26 de enero de 2015 10:58 AM
Imprimir

El 65% de las exportaciones a Irán salen de Santa Fe y Córdoba

El intercambio con el país musulmán está bajo la lupa tras la denuncia y muerte del fiscal Nisman. Los datos oficiales marcan un retroceso en las exportaciones lideradas por el complejo soja. Santa Fe vende el 42% del total y Córdoba el 23%, ambas provincias están gobernadas por la oposición al kirchnerismo.
Después de la muerte de Alberto Nisman, y en función de las denuncias formuladas por el fiscal, la lupa del comercio exterior se centra en el intercambio bilateral con Irán. Pero qué y cuáles son las provincias que mayor beneficio obtienen con esas ventas externas. Las principales están en la vereda de enfrente al gobierno nacional: Santa Fe y Córdoba.
 
El memorándum con Irán se sancionó en febrero de 2013, año en el que la provincia de Córdoba pasó de ser la tercera exportadora de productos a ese país, a ocupar el segundo lugar dejando atrás a Buenos Aires. 
 
Las exportaciones de materias primas a Irán pasaron de 1.102 millones de dólares en 2013 a poco más de 800 millones en 2014, según datos del Indec. Santa Fe es la provincia que más exporta a Irán y concentra el 42% de las ventas con 468,5 millones de dólares y unas 715.947 toneladas embarcadas en 2013.
 
Córdoba, en tanto, es la segunda provincia que más exporta al país islámico, con el 23% del total, unos 251,3 millones de dólares y 327.596 toneladas vendidas. El tercer puesto lo ocupa la provincia de Buenos Aires con exportaciones totales por casi 214 millones de dólares.
 
Los principales productos vendidos al país de Medio Oriente corresponden al complejo sojero. El 92% de los embarques que se realizan a Irán contienen aceite o subproductos de la molienda de la oleaginosa. Otro 6% lo completan las exportaciones de arroz, cebada, aceite de girasol y poroto de soja.
 
Esos pocos productos completan el 99% de las ventas externas a Irán. Según la carta de la presidenta de la Nación las empresas que desarrollan esos negocios todas de carácter privado, son las tradicionales aceiteras y cerealeras en su mayoría multinacionales. 
 
“Bunge, Cargill, Nidera, Oleaginosa Moreno de la firma suiza Glencore, Aceitera General Deheza, Molinos Rio de La Plata, Vicentin, inclusive el Sr. Jorge Aranda directivo de Clarín, quién triangula operaciones de venta de arroz a Irán a través de la firma Molinos Libres SA.”, aseguró Cristina son las firmas que se benefician con las exportaciones a Irán.
Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *