17 de febrero de 2015 21:42 PM
Imprimir

¿Cómo será la porcicultura del futuro?

Un nuevo papel del veterinario basado en el análisis de datos, la necesidad de mejorar la eficiencia de la producción porcina para hacer frente a una demanda mundial creciente de proteína animal o el uso de la tecnología en el diagnóstico de enfermedades son sólo algo de lo que veremos en porcicultura en los próximos años.

¿Qué nos depara el futuro de la producción porcina? En primer lugar, parece que la porcicultura mundial necesita incrementar su eficiencia, para producir más proteína animal que cubra la creciente demanda de forma sostenible. El aumento de la población mundial y una previsible mejora en el nivel de vida de esta población hará que las necesidades de carne a escala planetaria crezcan mucho durante las próximas décadas, según las previsiones de la FAO. Hasta en un 50 % se prevé que será necesario incrementar la producción porcina mundial.

 

Los veterinarios de porcino también van a cambiar de forma esencial su papel: ya están pasando de vigilantes de la sanidad animal a analistas y asesores de los productores ganaderos en todos los lugares donde la producción porcina se lleva a cabo de forma industrial. Los veterinarios de porcino ya no tienen que centrarse sólo en la salud de los animales y la sanidad de las producciones, sino que han de tener presentes parámetros económicos de la producción.

 

En lo correspondiente a sanidad, cada vez es más importante la prevención y trabajar con el objetivo de, no sólo combatir, sino erradicar las enfermedades que más afectan a la producción. También es necesario cambiar los protocolos de tratamiento para evitar la aparición de resistencias a los antibióticos, cuya presencia es cada vez más preocupante tanto para la OMS como para la FVE.

 

Los problemas en lactación y destete

Uno de los mayores desafíos a los que se enfrenta la porcicultura moderna es la mortalidad durante la lactación y el destete. Enfermedades como la coccidiosis o la diarrea epidémica porcina, problemas medioambientales o de escasa capacidad maternal de las cerdas, enfermedades respiratorias, etc. están en la lista de problemas a controlar. Aparte de las bajas que producen hay que tenerlos muy en cuenta porque, además, los problemas en los periodos de lactación, pre y posdestete pueden determinar la capacidad productiva de un individuo y hacer que no consiga el resultado esperado en el matadero.

 

La diarrea posdestete causada por E. coli enterotixigénico (ETEC) es uno de estos desafíos sanitarios que será necesario solventar durante los próximos años. El estrés asociado al destete es uno de los factores desencadenantes de una enfermedad que afecta entre el 20 y el 50 por ciento de los animales, con unas mortalidades que llegan hasta el 10 por ciento si no hay complicaciones. Eso se traduce en unas pérdidas de entre 2,4 y 5,5 € por lechón destetado. La vacunación y un uso responsable de los antibacterianos como colistina u óxido de cinc para evitar el desarrollo de resistencias son las dos vertientes de la lucha contra esta patología.

 

En general, parece conveniente revisar los protocolos vacunales de los animales jóvenes, ya que aunque se tiende a administrar vacunas contra varias enfermedades simultáneamente para minimizar el manejo, la inmunidad maternal de los lechones no está al mismo nivel para todas las patologías contras las que se les vacuna al mismo tiempo. Algunas vacunas pueden administrase antes sin que interfiera la inmunidad maternal, mientras que otras deberían administrarse a animales con más edad.

 

Analítica de datos para una producción eficiente

Tras un buen comienzo productivo, con una lactación y destete adecuados y sin problemas, es esencial conseguir que todas las fases de la producción estén optimizadas tanto en el apartado sanitario como en el de los parámetros productivos. La única forma de obtener control sobre todo ello es recopilar y analizar todos los datos posibles de lo que ocurre en la granja, de forma que los programas de análisis como Full Value Pig permiten asesorar a los clientes sobre las mejores decisiones que pueden tomar.

 

Está claro que hay que incorporar la tecnología a la producción porcina si se quiere conseguir que sea más eficiente: sistemas de recopilación de datos que luego se reciben en dispositivos móviles, sensores que registran la temperatura de los cerdos de forma automática, nuevos sistemas para obtener muestras de sangre… Todo ello contribuye a mejorar la producción.

 

VI Elanco International Swine Symposium
Elanco organizó el VI Symposium Internacional de Porcino en Roma los días 22 a 24 de octubre de 2014. El evento tuvo como hilo conductor el futuro de la producción porcina y reunió a más de dos centenares de técnicos especialistas en porcino de toda Europa.

Con la celebración de este evento, la firma reafirma su compromiso con la industria de la producción porcina. Expertos en producción y sanidad porcina (Kristina Kohne, Enric Marco, Steven McOrist, Wilhelm Gerner, Eric Nadeau, Andrea Luppi, Peter Latell, José S. Martínez, Hans Nauwynck, Álvaro Hidalgo, Ginger Pelger, Jan Dahl, Olivier Espeisse o Juan Pascual) impartieron sus ponencias acerca de inmunidad y vacunación de lechones, diarrea posdestete causada por Escherichia coli, infección por PRRSv y vacunación frente a Mycoplasma hyopneumoniae, entre otros temas. Además, tuvieron la oportunidad de compartir con todos los asistentes sus puntos de vista sobre el futuro de la industria.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *