2 de febrero de 2015 13:55 PM
Imprimir

Estiman el consumo de maíz en Argentina

Analistas de la Bolsa de Comecio de Rosario calcularon que el consumo interno de este cereal en el país, entre 13 y 14 millones de toneladas durante 2013, respecto a datos oficiales.

Guillermo Rossi y Julio Calzada, analistas de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), evaluaron en un informe conjunto el esquema de cálculo del consumo interno de maíz en la Argentina. Fue mediante la Dirección de Mercados Agrícolas y la Dirección Nacional de Información y Mercados que se publicó en octubre de 2014.

El esquema, dijeron, “constituyó un importante aporte a la extensa discusión sobre los números de producción, uso doméstico y saldo exportable del cereal en nuestro país”.

“Distintas evidencias marcan que el consumo interno de este cereal se ha fortalecido enormemente en los años recientes. Las faenas avícola y porcina mantuvieron altas tasas de crecimiento en la última década, al tiempo que se desarrollaron usos industriales más sofisticados, como la molienda para producción de bioetanol”, manifestaron.

Este proceso, destacaron, se ha dado en paralelo con un incremento de los saldos exportables, “alcanzando un récord superior a 18 millones de toneladas en la pasada campaña 2012-2013?.

En general el maíz se usa como forraje aviar para carne y para huevos, bovinos, porcinos, lácteos y mascotas mientras que en la alimentación humana se utilizan maíces especiales y molienda seca y húmeda, además para combustibles como el bioetanol de maíz y uso de semillas para siembra.

“El consumo interno de maíz en nuestro país estaría entre los 13 y 14 millones de toneladas anuales. De situarse en los 13,8 millones de toneladas, el mismo se compondría de 11,7 millones de toneladas asignadas a forrajes, casi 1,5 millones de toneladas de maíz para alimentación humana, 422.000 toneladas para el etanol y 183.700 toneladas utilizadas como semilla para siembra”, precisaron.

Por último, se estima que 183.000 toneladas de maíz son afectadas a la siembra como semilla, si parte de tomar como densidad de implantación promedio unos 20 kilos por hectárea.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *