10 de febrero de 2015 17:32 PM
Imprimir

La receta brasileña: una sola entidad gremial agropecuaria con aportes obligatorios de todos los productores

Contraste con la situación argentina.

Ayer se realizó la primera reunión del año de la Mesa de Enlace Agropecuaria en la ciudad de Buenos Aires. El mejor resumen de lo que sucedió en ese ámbito puede verse en los rostros de los participantes .

 

Por medio de un comunicado, se indicó que los representantes de las cuatro entidades que integran la Mesa de Enlace (FAA, Coninagro, CRA y SRA) resolvieron participar de la reunión de lechería que se llevará a cabo hoy en Villa María (Córdoba) y en la Fiesta Nacional de Trigo que se realizará en Leones el próximo sábado. Eso es todo lo que pudo decidirse.

 

En Brasil la situación es bastante diferente: la representación gremial agropecuaria está en manos de una sola entidad –Confederação da Agricultura e Pecuária do Brasil (CNA)– financiada por todos los productores agropecuarios del país. Cuenta con un presupuesto enorme y una gran capacidad de influencia política.

 

Por ejemplo: la ex presidenta de la CNA, Kátia Regina de Abreu, es la actual ministra de Agricultura, Ganadería y Abastecimiento de Brasil. Las autoridades de la entidad tienen participación activa en el Programa Agropecuario Nacional de cada ciclo productivo (que en 2014/15 contó con un presupuesto récord de 156.000 millones de reales).

 

La principal fuente de financiamiento de la CNA es una contribución sindical universal y obligatoria vigente desde 1971 por una legislación federal específica. El aporte debe ser realizado por todas las explotaciones y empresas agropecuarias del país (estén o no afiliadas a una sociedad u organización rural de base).

 

Para el año 2015 la escala de contribuciones sindicales –dependiendo del tamaño de la empresa agropecuaria– se ubica en un rango anual de 26 a 12.257 reales (11 y 5329 dólares al tipo de cambio actual). El monto máximo de 12.527 reales rige para empresas con un capital social o valor de la tierra explotada superior a 39,0 millones de reales (13, 9 millones de dólares).

 

La recaudación total proveniente de la contribución se distribuye de la siguiente manera: 60% para la sociedad rural de la zona en al cual se originó el aporte; 20% para el Ministerio de Trabajo (MTE); 15% para la confederación agropecuaria regional; y el 5% restante para la CNA.

 

Para el caso de empresas agropecuarias a nombre de personas físicas, el cálculo del aporte se realiza en función de la cantidad de hectáreas explotadas y el valor fiscal de las mismas. Pero para personas jurídicas, el cálculo se hace en base al capital social de la empresa.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *