12 de febrero de 2015 02:14 AM
Imprimir

“De dónde van a salir los animales para exportar genética a China”

ras la visita a China de la presidente Cristina Kirchner, se volvió a instalar la agenda de la exportación, no solo de carne, sino también de genética bovina a partir de semen y embriones al país oriental. Responde el veterinario Roberto Moreira, asesor ganadero

La producción de carne bovina en el país retrocedió casi un 5% interanual en 2014, y no consiguió colocar más de 3 millones de toneladas en el exterior, debido a una caída en la cantidad de animales faenados y a una merma en el peso promedio de los animales que tienen destino el gancho. El nivel de faena de animales durante el año pasado también bajó. Creció, en cambio, la faena de hembras, según lo señaló la Cámara de la Industria y Comercio de Carnes y Derivados. Del total de vacunos faenados en el 2014, el 45,8% fueron hembras, la variable de ajuste que sostiene o incrementa el rodeo pese a que son las fábricas de la ganadería local, vitales para la conservación de los rodeos.

Pese al escenario, el gobierno argentino planteó a las autoridades chinas la necesidad de ampliar el protocolo sanitario para poder incrementar las exportaciones de carne vacuna con ese destino, donde en la actualidad solo ingresan cortes congelados y deshuesados.

Las importaciones de carne bovina en China pasaron de 30 mil toneladas res con hueso en 2011 a 415 mil toneladas en 2013, lo que implicó un crecimiento de 374 por ciento, cifra que también habría aumentado en 2014, según informó el Instituto de Promoción de la Carne Vacuna (IPCVA). Sin embargo, Argentina no colocó más de 9 mil toneladas.
A propósito del mercado exportador, y tras la posible incidencia de la República Popular de China en el desarrollo del mercado local, el médico veterinario Roberto Moreira es drástico. “De donde van a salir los animales?”, cuestionó el asesor genético de Cabaña Garruchos Agropecuaria, entre otros establecimientos ganaderos de la región.

Tras la visita a China de la presidente Cristina Kirchner, se volvió a instalar la agenda de la exportación, no solo de carne, sino también de genética bovina a partir de semen y embriones al país oriental. “No es sencillo exportar embriones ganaderos a China porque tampoco resulta nada sencillo colocarlo ni siquiera en Brasil o Paraguay que quedan acá nomás”, dijo Moreira. “Ha entrado genética (en otros países), pero muy poca. Entra en tanto y en cuanto hay un socio natural del país”.
El número de vacas donantes es otra de las “dificultades” a corto plazo. “Se habla de miles embriones que no hay. Hacer miles de embriones es mucho. Si sacas un promedio de 5 embriones por vaca… ¿cuántas vacas donantes necesitas?”, expresó el veterinario.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *