18 de enero de 2015 23:25 PM
Imprimir

Incendian una casa, un galpón y un silobolsa en un campo de Córdoba

Ocurrió en Laboulaye; los vándalos quemaron, además, tres viejos tractores; el propietario afirmó que no se llevaron nada de la propiedad

En un confuso episodio, vándalos atacaron ayer una propiedad rural cercana a la ciudad de Laboulaye, en Córdoba: incendiaron una vivienda desocupada del puestero del campo, destruyeron un galpón y tres viejos tractores, y rompieron un silobolsa cargado con granos.

 

Se trató de un hecho de vandalismo, ya que Victorio Magliano, el damnificado, aseguró que los intrusos no se robaron nada. “Fue muy confuso y sin explicación”, dijo.

 

Magliano es un ingeniero agrónomo que alquila la propiedad a dos familiares, una tía y una hermana. En declaraciones al programa Hombres de campo, que se emite por Radio Colonia, dijo que “no podía acusar a nadie” por los destrozos. Sin embargo, señaló que encontró en el suelo una inscripción, que decía: “Viva La Cámpora”.

 

El campo está situado en la zona de Salguero, sobre la ruta provincial número 4, a 15 kilómetros de Laboulaye.

 

Magliano agregó que el episodio era muy extraño, debido a que él no se desempeña en política ni tampoco tenía problemas personales con alguna persona.

 

El ingeniero agrónomo agregó que la casa afectada era para uso del puestero del campo, pero que ésta estaba desocupada hacía un mes. Y aclaró que él vive en el casco urbano de Laboulaye.

 

“Me avisó un tambero vecino que la casa se estaba prendiendo fuego y, cuando llegué, ya estaban los bomberos”, agregó el productor.

 

El ministro de Agricultura de Córdoba, Julián López, afirmó a LA NACION: “Es un hecho complejo, muy raro, porque en Laboulaye nunca hubo roturas de silobolsa, pero llama la atención el grado de ensañamiento con el que actuaron los vándalos”. Antes, en la red social Twitter, el funcionario escribió: “Este ataque a la propiedad de @nanamagliano y sus hermanos es una muestra de la cobardía y el odio contra el esfuerzo”.

 

El gobernador de Córdoba, José Manuel de la Sota, les hizo llegar a las víctimas su solidaridad. En tanto, el titular de la Jefatura Departamental Roque Sáenz Peña, comisario mayor Lisandro Quevedo, dijo a LA NACION que se estaba trabajando con “algunas pistas”, pero que la Fiscalía había pedido reserva sobre el caso.

 

En el último tiempo recrudeció el distanciamiento entre el Gobierno y la dirigencia del campo, a raíz de la acusación oficial de que los productores guardaban la soja en silobolsas y no la vendían en una actitud meramente especulativa, hecho que fue rechazado por los dirigentes rurales.

Y partir de allí, comenzaron a repetirse hechos de vandalismo en los campos.

 

 

Hechos que se repiten

Es así que la Confederación de Asociaciones Rurales de la Tercera Zona (Cartez), que agrupa a productores de Córdoba, denunció que ya hubo más de 35 casos de rotura de silos y galpones en toda la provincia.

“Intolerancia, odio y resentimiento hay en todos los casos, porque no se trata de robos, es solamente daño. Hay alguien que supone que con estas acciones hace un bien”, sostuvo el vicepresidente de la entidad, Gabriel de Raedemaeker.

 

El presidente de CRA, Rubén Ferrero, comentó que la entidad se solidarizaba con los productores afectados “por estos hechos lamentables”. Y agregó: “El maltrato al que ha sido sometido el campo durante estos últimos años generó una atmósfera propicia para este tipo de agresiones. Igual que siempre, llamamos a terminar con la confrontación, como condición indispensable para la construcción de una Argentina que nos contenga a todos”.

 

Días pasados, el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, negó que el Gobierno haya impulsado los ataques a silobolsas de productores por retener soja. “Se trata de hechos de neto corte policial”, dijo en una de sus habituales conferencias de prensa.

 

 

Otros hechos de vandalismo

Octubre de 2014

  • Productores rurales denunciaron que hubo roturas en la localidad bonaerense de Cañuelas y en un campo cercano a la ciudad de General Pico, en La Pampa
  • En Idiazábal, cerca de Villa María, en Córdoba, tres bolsas plásticas aparecieron rotas. No se pudo determinar quiénes fueron los agresores

 

Diciembre de 2014

  • En la localidad de Oliva, a 100 kilómetros de la ciudad de Córdoba, seis silobolsas fueron cortados. El hecho fue denunciado
  • En Barranca Yaco, a unos 12 kilómetros de la localidad cordobesa de Jesús María, fueron destruidos tres silobolsas con maíz que pertenecían a la firma De Giorgio
Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *