. Cada una tiene visión diferente. Mi agencia tiene más bien una visión internacional. Proveemos datos internacionales. Hay otra división con una visión más doméstica. Otra que se enfoca en programas de producción nacional. Y así, venimos con muchas visiones. Lo que queremos hacer como equipo de expertos es conseguir consenso de opiniones y es todo entre técnicos, funcionarios que no tienen una ideología política, un partido. No podemos tener intereses financieros en las bolsas de valores. No tenemos y hacemos lo mejor que podemos con los datos que tenemos, en el momento. Obviamente no somos perfectos, pero sí puedo decir que no hay ningún impacto, ninguna influencia política. Sí, hay una firma de un político al final, pero firma el documento sin saber cuáles son los contenidos. Es más como formalidad, pero no hay ningún político que tenga posibilidad de impactar en la decisión. Obviamente las bolsas y los mercados van a responder a nuestros informes y sabemos de esa realidad. Entonces somos conscientes en nuestra manera de preparar todo.

Campo – ¿Cuáles son las regiones con gran impacto?

O’kray – Trabajé en China un tiempo. Conozco la realidad y su rol importante como un mercado destino para los commodities. Para la soja es impresionante. Para algodón también tuvo rol importante a lo largo de últimos años. Maíz puede ser un mercado importante para el futuro, por la cantidad de habitantes que tiene y con el poder adquisitivo en aumenta, China es un jugador muy importante en el escenario global. Pero en cuanto el rol del Mercosur, también tiene un papel importante como proveedor de granos. Cuando uno mira el mapamundi, ve los países productores, exportadores y demandantes. Cuáles son los exportadores. Entonces se ve a EEUU, Canadá y luego los sudamericanos. Son los únicos que tienen un exceso para exportar. Todos los analistas del USDA en Washington saben de esa realidad y por eso hay una inversión fuerte en nuestra capacidad analítica en Sudamérica, porque sabemos la importancia de invertir para conseguir las mejores estadísticas que podamos conseguir de esta región tan trascendental.

Campo – ¿Hay predisposición de los gobiernos, de las instituciones para colaborar con el USDA?

O’kray – Una parte importante de nuestro trabajo es crear y mantener relaciones institucionales con grupos e individuos importantes en toda la cadena de producción y exportación. Porque hay que crear confianza entre las personas. A veces son muy abiertas, comparten información. Otras, menos. Obviamente todo el mundo tiene una específica visión de la realidad. Tratamos de conseguir la mayor cantidad de perspectiva para construir un escenario global y ofrecer el informe lo más veraz posible. Ciertamente, algunas fuentes son más cerradas que otras. Depende de las culturas. Pero así también tenemos algunos gobiernos con estadísticas oficiales buenísimas, realmente no tenemos tanto valor para agregar porque ofrecen buenas estadísticas. A veces buscamos otras fuentes, entonces lo que tratamos de hacer es trabajar con los productores y representantes de toda la cadena, para así tener perspectiva más global.

Campo – Con la aparición de nuevas áreas petroleras, ¿cambiaría la política energética de EEUU?

O’kray – Ciertamente, la Shell gas hizo descubrimientos en varios Estados. Entonces, hemos notado que va a cambiar la política extranjera con relación a muchos otros países en el mundo. Además, notamos una baja de precios internacionales de combustibles. Pero tenemos un mandato de mezclar 10% de abastecimiento de petróleo con etanol. Este mandato ya lo cumplimos y llegamos a un techo. Por lo que no debe aumentar tanto. Va a aumentar con relación al consumo total del país. Es decir, cuando aumente el consumo total, también va a aumentar el consumo de etanol y el uso de maíz. Pero también hay espacio para exportar.

"Una parte importante de nuestro trabajo es crear y mantener relaciones institucionales con grupos e individuos importantes en toda la cadena de producción y exportación. Porque hay que crear confianza entre las personas. A veces son muy abiertas, comparten información. Otras, menos. Obviamente todo el mundo tiene una específica visión de la realidad".

 

“Una parte importante de nuestro trabajo es crear y mantener relaciones institucionales con grupos e individuos importantes en toda la cadena de producción y exportación. Porque hay que crear confianza entre las personas. A veces son muy abiertas, comparten información. Otras, menos. Obviamente todo el mundo tiene una específica visión de la realidad”.

Campo – ¿Pero se van a volcar más a la soja?

O’kray – En efecto, se percibe un ambiente de pasar más a la soja.

Campo – ¿Es difícil representar al USDA en algunos lugares en donde se sataniza su presencia?

O’kray – Operamos dentro de un contexto bilateral. Depende de este contexto macro entre EEUU y ese país. A veces podemos pasar un momento difícil o con gobiernos que no van a hablar tan abiertamente. Pero tenemos un elemento a nuestro favor. Nuestro campo de acción es la agricultura. La agricultura es un tema menos controversial frente a otros. A veces pueden surgir debates sobre biotecnología o ciertas tecnologías, pero estamos todos en la misma página en el tema de producción. Hay momentos difíciles, por ejemplo en Brasil hubo un conflicto llevado a la OMC sobre algodón, después de ocho años se finiquitó el tema. Pero así también uno sabe, charla, intercambia información, todo lo que permite dar un sabor a la relación bilateral.

Campo – Algún mensaje final que quiera dejar

O’kray – Fue un honor estar en esta primera edición de la convención Soy Sur. Superó las expectativas y se percibe en Ciudad del Este que es un ambiente muy dinámico. Me impresiona ver tanto dinamismo y tanta creatividad. A veces se ven lugares en donde se necesitan dinero o personas con visión y coraje para invertir y tener la visión para el desarrollo.

Por Bruno Jara

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *