26 de enero de 2015 16:00 PM
Imprimir

Se observan orugas defoliadoras y chinches en soja

La Bolsa de Cereales de Entre Ríos a través de su sistema de información agrícola reportó que el estado fenológico de la soja de primera es tan amplio como lo ha sido la ventana de siembra, detectándose lotes en estado vegetativo hasta los primeros sembrados con grupos cortos a mediados de septiembre que están prontos […]

La Bolsa de Cereales de Entre Ríos a través de su sistema de información agrícola reportó que el estado fenológico de la soja de primera es tan amplio como lo ha sido la ventana de siembra, detectándose lotes en estado vegetativo hasta los primeros sembrados con grupos cortos a mediados de septiembre que están prontos a ser cosechados.

“La mayoría de los lotes de soja de primera se encuentran entre R1 (inicios de floración) y R3 (inicios de formación de vainas). En cuanto a la condición del cultivo, el 93% se mantiene dentro de la calificación de buena a muy buena, con tan solo el 7% en unas situación de regular a mala. En lo referente a insectos plagas se están observando orugas defoliadoras y chinches en el cultivo por lo que se están haciendo los controles respectivos” indica el reporte.

;

A su vez, informa sobre la condición de soja de segunda donde se determinó que la condición general de la soja de segunda en la provincia está conformada de la siguiente forma: situación muy buena 17%, buena 53%, regular 28% y mala 2%”.

;

Para el SIBER, el estado fonológico engloba desde emergencia hasta los implantados sembrados en fechas tempranas que se ubican alrededor de R1 (inicios de floración). Al igual que soja de primera se estan realizando aplicaciones preventivas con insecticidas.

;

Por su parte, el Informe Fitopatológico del cultivo de soja publicado hoy por la Ing. Agr. Norma Formento de la EEA INTA Paraná señala que “el monitoreo del cultivo de soja en la provincia de Entre Ríos es parcial por el exceso de lluvias y la imposibilidad de acceder a los lotes. El estado sanitario general es bueno, aunque algunas sojas de segunda manifiestan, según el relieve, áreas anegadas. Esta situación anormal, si perdura varios días, puede ocasionar la muerte de raíces con el consecuente marchitamiento y muerte de plantas, como consecuencia de la falta de oxígeno. En otros casos, se pueden asociar algunos patógenos habitantes de suelo que suelen acelerar el proceso de muerte de plantas en diversos estados vegetativos”.

;

“Se observan las hojas muy dañadas por el rastrojo de trigo en cultivos en estados V4 a V7, lo que se magnifica por las tormentas frecuentes con fuertes vientos”.

;

Los cultivos de siembra de primera se encuentran en estados reproductivos con niveles leves a moderados de mancha marrón (Septoria glycines) y tizón foliar o morado (Cercospora kikuchii). En sojas de segunda, las hojas inferiores presentan síntomas de mancha marrón (Fotografía 3), las lluvias son altamente favorables para un crecimiento de la enfermedad, por la salpicadura de las gotas para dispersar los conidios a hojas sanas del tercio medio de la planta. Sin embargo, la enfermedad foliar más importante es el tizón bacteriano asociada a heridas causadas por insectos, vientos, granizo, etcétera.

;

Según señala el informe, la ocurrencia de manchas similares a mancha ojo de rana (MOR) en cultivares de soja exige la identificación precisa con la mayor responsabilidad y con métodos fitopatológicos de diagnóstico. Hasta el presente las manchas se asociaron con saprófitos como Alternaria spp. y Cladosporium spp. u hongos necrótrofos como Phyllosticta sojicola, Curvularia spp. y Bipolaris spp. Es fundamental no confundir MOR con síntomas ocasionados por herbicidas (Kelly, 2014).

;

El informe sugiere continuar en forma cada más frecuente el monitoreo de los lotes, especialmente en sojas que se encuentren en el período crítico de definición del rendimiento, entre R3 y R5.5.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *