20 de febrero de 2015 13:36 PM
Imprimir

La cojera en caballos sénior

Los suplementos con vitamina E pueden ser útiles en algunos casos.

A diferencia de lo que sucede en los caballos jóvenes, en los sénior la cojera suele deberse al desgaste relacionado con la articulación. Se pueden diagnosticar y tratar los signos relacionados con la enfermedad, aunque en algunos casos, se tendrá que dejar de utilizar el animal.

 

Mientras que la cojera en los caballos más jóvenes a menudo es causada por una lesión o distensión muscular relacionada con la sobrecarga, los caballos de más edad son más propensos a mostrar los efectos acumulativos del deterioro relacionado con el desgaste de los tejidos y estructuras de la articulación. Mantener al caballo en el peso adecuado, reduciendo la carga de trabajo, y proporcionar complementos de apoyo para la articulación pueden ayudar a minimizar los efectos de estos problemas.

 

Las pérdidas relacionadas con la edad en el funcionamiento de los nervios y los músculos también pueden llevar a la cojera en los caballos sénior. Incluso los defectos neuromusculares leves pueden dar lugar a una pérdida de la fuerza y ​​la coordinación, por lo que el caballo cojea a pesar de que no muestra dolor. Se pueden diagnosticar y tratar los signos neurológicos relacionados con la enfermedad y, en algunos casos, la suplementación con vitamina E puede mejorar la función neuromuscular. Los caballos que muestran problemas de equilibrio o de coordinación no se deben montar ni conducir, y cualquier persona que los manipule debe ser extremadamente cuidadosa.

 

Los defectos de conformación que no afectan a los caballos jóvenes son a veces la causa de la cojera en équidos mayores. Patas torcidas, corvejones en forma de hoz, cuartillas demasiado rectas y espaldas excesivamente largas son las debilidades que aumentan el estrés en otras estructuras del cuerpo, lo que derivaría en esguinces y movimiento desigual. El herraje terapéutico puede aliviar el malestar y mejorar el paso, pero los defectos más graves pueden afectar a la utilidad del caballo sénior hasta el punto que el animal deba dejar de utilizarse.

 

Puedes leer la noticia en http://www.equinews.com/article/lameness-senior-horses

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *