12 de febrero de 2015 21:56 PM
Imprimir

“Buena limpieza del campo es fundamental en el control de la garrapata”, señaló Almeida

URUGUAY : Realizar una buena limpieza del campo “es fundamental en el control de la garrapata. Y para eso, deben hacerse baños con mayor frecuencia; lo ideal para limpiar un campo es bañar cada 7 días”, manifestó a EL TELEGRAFO el doctor Roque Almeida.

Para el integrante de la Comisión Nacional Honoraria de Sanidad Animal (Conahsa), una buena medida para que el productor con problemas de garrapata adopte “es amontonar al ganado en ese potrero y hacer una aplicación, y a los 7 días, otra, porque limpia el ganado”.
El médico veterinario que desarrolla su tarea desde la Cooperativa Agraria Nacional (Copagran), filial Paysandú, reconoció que la costa del río Uruguay en nuestro departamento “es una zona endémica para la garrapata, que se mantiene por el movimiento de agua, por el abrigo de los montes, como por las zonas forestales”.
De todas maneras, explicó que “me da la impresión que es menor el problema actualmente”, comparándolo con otros años. “Aunque no sabemos qué va a pasar en febrero, marzo y abril, meses clave para la garrapata”.
Para el profesional, el productor “ha aprendido mucho sobre cómo combatirla. El MGAP se ocupó mucho a través de una prueba piloto que hicieron en Artigas, en la que se determinó un tratamiento específico para la garrapata, de acuerdo con las tres generaciones: a fin de invierno, luego a mediados de noviembre-diciembre y el tercer tratamiento en febrero-marzo”.
Subrayó que lo más conveniente es que “siempre se efectúe con diferentes específicos. Aparentemente la gente lo ha entendido y hoy se preocupa mucho por ir alternando los específicos que usa contra la garrapata, y creo que lo viene haciendo muy bien”.
Almeida sostiene que el control “radica en hacer en tiempo y forma las aplicaciones, ya sean inyectables, pour-on o baño, que son las formas que tenemos en Uruguay para controlarla. Puede ser a los 35 días o utilizar algún producto que permita ir hasta los 45 o 90 días, ya que hay productos nuevos que funcionan así”. Acotó que “no se puede descuidar la frecuencia de los baños”.
El técnico indicó que hay productores que aplican los productos y dicen que “a los pocos días el ganado está lleno de garrapatas”. El productor, “debe entender que cuando se aplica un producto contra la garrapata, no significa que esta no vaya a subir al ganado. Porque si hay garrapata en el campo, esta igualmente sube, pica y al alimentarse de la sangre del vacuno que está con el medicamento, empieza a morir”.

 

ESTADO
La bonanza del clima, merced a las constantes lluvias de enero y las muy buenas pasturas en los campos, determina que el ganado “esté muy bien”, manifestó Almeida. “Las haciendas están con buen peso, evolucionando bien, y eso es respuesta al exceso de comida que no es lo habitual en esta época del año”, dijo.
El exceso de pasturas “hace que las condiciones sean favorables para otros problemas, como son los parasitarios, la incidencia de la mosca, sobre todo de la bichera, además de la garrapata, que venía algo más tranquilo, pero ya comienzan las consultas por temas de alguna muerte por garrapata”.
Sostuvo que “si bien por un lado la naturaleza nos brinda, por otro lado viene acompañado de algún problema que hay que solucionar”, pero entiende que “teniendo buena comida, los problemas se manejan mucho mejor”.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *