10 de febrero de 2015 00:06 AM
Imprimir

Denuncian a funcionarios por estafa millonaria al Estado

La Fiscalía de Estado denunció penalmente por asociación ilícita y estafa a funcionarios de la Dirección de Ganadería, quienes junto a empresas "fantasmas" proveedoras del Estado, le habrían provocado a la Administración Publica un perjuicio de más de cinco millones de pesos durante el 2013 y el 2014.

La presentación en la Justicia provincial y federal fue hecha por el fiscal de Estado subrogante, Javier Fernández, luego de advertir la maniobra fraudulenta: se pagaban facturas apócrifas emitidas por firmas inexistentes como proveedoras del Estado y eran los propios funcionarios los que cobraban los cheques por ventanilla, como apoderados de las compañías.

“La investigación no está terminada, sigue en curso en distintos expedientes de seguimiento y estaremos a la espera de los fallos definitivos por parte del Tribunal de Cuentas”, confirmó Fernandez.

Según difundió el organismo oficial, se realizaron diversas actuaciones para ir determinando la irregularidad. “”e iniciaron a partir de la remisión por parte del Honorable Tribunal de cuentas, los resultados de un Juicio Parcial de Cuentas efectuado a la Dirección Provincial de Ganadería, en el que se detectaran diversas irregularidades”, indicaron en la Fiscalía de Estado.

De esta manera, según lo que establece el art. 52 de la ley 1003, el Tribunal de Cuentas si evidencia la comisión de alguno de los delitos previstos por el código o las leyes penales o presumiere la existencia de ellos, da participación al debe al Fiscal de Estado para que deduzca las acciones que correspondan, ante el juez competente o contra sus autores y cómplices. Esto dio origen a una primera presentación en sede penal por la presunción de delito.

Entre las facturas y las empresas fantasmas aparecen los mismo servicios: Imprenta, de Albañilería, de Mantenimiento y Reparación de Vehículos y Servicios de Encomienda.

Según indicaron en el ente de control, como la investigación sigue vigente, el perjuicio al Erario Provincial ascendería a la suma de $ 1.572.413,33 (Ejercicio 2013) y hasta junio de 2014, la cifra llega a los 486.106,46.

Asimismo, el desorden en lo que hace a procesos contables, en el concepto de pagado sin rendir, asciende a la suma de $ 3.457.101,28.

“En las distintas rondas declaratorias tomadas a diversos proveedores, declararon no haber prestado nunca servicios a la Dirección de Ganadería, ni reconocer como propias las facturas presentadas a nombre de ellos, tanto por la numeración como por el diseño, lo que implicaría adulteración de comprobantes”, explicaron en el organismo.

“A partir de la merituación del proceso sumarial, surge indudablemente que la responsabilidad de los manejos irregulares que han sido comprobados con el grado de certeza suficiente son atribuibles a funcionarios de la Dirección Provincial de Ganadería, recayendo para los mismos la sanción de cesantía sujeta a exoneración según se resuelva en sede penal. Ello, sin perjuicio de que otros agentes y/o funcionarios puedan resultar implicados por la continuación de la investigación”, informó la Fiscalía de Estado, aclarando además que se podría haber afectado los fondos que debían derivarse a la Fundación Coprosamen.

El fiscal de Estado anticipó que se remitirá copia de lo resuelto tanto a la Cámara de Senadores como a la Cámara de Diputados, en el marco de la investigación que se lleva adelante a fin de determinar si existieron desmanejos administrativos y financieros en la Coprosamen.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *