22 de febrero de 2015 04:28 AM
Imprimir

El curioso caso del biodiésel

Pese a un año complicado, las exportaciones alcanzaron un récord.

El combustible de aceites naturales, un sustituto del gasoil, terminó con un importante crecimiento en la producción y con récord de toneladas exportadas al exterior. Estos indicadores se conocieron contra el trasfondo de un año complicado para los productores que estuvo atravesado por las medidas antidumping de la Unión Europea (UE) y el derrumbe de los precios internacionales del petróleo que arrastraron los valores de los surtidores. Sin embargo no se trata del resultado del azar, sino que fundamentalmente los valores reflejaron un serie de medidas adoptadas para el sector.

En el 2014, según consta en el Informe de Tendencias del Instituto Mosconi, se produjeron 2.550.420 toneladas de biodiésel, lo que significó un incremento anual del 27,2%, un número significativo para una industria nacida en el 2007. Las ventas en el mercado interno, entre enero y diciembre pasado, se calcularon en 968.990 toneladas y representaron un aumento del 9,6% en la comparación con el mismo período del 2013.

Sin embargo, el número más significativo se consiguió en los volúmenes exportados en un año con más complicaciones que beneficios para la exportación de este combustible. En cifras, se vendieron al exterior 1.620.624 toneladas de biodiésel nacional. Esta cantidad no se exportaba desde el 2012, cuando se enviaron poco más de 1.600.000 toneladas. En la comparación con el 2013 significó un alza del 41%.

El pasado mes la Secretaría de Energía de Nación, a cargo de Mariana Matranga, resolvió una nueva reducción para la alícuota de retenciones a la exportación del combustible derivado de aceite. La medida repitió la decisión tomada en mayo por esa cartera, que pasó del 21,75% a poco más del 12%. Con el último recorte, los derechos de exportación pasaron del 12,57% al 6,15%, retroactivo a diciembre. A esto también se sumó la exención del pago de impuestos internos.

Esta medida fue celebrada por la Cámara Argentina de Biocombustibles (Carbio) de cara a los desafíos comerciales internacionales de este año, en el que deberán continuar batallando contra lo que significan las sanciones que la UE aplicó al producto argentino por sospechas de dumping.

Respecto del mercado interno, según estima un informe de la consultora Abeceb, de mantenerse el corte interno en niveles entre un 8,5% y un 10%, se podría alcanzar una producción de entre 1,1 y 1,3 millones de toneladas, aun cuando se proyecta una leve reducción en las ventas de gasoil.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *