11 de febrero de 2015 10:50 AM
Imprimir

Control y Tratamiento de Problemas Respiratorios en Cerdos

Entre los problemas sanitarios causantes de grandes pérdidas económicas en explotaciones porcinas, son las enfermedades respiratorias las de mayor impacto. El control y tratamiento de éstas, depende entre otras medidas, de establecer un programa de control vacunal y medicaciones, de acuerdo con el conocimiento de la realidad sanitaria de cada granja en particular.

Introducción

Convivimos de forma permanente con los problemas respiratorios, los cuales generan pérdidas económicas bastante importantes, siendo prioritario enfocarnos en su control y tratamiento. Algunos de los aspectos relacionados con este importante tema son:

• Importancia de la enfermedad respiratoria en cerdos

• Afectan más del 90% de las granjas en el mundo

• Neumonía enzoótica antes de los 80s

• Emergen enfermedades virales: PRRS – PCV2

• Virus de la Influenza (2009)

• Complejo respiratorio porcino

• Cambios en los sistemas de producción

 

Diferentes reportes a nivel mundial, informan que más del 90% de las granjas en el mundo tienen problemas respiratorios. Antes de los años 80, se hablaba de lo que era el mycoplasma como tal y un término que se acuñó de “Neumonía enzoótica”, que simplemente era la infección con mycoplasma, complicada por otras bacterias. Hacia los años 90, empiezan a emerger enfermedades como el caso del PRRS, descubriéndose en Lelystad (Holanda) el virus responsable del Síndrome Reproductivo y Respiratorio Porcino.

 

Varios años después, aparece el Circovirus porcino tipo II, que llega a agravar aún más los problemas respiratorios en las granjas. Como si fuese poco, aparece la epidemia de influenza porcina en el 2009, siendo los productores porcinos las víctimas de un problema de influenza humana mal manejado por las autoridades sanitarias mundiales, el cual continúa hasta la actualidad, como uno de los principales agentes patógenos que nos está afectando en las granjas.

 

Actualmente, muy pocas granjas se pueden referir a que el problema respiratorio está siendo ocasionado solo por bacterias. La gran mayoría son positivas a circovirus, otras a PRRS y en gran número también a influenza, agravando el problema. Muchos de estos problemas, aun con los cambios en los sistemas de producción (que se pensó iban a ser la solución), realmente no tuvieron el efecto que se esperaba. Una de las razones por la cual se agrava cada vez más el problema respiratorio, es que las granjas están creciendo más llegando a altas tasas de reposición; ingreso de hembras nuevas que pueden, o ingresar nuevas enfermedades, o nuevas cepas de patógenos existentes, lo cual va a generar un problema de variabilidad en la inmunidad de los animales, en la granja y la aparición de brotes de patologías.

 

Con las mejoras genéticas en el mundo, se alcanzan tamaños de camada superiores, mayor competencia por el calostro de los lechones y además, problemas para asistir a los lechones que deben ingerir el suficiente calostro, y por ende, la inmunidad trasmitida por la madre. Todo esto nos puede generar, posiblemente, algunos problemas de subpoblaciones donde hay una variabilidad muy grande en el nivel inmunitario e infeccioso de los lechones al destete, con transmisión de patógenos de unos a otros al caer la inmunidad materna.

 

El complejo respiratorio es el resultado de la confluencia de varios patógenos, que encuentran una cantidad de factores que ayudan a agravar el cuadro respiratorio; generando pérdidas económicas importantes debido a la reducción en la ganancia de peso, mayor número de días al sacrificio, deterioro de la conversión alimenticia, mayor uso de medicamentos, una disparidad mayor en los pesos al sacrificio y, en algunos casos, dependiendo de los agentes, la mortalidad puede estar aumentada. Estas pérdidas económicas cuando se cuantifican, que no es tan fácil realmente en el caso de las lesiones pulmonares, sí se han encontrado que después de un porcentaje de pulmón afectado, hay una reducción importante en la ganancia de peso del animal; y al final en el sacrificio hay una afección en la conversión alimenticia, debido a que el animal tiene que consumir más alimento para alcanzar los kilos del peso al sacrificio.

 

Están involucrados virus, bacterias, parásitos. Dentro de las enfermedades virales más importantes tenemos: el Síndrome Respiratorio Reproductivo Porcino (PRRS), el Circovirus porcino tipo II (PCV2), la Pseudorrabia o enfermedad de Aujeszky, el virus de la influenza y algunas veces un secundario que se reporta como el coronavirus respiratorio, que prácticamente no es considerado de gran importancia dentro de las patologías respiratorias.

 

Dentro de los bacterianos uno de los más importantes es el Mycoplasma hyopneumoniae, que nos genera el mayor problema tanto por el daño que hace como por lo que sobreviene luego de su infección, y algunos secundarios que pueden pasar a ser muy importantes. Así la gran mayoría de las granjas o los animales estén portando estas bacterias, no en todos los casos, éste se va a manifestar. Dentro de estas bacterias, tenemos: la Pasteurella multocida, Bordetella bronchiseptica, Actinobacillus pleuropneumoniae y Streptococcus suis – Haemophilus parasuis, entre las más importantes.

 

Dentro del parasitismo, algo que descuidamos lamentablemente con los cambios en sistemas de producción (sobre todo en la de cama profunda), es la persistencia de parásitos, ocasionando lesiones por migración de larvas de Áscaris a través del pulmón e hígado y el Metastrongylus a nivel pulmonar.

 

 

 

¿Cómo actúa el mycoplasma patogenia?

 

1. Infección temprana con M. hyo:

• Se ubica en la superficie de tráquea, bronquios y bronquíolos, en el ápice de los cilios.

* No penetra el epitelio, razón por la cual es tan difícil que los antibióticos funcionen de manera más eficiente. No invade otros tejidos.

• Tiene unas proteínas que son las que hacen la adherencia, y hacen el daño a nivel de los cilios (proteínas P97 y 5 más).

 

2. Citotoxicidad y Ciliostásis:

• Reducción de actividad ciliar.

• Pérdida gradual de los cilios, en última instancia (si es muy severo), un mycoplasma de una alta patogenicidad puede destruir por completo los cilios.

• Formación de microcolonias.

• Movilización de células linfoides e hipersecreción de glicoproteína en células secretoras.

• Obstrucción de luz de bronquíolos y colapso de alvéolos.

• Desaparecen cilios, células epiteliales destruidas y acumulación de moco. Lesiones clásicas del mycoplasma de localización cráneoventral en el pulmón.

 

Lesiones del mycoplasma: Localización

El tipo de consolidación pulmonar, observado en la neumonía micoplásmica porcina, refleja una distribución broncogénica que compromete la limpieza mucociliar. M. hyo. modula la respuesta inmune del animal por depresión de la inmunidad celular (potencia la actividad de células T supresoras). Agrava el cuadro de PCV2 (Halbur, 2006).

• Induce liberación de IL 10 (interleucina) con efecto inmunosupresor (> severidad PRRS).

• Suprime la actividad de macrófagos alveolares, con instauración de coinfecciones como PRRS – SIV – PRV – Bacterias como App.

• M.hyo. + P.m. -> lesiones más severas que cuando se producen individualmente (Dr. Ciprian, México).

 

Coinfecciones

• M.hyo. + PRRSv: destrucción del epitelio respiratorio ciliostasis, de macrófagos alveolares y neumonía intersticial aguda.

• M.hyo. + SIV: daño del epitelio ciliar y permiten afección de patógenos secundarios.

• PCV2 + PRRSv: se replica en histiocitos y destrucción de macrófagos. Se presenta un problema muy serio de inmunosupresión, básicamente por el efecto que tiene a nivel generalizado el circovirus, y a nivel local el macrófago alveolar por parte del PRRSv.

 

 

Agentes virales

 

PRRS: Síndrome Respiratorio y Reproductivo Porcino

Lo que vemos normalmente, es un daño a nivel reproductivo inicial, y después se instaura una sintomatología respiratoria. Básicamente, la encontramos como una Neumonía intersticial y se va a ver agravada por la presencia de M.hyo., PCV2, SIV y otros patógenos bacterianos. Se estabiliza en pie de cría si hay buen manejo en la climatización de animales, y si no tenemos un engorde que esté multisitio o todo dentro o todo fuera, se nos va perpetuar la infección en la granja.

 

Circovirosis Porcina, ¿cómo actúa el virus?

Afección del sistema inmune. Los órganos predilectos para ser infectados: órganos blancos (ganglios linfáticos, hígado, bazo, riñón, pulmón e intestino). Además, afecta el sistema reproductivo.

 

Influenza Porcina

Lo estamos viendo en todo Latinoamérica, afectando las granjas en algunos casos más que otros. Este agente tiene efectos principalmente en el sistema respiratorio, y a veces produce lesiones graves que facilitan las infecciones secundarias. Normalmente, afectan en condiciones climáticas más frías y de escasa ventilación.

 

Enfermedad de Aujeszky

También asociado a enfermedad reproductiva y respiratoria, afecta otras especies como bovinos y caninos.

 

 

Agentes bacterianos

 

Pasteurella multocida

Casi siempre, que se hace un chequeo por lesiones pulmonares que están afectando el final del engorde, se detecta Pasteurella involucrada en la afección respiratoria, encontrándose lesiones de bronconeumonía; se reporta pericarditis y pleuritis, no siendo posiblemente, el germen principal causante de este problema.

Se puede presentar en forma aguda o crónica; ya básicamente es con aumento de temperatura en el caso de la forma aguda, y las lesiones respiratorias normales de muchos de los patógenos.

 

 

Actinobacillus pleuropneumoniae (App)

Es otro de los gérmenes importantes que tenemos que atacar. Afortunadamente, ya tenemos más conocimientos y podemos manejar bastante bien este problema, hasta sacarlo de una granja o por lo menos tenerlo bastante controlado.

 

 

La enfermedad de Glasser: Hps

Tanto esta enfermedad como el Streptococcus vienen afectando bastante las granjas porcinas, con mayor frecuencia en algunos países. Su control ha sido muy dispendioso, porque tanto las bacterinas comerciales como autógenas, no están produciendo el efecto que se espera de ellas; los antibióticos no funcionan, y cada vez tienen un efecto menos contundente.

 

 

 

Diagnóstico y Control de CRP

Debe basarse en una visita e inspección sanitaria a nivel de la granja, en la cual se determinen los factores que puedan estar involucrados para que la enfermedad se manifieste, y genere pérdidas económicas importantes en la granja.

Con frecuencia, encontramos problemas en las recomendaciones dadas por los comercializadores de vacunas y técnicos, que recomiendan la aplicación de estas sin tener en cuenta la situación particular de cada granja, con conceptos de vacunación desde los 3 días hasta las 5 semanas, así como el concepto que es mejor dos dosis que una sola. La realidad es que todas las granjas tienen una situación completamente diferente, y lo vivimos en forma permanente; todos los casos anteriores pueden funcionar o fracasar en cualquier granja. Entonces, lo mejor para establecer el control de problemas sanitarios en granja, tiene que ser conociéndola realmente, y sabiendo la dinámica de las infecciones. Es claro que esto no puede ser dado con “recetas” generalizadas para todas las granjas.

Debemos hacer una evaluación de los signos clínicos: en qué momento se presentan, qué tan fuertes son, qué nos están generando en la granja, si producen pérdidas económicas o mortalidad. Tenemos que realizar en lo posible y en el máximo de animales posibles las necropsias. Eso es fundamental, así sea el trabajador de la granja, enseñémosle a identificar las lesiones, a que por lo menos puedan describir qué está pasando con esos animales. Hay métodos mucho mejores y los utilizamos en algunas granjas, consisten en que el trabajador tome fotos de las lesiones de los animales que mueren, eso nos da una buena idea de lo que está pasando; porque desafortunadamente, la mortalidad casi siempre ocurre el fin de semana, y no vamos a la granja a ver este caso.

Tenemos que realizar siempre los análisis de laboratorio, así como serologías para conocer cuál es la dinámica de los anticuerpos contra algunas enfermedades en la granja, además de la importancia del monitoreo en la planta de sacrificio. Cuando vamos a una granja y oímos tos, inmediatamente estamos pensando que es mycoplasma, pero hay una serie de agentes que pueden producir tos en el animal: los bacterianos, otras especies de mycoplasma, virus, parásitos por la migración de las larvas que van a generar una expectoración en el animal como medio de defensa, otras situaciones que se producen en el animal, y problemas con el medioambiente. Son muchos y solo estamos considerando al mycoplasma.

En lo posible, debemos realizar las necropsias y buscar el tipo de lesiones que en algunos casos son muy evidentes, y en otros son bastante difíciles de determinar. La toma de muestras es muy importante, en algunos casos lo que son los hisopados nasales o los traqueo-bronquiales y el más sencillo que es la serología, aun cuando es uno de los más difíciles de interpretar o por lo menos donde hay más errores. Los perfiles serológicos no muestran, en algunos casos, la dinámica de los anticuerpos de algunas enfermedades respiratorias, tanto en el pie de cría como en la producción; ahí es donde realmente nos puede ayudar un poco a definir cuál es la situación de la granja, y cómo podemos atacar mejor el problema.

Esto de los perfiles serológicos, es quizás, uno de los principales problemas encontrados en la práctica, puesto que a veces son mal interpretados o se convierten en una herramienta para comercializar vacunas, sin tener un conocimiento real sobre qué está ocurriendo en la granja.

En el caso de la influenza, lo que vamos a hacer primero es definir que la granja sea positiva, y empezar a ver en qué momento está atacando o afectando a los animales, si es que está involucrada realmente en el problema. Aquí hay que tener en cuenta la duración de los anticuerpos maternos, por influenza es muy larga la inmunidad materna y, por lo tanto, nos puede confundir hasta qué punto es inmunidad materna, y qué punto puede ser realmente infección.

Dependiendo de la situación de cada país, se deben realizar pruebas para un diagnóstico más acertado como el PCR, para determinar si el animal o las muestras que tomamos son positivos, ya sea a cualquiera de los virus o las bacterias que tengamos disponibles para diagnosticar por PCR; aun cuando también debe hacerse con un buen conocimiento de la situación de granja, los resultados de la prueba y otras pruebas de diagnóstico adicionales.

 

 

Inspección de la planta de sacrificio

Esta herramienta es de gran utilidad, y complementa el trabajo de diagnóstico a nivel respiratorio y otros sistemas en granjas porcinas. Si bien no es exacta, da una aproximación a la respuesta de los animales, los programas de vacunación y medicaciones establecidas en dichas granjas. El objetivo del Monitoreo en Planta de Sacrificio (MPS) pretende:

• Ayudar a conocer la extensión de lesiones pulmonares y/o de otros órganos.

• Tipos de lesión encontrados.

• Efectos en producción y la canal de los cerdos.

• Evaluación en programas de vacunación y medicación.

• Neumonía, Pleuritis, Pericarditis, Nódulos necrohemorrágicos, Abscesos, etc.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *