17 de marzo de 2015 02:14 AM
Imprimir

Acusan a Príncipe de avalar un sistema inaplicable y discriminatorio

La medida que adelantó LPO despertó críticas de la Sociedad Rural, CRA y Coninagro. Un anuncio con poco costo económico y gran impacto político

 Finalmente este lunes la presidenta Cristina Kirchner anunció un nuevo esquema de retenciones para pequeños productores agropecuarios, tal como lo adelantó en exclusiva LPO el pasado 5 de marzo.

 
 
El anuncio se realizó esta tarde en el Salón del Bicentenario de la Casa de Gobierno tras una reunión en el despacho presidencial entre Cristina, Axel Kicillof, Carlos Casamiquela y la cúpula de Federación Agraria (FAA) liderada por Omar Príncipe.

La medida tiene como base un viejo proyecto presentado en 2010 por los ex diputados Ulises Forte y Pablo Orsolini que consiste en la devolución de parte de las retenciones a productores que cosechen hasta 700 toneladas de soja, trigo, maíz y girasol.

Se trata, en rigor, de una jugada política diseñada por el kirchnerismo para terminar de quebrar la Mesa de Enlace -uno de los principales enemigos de la Casa Rosada- y generar una alianza con FAA tras la salida de Eduardo Buzzi de dicha entidad.

En tanto, según describió Cristina, la medida beneficiará a unos 46.121 productores que ya están identificados en la AFIP y que podrán contar con la devolución de una parte de los fondos a partir del próximo 15 de abril y todos los días 15 de cada mes.

“Hemos llegado a un acuerdo histórico con FAA. Superamos los perjuicios que tenían sobre mí y que yo tenía sobre ellos. Les contaron que yo era mala y que era muy dura. Siempre he sido dura con los de arriba, jamás con los de abajo”, expresó la presidenta.

“Es una decisión del Gobierno acordada punto por punto con FAA y no permitiremos que ninguno se avive porque todos los productores están identificados”, señaló Cristina en referencia a las dudas que genera la devolución de retenciones.

En cadena nacional, Cristina no solamente le cedió la palabra al ministro de Economía sino que se encargó de remarcarlo como el gestor del acuerdo: “Fue Kicillof el que logró llevar a cabo este programa y el pago de compensaciones a los tamberos”, dijo.

Sonriente, el funcionario se dedicó a brindar detalles técnicos del anuncio: “Se va a constituir un fondo de $ 2500 millones que será distribuido entre el 70% de los productores que producen el 12% de la producción agropecuaria total”, afirmó.

“Van a recibir una contribución mayor aquellos productores que producen menos. Un productor que cosecha 100 toneladas recibirá $ 45.000”, manifestó Kicillof, y agregó que “el Estado recauda entre $ 50.000 y 60.000 millones por año en retenciones”.

El ministro de Economía también aprovechó para mandar un mensaje al campo: “Se va a pagar según el momento en el que se vaya liquidando la cosecha al exterior llamando la atención a los especuladores que no quieren liquidar”, aseguró.

Como sea, el anuncio ya empezó a generar repercusiones en el ámbito político. El ministro de Asuntos Agrarios de la provincia de Buenos Aires, Alejandro “Topo” Rodríguez, celebró la decisión del Gobierno nacional.

“Va en la dirección correcta para fortalecer a los pequeños y medianos productores y cuidar que no se desfinancien las políticas que favorecen a los trabajadores y a los más humildes”, consideró el ministro de Daniel Scioli.

Cabe recordar que el funcionario sciolista fue el único ministro peronista que hizo un planteo de similares características en relación a las retenciones, primero en ámbitos reservados frente al Gobierno, y luego públicamente.

 

Justamente, el hecho de plantear la baja de retenciones al trigo, le costó a “Topo” Rodríguez que varios legisladores kirchneristas le pidieran a Scioli que lo eche (además de haber sido duramente criticado y descalificado por sectores ultra-K). 

 

 

Malestar en el campo

 

En este contexto, tal como era de esperar, la segmentación de retenciones cayó muy mal en el resto de las entidades rurales (Sociedad Rural, CRA y Coninagro) dado que consideran que se trata de un sistema poco transparente, discriminatorio e inaplicable.

 

“Una vez más escuchamos un anuncio sobre reducción de retenciones, como otros que propuso el kirchnerismo (Trigo Plus y Maíz Plus) y que solo quedaron en la promesa”, apuntaron en un comunicado las tres entidades.

 

“Si van a devolver las retenciones mediante mecanismos engorrosos y de difícil cumplimiento, ¿para qué las cobran? Más aún si se subordina la supuesta rebaja a la voluntad de los exportadores”, dispararon la Sociedad Rural, CRA y Coninagro.

 

“Las medidas anunciadas son de difícil cumplimiento. El Gobierno nacional debería promover a las producciones para que las mismas vuelvan a tener competitividad y rentabilidad en un mercado transparente y equitativo”, añadieron.

 

De hecho, la devolución de retenciones ya rige en el trigo mediante un fideicomiso denominado “CEPAGA” que fracasó rotundamente. En maíz también hubo un sistema de reintegros de derechos de exportación anunciado en 2009 que jamás se implementó.

 

Asimismo, en el campo dejó un mal recuerdo el antiguo sistema de compensaciones que rigió de 2007 a 2010, que repartió miles de millones de pesos a diversos actores del sector y que desde un inicio estuvo viciado de sospechas de corrupción.

 

Así las cosas, a Príncipe poco le importaron las críticas. Mediante un comunicado emitido esta noche, el presidente de FAA dijo que “la medida es oportuna para miles de agricultores de manera tal de asegurar la sustentabilidad y el desarrollo territorial rural”.

 

Príncipe también se acordó de Buzzi: “Estamos convencidos que la estrategia gremial de FAA debía priorizar las necesidades de nuestra gente que no tiene espalda para esperar hasta el 10 de diciembre a que llegue alguna respuesta”, apuntó.

 

 

Ahora, claro está, quedó suspendida hasta nuevo aviso la movilización que había organizado FAA frente al Ministerio de Agricultura sobre la Avenida Paseo Colón para reclamar por políticas públicas diferenciadas

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *