11 de febrero de 2015 01:19 AM
Imprimir

SAG inspecciona 172 toneladas de cerezas enviadas a la Unión Europea

Fueron 88 toneladas de cerezas las que certificadas por funcionarios/as del SAG de la oficina de Chile Chico fueron exportadas directamente a Europa.

Con el objetivo de garantizar la calidad sanitaria de los recursos agropecuarios del país, funcionarios/as del Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) efectuaron la inspección en origen de 172 toneladas de cerezas, todas ellas producidas en los valles de Chile Chico y Bahía Jara para ser comercializadas en la Unión Europea.

 

Este año, la producción de cerezas para exportación, en la región de Aysén, es de 314 toneladas, 172 de las cuales fueron inspeccionadas por el SAG para su traslado hasta puertos nacionales de salida, de estas, 88 toneladas fueron certificadas fitosanitariamente en Chile Chico para su exportación directa desde el puerto de salida río Jeinimeni.

 

El proceso exportador se inició en 2007 con algo más de media tonelada de cerezas, luego de ocho años estas ya superan las 300; cabe señalar que sólo en el último año se produjo un incremento de un 14%.

 

Por otra parte, es destacable que el SAG de la región de Aysén efectúa la certificación fitosanitaria por segundo año consecutivo, aumentando además el volumen inspeccionado en un 120% con respecto a la temporada pasada.

 

Cifras que de acuerdo al director regional del SAG, Julio Cerda, “evidencian el trabajo eficiente que realiza la institución prestando oportuno servicio a los productores cereceros locales, contribuyendo con ello al posicionamiento de la región como polo exportador, y a las localidades de Chile Chico y Bahía Jara como valles altamente productivo y con condiciones fitosanitarias y de presentación de excelencia”.

 

Para Cristián Lozano, jefe de la oficina sectorial SAG en Chile Chico, “esta temporada consolida al puerto de salida río Jeinimeni por su potencial logístico, ya que permite que la fruta salga directamente desde la región a Europa, lo que disminuye en más de diez días los tiempos de viaje de la cereza, posibilitando que el producto llegue en mejores condiciones al puerto de destino”. Situación que es valorada por Esteban Milovic, representante legal de “Chile Chico Cherry”, quien manifiesta que “la posibilidad de embarcarnos en el puerto de Buenos Aires u otro del Océano Atlántico nos abre a los/as productores/as regionales una opción logística más expedita para llegar en óptimas condiciones al mercado europeo con un producto tan delicado como la cereza”.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *