5 de febrero de 2015 01:44 AM
Imprimir

Ministro Furche llama a turistas a cuidar el patrimonio sanitario de Chile

Autoridades del agro visitaron el Aeropuerto Internacional Arturo Merino Benítez de Santiago para supervisar en terreno las labores de fiscalización que realiza el Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) a los pasajeros que ingresan al país.

El ministro de Agricultura, Carlos Furche, junto al Director Nacional del Servicio Agrícola y Ganadero (SAG), Ángel Sartori, concurrieron esta mañana al Aeropuerto Internacional Arturo Merino Benítez, con el fin de conocer las labores de control que realizan los equipos del SAG a los turistas que ingresan al país para evitar la internación de productos silvoagropecuarios que puedan poner en riesgo el patrimonio sanitario nacional.

Las autoridades presentes en el terminal aéreo de Santiago destacaron la labor de los funcionarios del SAG y especialmente el funcionamiento de la Brigada Canina, que ha sido un importante apoyo al detectar productos que son difíciles de visualizar por medio de equipos de rayos X y han mejorado la fiscalización del Servicio.

El ministro Furche destacó la labor de los cerca de 200 funcionarios del SAG que se desempeñan en el Aeropuerto y llamó a la responsabilidad de las personas. “El servicio que tenemos aquí es de nivel internacional. Es perfectamente equiparable y similar a lo que cualquier pasajero encuentra en Australia, en Estados Unidos, en Canadá, en Nueva Zelandia, que son países que necesitan proteger su patrimonio sanitario. Lo que nosotros queremos es hacer un llamado a los pasajeros, a las personas, para que sean cuidadosos, para que tengan conciencia. En los aviones antes de llegar a Chile incluso se presenta un video que muestra la importancia de seguir las recomendaciones del SAG, porque detrás de esto, están los empleos de muchos chilenos”, señaló Furche.

El director nacional del SAG, Ángel Sartori, destacó lo importante que es para nuestro país mantener su estatus internacional. “Chile tiene prestigio internacional como un país que cuida su agricultura, que exporta productos de gran calidad, que protege sus fronteras de plagas y enfermedades. Por eso, para mantener ese prestigio el SAG cumple una labor difícil, a veces ingrata, de interceptar aquellas cosas que pudieran constituir un riesgo para nuestra sanidad, pero esperamos que los pasajeros cooperen con nosotros en esta tarea”, señaló Sartori.

En relación a eso, el ministro Furche llamó a apoyar al SAG en su trabajo de control sanitario. “Por este lugar ingresan 3 millones y medio de personas, y se decomisan, aunque parezca increíble, prácticamente 35 toneladas al año entre productos agrícolas y productos pecuarios y creo que vale la pena señalar que, la pequeña molestia que esto significa a los pasajeros, 10 minutos, 15 minutos a lo sumo, se compensa largamente por el beneficio económico que recibe nuestro país por mantener su condición sanitaria”, señaló Furche.

Entre los productos más decomisados entre quienes ingresan al país desde el exterior y que tienen prohibición de ser internados se encuentran la miel de abeja, las manzanas, los frutos secos, el queso de vacuno, los plátanos y el salame, entre otros artículos.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *