1 de febrero de 2015 14:24 PM
Imprimir

El Banco Nación vuelve a prestarle al agro

Flexibilizó su reticencia a financiar al sector y atenderá a pequeños productores

El Banco Nación dejó ayer sin efecto la circular que cortaba el financiamiento a aquellos productores que retuvieran granos sin vender, pero sólo para aquellos casos cuya producción no exceda las 600 toneladas de soja y no tengan un stock superior al 10% de ese volumen.

Además, el Gobierno se comprometió a autorizar nuevos Registros de Operaciones de Exportación (ROE) para el trigo “a precio internacional menos impuestos”, según informó el Ministerio de Economía.

Los anuncios se efectuaron tras una reunión entre el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich; el ministro de Economía, Axel Kicillof; el de Agricultura, Carlos Casamiquela, y el presidente del Banco Nación, Gabriel Forlón, con dirigentes de la Federación Agraria Argentina (FAA), encabezados por su presidente, Omar Príncipe.

El Gobierno respondió así un pedido de audiencia hecho por la nueva conducción de la FAA, que rompió con la estrategia del resto de la entidades de la Mesa de Enlace de no concurrir en forma individual a reuniones con funcionarios.

“Es sumamente trascendente que el Gobierno modifique esta decisión, en beneficio de aquellos que necesitan del financiamiento para subsistir. Asimismo, es valorable que los funcionarios hayan entendido que los productores que tienen ese volumen no lo hacen para especular, sino que tiene que ver con asegurar su actividad”, señaló Príncipe respecto de la nueva medida del Nación.

En relación con la problemática del trigo, el presidente de la FAA dijo que la entidad viene denunciando que los pequeños y medianos productores “no reciben plenamente el precio internacional [FOB puertos argentinos] menos los derechos de exportación y otros gastos administrativos y financieros, a pesar de las autorizaciones de los ROE a las compañías exportadoras”.

Para Javier Buján, presidente de la corredora Kimei Cereales, esta medida puede resultar “viable y podría reactivar el mercado del trigo”, pero reparó: “Que se cumpla es otro tema”.

Cabe recordar que los pequeños y medianos agricultores de la FAA habían finalizado 2014 con movilizaciones y tractorazos protestando por la medida de Banco Nación, que entraba en vigencia desde el 1° de enero de 2015 y que cortaba todo tipo de financiamiento a los agricultores que tuvieran stock de soja sin vender, así como por el precio que perciben los agricultores por el trigo por debajo del precio internacional.

También otras entidades rurales cerraron sus cuentas en el Banco Nación en señal de protesta. La primera de ellas fue la Sociedad Rural de San Pedro, le siguió la de Nueve de Julio y finalmente se sumó la Sociedad Rural Argentina (SRA).

A propósito, el presidente de la SRA, Luis Miguel Etchevehere, señaló a la agencia DyN que en la entidad entendían que, al haber cambiado recientemente sus autoridades, la FAA quisiera encarar nuevos intentos de diálogo con el gobierno nacional. “Ojalá sea positivo. Esperamos que se cumplan las promesas de cambios, pero no para un puñado de productores amigos del Gobierno, sino para que mejoren las condiciones de todo el campo, cuya situación es crítica por las consecuencias negativas de las medidas que aplica el oficialismo”.

Consultado por LA NACION sobre si estaba molesto porque la FAA hubiera concurrido en forma individual a una reunión con el Gobierno, respondió: “No tengo por qué estarlo” y reiteró que esperaba que las medidas anunciadas se cumplieran “pero para todo el campo”.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *