28 de enero de 2015 11:23 AM
Imprimir

EE.UU.: nuevos sistemas de pasteurización mediante microondas

El año 2014 estuvo marcado por nuevas tendencias en la conservación de alimentos, donde se destaca la pasteurización mediante microondas para la conservación de alimentos congelados o refrigerados; las altas presiones y plasma de microondas como técnicas de conservación de platos preparados, productos lácteos, frutas, hortalizas y mariscos.

La creciente demanda de los consumidores por productos seguros, mínimamente procesados y que conserven el sabor y aroma hace que la industria alimentaria se plantee la adopción de nuevas técnicas de conservación para dar una adecuada respuesta.

 

En este sentido se están produciendo importantes avances en las tecnologías de conservación de alimentos y en concreto en las de tratamiento térmico.

 

El sistema de pasteurización mediante microondas para la conservación de alimentos congelados o refrigerados es un proceso que mejora significativamente la pasteurización térmica tradicional, ofreciendo a la industria de la alimentación un medio más eficiente de hacer seguros los alimentos conservando el atractivo para el consumidor, además de controlar los microorganismos patógenos y los virus.

 

Este proceso también permite que los alimentos tradicionalmente congelados puedan ser refrigerados en lugar de congelados, resultando en un ahorro significativo de costes energéticos, tanto para los minoristas como para los consumidores.

 

Un grupo de ingenieros de la Universidad Estatal de Washington desarrolló un novedoso sistema de pasteurización mediante microondas a través de alta presión.

 

La tecnología de altas presiones (presiones hasta 600 MPa durante unos pocos minutos) ataca a las bacterias patógenas, como la Salmonella o la Listeria monocytogenes. Esta técnica evita el uso de productos químicos o aditivos sintéticos, mantiene los niveles de vitaminas y alarga la vida útil de los productos como los platos preparados, lácteos, frutas, hortalizas y mariscos.

 

La esterilización por plasma de microondas combina los efectos esterilizadores de los rayos UV con los radicales oxidantes producidos por el plasma, obteniendo una mayor eficiencia en la inactivación de microoganismos patógenos.

 

Por otro lado, se están investigando tecnologías no térmicas que tienen capacidades antimicrobianas cuando se aplican solas o en combinación con otras, como son los campos eléctricos pulsados (PEF) y la aplicación de CO2 a alta presión (HPCD).

 

Estas tecnologías son dos de los métodos de procesado no térmico más prometedores y han ganado un creciente interés en las últimas dos décadas, ya que pueden proporcionar la pasteurización en frío de alimentos líquidos con un mínimo impacto en las propiedades nutricionales y organolépticas del alimento. Es por esto que la Universidad de Salerno ha estudiado la combinación de ambos procesos en una unidad de flujo continuo.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *