19 de marzo de 2015 14:33 PM
Imprimir

En España auguran avances legislativos para permitir el uso de insectos en la alimentación animal

Defienden que son una fuente sostenible de proteínas y que su práctica será habitual en cinco años

El director del departamento de Ciencias Ambientales y Recursos Naturales de la Universidad de Alicante, Santos Rojo, ha augurado avances en la legislación europea de este mismo año que permitan la utilización de biomasa procesada de insectos para la alimentación animal. En declaraciones a Efe con motivo de la jornada ‘Los insectos como fuente sostenible de proteínas en la alimentación animal y la nutrición humana’, que se desarrolló en el centro universitario, se ha mostrado convencido de que esta práctica, denominada entomofagia, será “habitual” en un plazo de cinco años. Rojo, que también es socio fundador de la empresa de base tecnológica Bioflytech, ha asegurado que el consumo directo de insectos por parte de los humanos es, en cambio, una realidad difícil de llevar a cabo, más allá de su ingesta como posible aperitivo.

       “En el fondo es una cuestión cultural; si un alimento no es aceptado socialmente, da igual que sea beneficioso para la salud”, ha considerado. Eso sí, una vez normalizado este sistema de mini ganaderías de insectos, su consumo de forma indirecta por los humanos será “de manera procesada” pero “masiva”, ha prevenido.

 

O se recurre a esta alimentación o sólo queda la genética en la convencional

 

 

     Los insectos son una gran fuente nutricional de proteínas, lo que les hace perfectamente válidos para suplir las necesidades alimentarias derivadas de la acuicultura o la ganadería.

 

     En este sentido, ha explicado que este último sector ha alcanzado “su máximo de producción” y que, para mantener “la seguridad alimentaria -en el sentido de que pueda haber comida para todo el mundo-, solo quedaría recurrir a la genética”.

 

     La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) ha estimado que la población mundial aumentará de 7.000 a 9.000 millones de personas entre 2010 y 2050.

 

     Por ello, Rojo ha manifestado que el sistema alimentario actual es “insostenible” y que el papel de los insectos en la alimentación animal es “obligatorio”.

 

     Las necesidades de producción de estas mini ganaderías de bichos se situarían en cifras que rondarían “los centenares de toneladas al día o, incluso, a la hora”, según este experto.

 

     A pesar del problema tecnológico que esto puede suponer, Rojo ha querido incidir en que la producción masiva de insectos es un sector mucho más sostenible desde el punto de vista “medioambiental -precisa menos recursos y produce menos residuos-, económico y de eficiencia”.

 

     “Hay insectos que pasan de huevo a larva en una semana y muchas hembras ponen entre 500 y 1.000 huevos por semana”, ha aseverado.

 

     En esta jornada universitaria han participado instituciones como la citada FAO, la Agencia Británica para la Investigación en Materia de Alimentos y Medio Ambiente (FERA) e integrantes del Proyecto Europeo ‘PROTeINSECT’, que promueve la adaptación de la legislación vigente para permitir la utilización de insectos en alimentación animal y nutrición humana.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *