7 de febrero de 2015 22:42 PM
Imprimir

La Mesa de Enlace perdió algo más que una pata

•En un cambio de timón respecto de la tendencia de la última conducción, la entidad federada se acercó al gobierno nacional para lograr soluciones a algunos de sus reclamos históricos. La repercusión de las otras entidades del campo.

Esta semana, el Gobierno nacional acordó con la Federación Agraria Argentina (FAA) que el Banco Nación continúe financiando a sojeros cuya cosecha no supere las 600 toneladas y el stock sea inferior al 10 por ciento. De este modo, la entidad de los chacareros, consiguió alcanzar uno de sus postulados históricos de los últimos años: la segmentación de los gravámenes a los productores.

Los productores de la entidad destacaron la importancia de las medidas y anunciaron que la Federación volverá a ocupar su silla en el Consejo Directivo del INTA.

Además, apoyaron la sanción de la Ley de Agricultura Familiar y resaltaron la importancia del Consejo Nacional de la Agricultura Familiar, Campesina e Indígena, “lugar en que los representantes del gobierno nacional y las organizaciones de productores generan propuestas y comparten un espacio de trabajo e intercambio de ideas”.

En diálogo con NA, Príncipe dijo que la medida que se tomó de dejar sin vigencia la circular que restringía el financiamiento a todos los productores que poseían soja fue resultado de las movilizaciones, gestiones y pedidos de audiencia al Nación y destacó la “voluntad de diálogo” del gobierno.

 

Réplicas

A raíz de esta decisión, el ex titular de la entidad y actual pre candidato a gobernador por Santa Fe, Eduardo Buzzi, decidió romper el silencio y criticó la movida a través de su cuenta de Facebook. “La historia demuestra que este gobierno es el responsable de una política nefasta, que hizo mucho daño a los pequeños y medianos productores y llevó a miles a la quiebra, por no habilitar políticas adecuadas para las necesidades específicas de estos productores”, sostuvo. Para Buzzi, “no son más que medidas de escaso impacto en la rentabilidad de los productores y de dudoso cumplimiento.Porque recapitulemos, hace años podrían haber restablecido la rentabilidad para los productores trigueros de determinado volumen, segmentar retenciones, otorgar beneficios crediticios para los actores de menor escala o favorecer al movimiento cooperativo pero no lo hicieron”. ¿Porqué lo harían ahora?, se pregunta el ex dirigente federado.

Según Buzzi, no debería verse como una conquista el recuperar lo que siempre fue una política de la Banca Pública. “Desde el 2006 hasta hoy permitieron una transferencia millonaria de recursos de los productores a las grandes empresas y ahora muestran como conquista la implementación de un sistema diferencial, a meses de irse del poder”. Y redobló la apuesta diciendo que “hace más de una década no hace más que mentirnos”. Finalmente, destacó que FAA fue siempre una entidad claramente combativa frente a este modelo agropecuario y que por ello debe ser muy firme para enfrentar a las políticas “que han devastado a los productores y que en 60 o 90 días sumirán en una crisis peor a los productores por los bajos precios en la próxima cosecha gruesa, el mayor endeudamiento en el que nos encontramos, la mayor liquidación del patrimonio”.

 

Mentiras

En diálogo con Campolitoral, el presidente de la Sociedad Rural Argentina, Luis Miguel Etchevehere, manifestó que la medida no tiene porqué afectar el desenvolvimiento de la Mesa de Enlace de entidades Agropecuarias.

“Al tener nuevo presidente ya veíamos que la actitud de la entidad podría cambiar”, sostuvo. Sin embargo, se mostró más preocupado por el real cumplimiento de las promesas oficiales. “Ahora quiero ver si les cumplen, porque la verdad es que en los últimos años estamos acostumbrados a presenciar las promesas incumplidas del gobierno en materia productiva: temas como el trigo plus, el maíz plus, la reducción de las retenciones, etc.” fueron algunas de las promesas que nunca se materializaron para el sector.

El ruralista entrerriano insistió con el concepto, enfatizando que lo difícil es que les cumplan estas nuevas promesas. “Ojalá lo hagan, para beneficiar al mayor número de productores argentinos. Pero si a esto le agregamos una política que ha perjudicado a la producción a través de la intervención de los mercados, retenciones a las exportaciones, precios mínimos y máximos, concluyó que estamos viviendo un momento muy malo”.

Según Etchevehere, “les bajaron las retenciones al sector petrolero, como si a ellos les faltara espalda, pero nada hicieron con las del campo”, admitiendo el carácter distorsivo que estas medidas ocasionan al sistema productivo, se lamentó, y anticipó un 2015 muy malo para la producción agropecuaria “si no se modifican las políticas”. Para el ruralista, el precio de los granos no es malo para los agricultores de Brasil, Paraguay o Uruguay, “pero ellos no tienen estas distorsiones”, se lamentó, y anticipó que “en 2015 todo va a dar quebranto, y que cualquier solución está en manos del Gobierno a la hora de revertir esta prospectiva”.

Finalmente, adelantó que el próximo lunes se reunirán todos los integrantes de la Mesa de Enlace para tratar la agenda de 2015.

 

“Una nueva estafa”

Por su parte, Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) también mostró su desacuerdo con lo realizado por sus pares de la Federación Agraria Argentina. En un comunicado, la entidad que nuclea a las sociedades rurales de todo el país tildó a lo anunciado el viernes pasado como “una nueva estafa, ya que no generará transparencia ni competencia y perpetúa un sistema económico que extrae recursos del interior, perjudicando a las más

Según CRA, durante estos últimos 7 años se han transferido más de $80 mil millones desde los productores hacia los compradores de trigo como consecuencia de la intervención del Gobierno nacional en el mercado de granos. Es por eso que advierten que la “solución es derogar la resolución 543/2008 (ROE) que permitirá competencia y transparencia en el mercado de trigo”.

En esta sintonía, el presidente de la Sociedad Rural de Santa Fe, Hugo Iturraspe, opinó que la medida traerá inconvenientes a la Mesa de Enlace. “Vamos a chocar entre todos nosotros. Debería ser algo abarcativo, ya que todos pagamos los impuestos. Yo por caso, soy un productor chico, y este es un tema que perjudica a todos los productores. FAA se quedó sin financiamiento por la cartas de porte que les sacó el gobierno y una entidad necesita solventarse”.

Finalmente, CONINAGRO no expresó su opinión al respecto, aunque en un reciente parte de prensa expresaba su sintonía con sus pares en contra de las políticas oficiales. “Los continuos cambios de política y la falta de reglas claras han llevado a que la Argentina pierda competitividad en el mundo, lo que impacta sobre la viabilidad del campo como generador de recursos, de empleo y dinamismo en la economía del país”, expresa el documento. “Hoy vemos cómo el interior se está muriendo”. Por eso, la entidad “insta al Gobierno Nacional a un cambio para encontrar soluciones reales a los problemas del campo, que terminaran resultando un beneficio para todos los argentinos”, finaliza el parte firmado por Carlos Iannizzotto y Egidio Mailland, flamantes Vice y Presidente de los cooperativistas.

Lo cierto es que a nivel nacional, la multisectorial de las entidades productivas, lejos de aquella épica de 2008, arranca el 2015 más debilitada que nunca, en un escenario agrícola que alarma y un marco gremial de fragmentación signado por la falta de cohesión, feroces internas, nula autocrítica y el sálvese quien pueda.

 

 

Con el INTA

Esta semana, una delegación de Federación Agraria Argentina, encabezada por su presidente, Omar Príncipe, se reunió con el titular del INTA, Francisco Anglesio. “En la charla, pudimos individualizar algunos problemas que se dan en el presente y hemos establecido un canal de diálogo necesario para que los federados puedan tener un mejor y mayor acompañamiento del INTA en sus pueblos”, agregó Príncipe

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *