22 de enero de 2015 00:28 AM
Imprimir

España deberá negociar con Rusia el fin del veto ruso al porcino mientras cae de nuevo su precio

Desde COAG se asegura que las pérdidas están siendo de unos 1,500 euros a la semana

Las negociaciones abiertas por la Unión y Europea y Rusia para intentar poner fin al veto ruso en el sector del porcino pede acabar teniendo una continuación en la necesidad de que sea España, de forma unilateral y no sólo dentro de la CE, el que negocie con con Moscú una solución a este conflicto. La vía, que ya está abriendo Francia para sus propias exportaciones, es hallar un consenso en la negociación veterinaria, excusa utilizada para formalizar en su momento el veto. Mientras, en España, el sector sufre un descenso de los precios, hasta el punto de que desde septiembre se ha venido reduciendo el precio entre un 25 y un 30%.

     A nivel europeo, por el momento, Dinamarca, Países Bajos, Italia y Francia, ya han alcanzado un acuerdo para la exportación de despojos y grasa de vacuno, aunque los cuatro países europeos han solicitado que se alcance un acuerdo similar en este caso para el porcino, según la organización cárnica francesa SNIV-SNCP. Esta asociación estima que tras las reuniones de los pasados días quizás se podría alcanzar este acuerdo pronto aunque habria aún que esperar las confirmaciones oficiales. Además a estas seguirían una serie de visitas de inspección por parte de los veterinarios rusos.

 

     Por eso, desde el sector nacional se reclama al Magrama que también mueva ficha e inicie contactos con las autoridades rusas para beneficiarse de esta apertura, ante el temor de que sean finalmente esos cuatro países los que salga favorecidos por los contactos e inicien de nuevo las exportaciones.

 

 

Se está pagando hasta 20 euros menos por cerdo sacrificado

 

     Y buena prueba de este nerviosismo en España se ha dejado notar en Murcia, donde Vicente Carrión, representante del sector ganadero en la organización agraria COAG, ha dejado claro que por cerdo sacrificado, se está pagando hasta 20 euros menos. “Las pérdidas están en torno a unos 1.500 euros por semana si se trata de una explotación media de 500 madres, y no encontramos respuesta del Ministerio ante nuestras demandas”, ha señalado.

 

    Los porcicultores reclaman al ministerio de Agricultura, para paliar esta situación, que ponga más interés en que funcione la Ley de la Cadena Alimentaria, que impida la venta de carne por debajo de los costes de producción y que pelee en Europa las ayudas al almacenamiento. Por este último sistema el ganadero recibiría subvenciones al almacenar congelado los animales sacrificados y sacarlos al mercado cuando el precio mejorase

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *