6 de febrero de 2015 17:04 PM
Imprimir

El Campo Habla . . . . .

… que mientras sigue la conmoción política interna, el epicentro de la información se trasladó a China, donde la presidente Cristina de Kirchner cierra acuerdos que le aseguren las divisas necesarias para llegar al segundo semestre con menos sobresaltos. Allí, sorprendió reconociendo el rol del campo. “Podemos alimentar a 500 millones”, dijo Cristina de Kirchner, […]

… que mientras sigue la conmoción política interna, el epicentro de la información se trasladó a China, donde la presidente Cristina de Kirchner cierra acuerdos que le aseguren las divisas necesarias para llegar al segundo semestre con menos sobresaltos.

Allí, sorprendió reconociendo el rol del campo. “Podemos alimentar a 500 millones”, dijo Cristina de Kirchner, aunque nada dejó entrever del enfrentamiento que tiene con ese sector desde antes de asumir su primer mandato en diciembre de 2007. A pesar de las declaraciones, no fue mucho lo que se avanzó en el comercio de alimentos y, más vale, lo concreto quedó en los adelantos para la construcción, por parte de China, de las represas en Santa Cruz, otro acuerdo de minería y algo de material ferroviario. A contrapelo de los discursos, y aunque los productos agropecuarios constituyen más del 80% de lo que la Argentina exporta a China, la realidad muestra que las ventas locales al exterior agudizan peligrosamente su caída, provocando graves crisis en las distintas economías, como la vitivinicultura.

Tan así es que en la semana se conoció que mucha de la fruta del Alto Valle directamente no se va a recolectar. Sólo la destinada al mercado interno, por la falta de competitividad del resto y por el incumplimiento de la ayuda oficial comprometida para cosecha y acarreo. También se ofrecieron granos a los asiáticos, aunque tanto el trigo como el sorgo y el girasol disminuyeron sus áreas sensiblemente, y lo único que se exporta al gigante asiático, con alguna fluidez, es la soja y sus derivados…

 

… que, ya lo dijo el economista internacional Nouriel Roubini durante su paso por Buenos Aires hace un par de años: “Hay que producir lo que China compra, y dejar de producir lo que los chinos venden…”, pero aquí no parecen haberlo escuchado muchos en aquel momento.

Ahora, más de un sector comienza a preocuparse por las “importaciones” asiáticas, que parece que incluirán también “la mano de obra”, lo que lograría algo casi imposible en la Argentina: que los empresarios y los sindicalistas locales se unan para enfrentar semejante escenario. Donde también hay preocupación es en la Mesa de Enlace, que, finalmente, se reuniría este lunes, aunque su trabajo comenzará con una discrepancia interna antes que por los acuerdos, ya que las últimas acciones de la Federación Agraria Argentina (FAA), ahora presidida por Omar Príncipe, que unilateralmente se reunió con el Gobierno (Kicillof-Casamiquela) y con el INTA, fueron vistas como funcionales al objetivo del Ejecutivo de quebrar el frágil frente de las entidades del campo al que, en conjunto, no recibe desde 2008. Tanto que hasta el extitular de la entidad y ahora candidato a gobernador de Santa Fe por el Frente Renovador, Eduardo Buzzi, debió pronunciarse al respecto.

\En todo caso, las promesas oficiales que les hicieron a los pequeños productores prácticamente son imposibles de llevar a cabo en su mayoría, provocarían más irregularidades aún de las que ya existen en los mercados, especialmente agrícolas, y tampoco revertirían la fuerte tendencia al achicamiento que se ve en casi todos los rubros.

 

… que, en el caso del trigo, la Fiesta Nacional que tendrá lugar este fin de semana en Leones, Córdoba, va a ser la caja de resonancia de varias internas y no tanto. Por un lado, parece que van a concurrir casi todos los candidatos nacionales y provinciales (menos los del FpV, por supuesto), dada la importancia que se le asigna a esa provincia en el orden general. Incluso, se especula con que Sergio Massa, del Frente Renovador, haga ahí el lanzamiento “oficial” de su candidatura, algo que formalmente no sucedió aún. El tema es que en esa provincia aparece aliado con la exesposa de De la Sota.

Al mismo tiempo, allí se dirime una fuerte interna entre líneas del radicalismo, y también el peronismo local tiene lo suyo, con el gobernador José Manuel de la Sota coqueteando con la candidatura a presidente de la nación, y el “Gringo” Schiaretti a sucederlo al frente de la provincia. Pero no va a ser lo único. Es que la “cadena triguera” en pleno concurrirá a Leones (mientras que, formalmente, la Mesa de Enlace Agropecuaria no lo hará, y se sabe del enfrentamiento de algunos de sus miembros con esa nueva organización). Los reclamos no se harán esperar, y seguramente las recriminaciones cruzadas tampoco.

Grandes vs. chicos; productores vs. molineros; industria vs. exportación, etc., Mientras, los productores, probablemente con bastante indiferencia, seguirán haciendo sus números y calculando cuánto perdieron en esta última campaña con el trigo y, dado que el mercado internacional sigue sin reaccionar, con qué podrían volver a arriesgarse en la nueva etapa, cuya siembra debería comenzar en pocos meses más. A éstos se podrían sumar otros rubros también enojados, como los lecheros, que por estos días están soportando el recorte de los precios en el tambo, mientras que la gente de Augusto Costa, en la Secretaría de Comercio, quiere forzar a 3-4 usinas (no las mayores) a que no rebajen el precio de la materia prima, como si con eso compensara, aunque sea parcialmente, el atraso en los precios de la leche, que casi no se mueven, en pesos, desde hace más de 14 meses.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *