23 de enero de 2015 18:33 PM
Imprimir

El USDA propone nuevas medidas para reducir la presencia de Salmonella y Campylobacter en los productos avícolas

El Servicio de Inocuidad e Inspección de los Alimentos (FSIS) del Departamento de Agricultura de EE.UU. (USDA) ha propuesto nuevas normas federales con el objetivo de reducir la presencia de Salmonella y Campylobacter en la carne picada tanto de pollo como de pavo y en los productos que se elaboran con esta materia prima.

El Servicio de Inocuidad e Inspección de los Alimentos (FSIS) del Departamento de Agricultura de EE.UU. (USDA) ha propuesto nuevas normas federales con el objetivo de reducir la presencia de Salmonella y Campylobacter en la carne picada tanto de pollo como de pavo y en los productos que se elaboran con esta materia prima.

El secretario de Agricultura de EE.UU., Tom Vilsack, ha afirmado que con estas medidas “estamos tomando medidas para que productos que los americanos compran habitualmente sean más seguros e impedir que decenas de miles de personas enfermen cada año”. Por su parte, Al Almanza, subsecretario adjunto de Seguridad Alimentaria del USDA, afirma que con estas nuevas normas y la mejora de los patrones de prueba “tendrán un gran impacto sobre la salud pública”.

Las medidas propuestas por el FSIS pasan por una reducción en la presencia de patógenos en las instalaciones y equipos con los que se elaboran este tipo de productos cárnicos. Lo que buscan es que haya una menor presencia de Salmonella y Campylobacter en los productos que se comercializan y haya un menor número de toxiinfecciones que según el FSIS podría cuantificarse en 50.000 peronas menos.

Se abre un plazo de 60 días para que se puedan hacer comentarios a estas propuestas, que pueden consultar en el siguiente enlace.

En el caso del despiece del pollo y la carne picada, el FSIS propone una mejora en la reducción de los patógenos mediante un programa para reducir en un 30% la presencia de Salmonella y la de Campylobacter entre un 19 y un 37%.

Para esto se pretende instaurar programas de muestreo a lo largo de todo el año con el objetivo de verificar si los establecimientos cumplen con eficacia la prevención de la presencia de Salmonella y Campylobacter en las canales de aves de corral y en los productos procedentes del despiece.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *