20 de marzo de 2015 09:45 AM
Imprimir

ADP potencia su negocio ganadero

URUGUAY : Caracterizada por buenos logros en sus emprendimientos agrícolas, ADP se expande a la ganadería

La producción ganadera emprendida por Agronegocios del Plata es un complemento de otros rubros en los que la empresa acciona, destacó el doctor Juan Domenech, gerente de producción ganadera de ADP.

“Si bien un alto porcentaje de los negocios de la empresas están directamente relacionados con la agricultura, desde hace casi 10 años estamos en el rubro ganadero, que ha ido creciendo, sobre todo desde el último año creció muchísimo, pero siempre en el marco de una sinergia con la agricultura muy valiosa”.

En relación a la obtención de la materia prima, en un 70% aproximadamente se adquiere a productores ganaderos que son clientes desde hace varios años de ADP, productores que hacen agricultura y ganadería, a los que se les adquiere terneros y terneras.

Con ellos se hace la recría y terminación, en corrales (propios o tomando el servicio) o a pastura, dependiendo de las condiciones y demandas del mercado.

Otro 20% de la materia prima se obtiene a partir de cría propia, disponiéndose de predios para ello en localidades de Cerro Largo y Flores, próximas a Melo y Trinidad, respectivamente.
El otro 10% se logra mediante compras a productores, en casos a través de consignatarios. En todos los casos, precisó, los animales corresponden a la misma característica, disponiéndose de una homogeneidad en la hacienda que se maneja.

Domenech destacó que “la ganadería en ADP arrancó con el engorde en un corral, en base a la premisa de ser eficientes a la hora de armar los lotes en la forma adecuada para que vayan a los corrales considerando temas tales como el de la eficiencia de conversión y el de la sociabilidad dentro de los lotes”.

En ese sentido, “veíamos que había mucha área de desperdicio, en el área agrícola, áreas bajas y superficiales que se fueron empotrerando y mejorando para iniciar la recría de terneros y terneras para luego pasarlos al corral”.

Se inició, pues, una recría a campo natural, campos algo mejorados, en San José, Flores, Colonia, Soriano, Río Negro, Paysandú y Cerro Largo.

En el caso de Cerro Largo, dijo, por las condiciones del campo, se activó una recría más intensiva, en base a praderas permanentes y pasturas anuales.
Por lo tanto, desde hace años se desarrolla una recría a campo natural y desde hace un año y medio, aproximadamente, hay una recría más intensiva en campo mejorado.

Tras la recría, señaló, se avanza con la terminación en los corrales, existentes ellos en Cerro Largo, en Soriano y dos en Paysandú. Tres de los corrales son propios, de ADP, y el cuarto es de una empresa familiar que presta el servicio (ver en la página 9), ellos nos prestan el servicio de hotelería, los corrales y el personal son de ellos, siendo nuestra la responsabilidad de la alimentación y de la sanidad. Estamos muy conformes con esa sinergia que tenemos con productores que integran la red agrícola de ADP”.

Sobre el manejo alimenticio, en todos los casos, con leves variantes dependiendo de las circunstancias, el 80% de la dieta son granos. Actualmente se utiliza maíz, trigo y cebada. También silo de planta entera de maíz y algo de sorgo. A ello se le añade una premezcla, un complejo con vitaminas, minerales y antiácidos, más DDG y pronto, apenas esté disponible, se recurrirá a productos de ALUR.

El ganado gordo producido se destina a la industria frigorífica que exporta su producción cárnica; “podrá salir algo para el abasto, de algunas carcasas más livianas, pero la gran mayoría se destina a negocios para abastecer la demanda de la Cuota 481”, explicó.

“Manejamos mucho el tema de los negocios con precios acordados con la industria previo al encierro, pero esto no es de ahora, lo hacíamos mucho antes de la existencia de la Cuota 481”, destacó; “ahora es algo más usual, pero lo del precio fijado lo hacemos desde el año 2010, creo que éramos los únicos que salíamos a buscar un acuerdo previo al encierro. Hay productores que les gusta más el tema spot, que es una alternativa, pero si el margen nos daba nos parecía mejor asegurarnos el precio y estar cubiertos”, reflexionó.

Dijo que, en el marco de esos acuerdos, “ADP ha realizado muy buenos acuerdos tanto con empresas frigoríficas de capitales nacionales como con las de capitales externos”.
Durante el ejercicio 2014/15, explicó, el volumen productivo de ADP, considerando ganado gordo remitido a la industria, involucra la entrega de 8.500 vacunos.

Sobre la característica de lo remitido, puntualizó que se cumplen, con creces, todas las exigencias planteadas desde los mercados y desde las industrias que intermedian entre el productor y el destino.
Añadió que “los animales han ingresado a los corrales con pesos de 345 kilos promedio, animales de las razas que se manejan en el país y sus razas, sobre todo Angus y Hereford y sus cruzas, en los corrales están 115 a 120 días y las carcasas están en un promedio de 270 kilos, son bastante pesadas, y en cuanto al rendimiento en cuarta balanza se promedia un mínimo de 55,5% para todos los corrales, cumpliendo en todos los casos las exigencias de calidad que se plantean”.

Finalmente, considerando las perspectivas que presenta el negocio ganadero, Domenech dijo que “como en todos los negocios del sector hoy los márgenes se han achicado, algo que pasa en todos los rubros, el momento adverso nos ha pegado a todos pero en el negocio ganadero vemos que se abren algunas puertas a consecuencia de cómo hay que manejarse en función de los planes de uso y manejo del suelo”.

Ello, entiende, “genera oportunidades para entrar con la ganadería en campos que son marginales, que van a salir de la agricultura, eso no quiere decir que el negocio ganadero a pastura sea formidable pero sí que habrá un margen, con rentabilidades pequeñas pero rentabilidades al fin; eso se va a dar donde se pueda realizar alguna pastura perenne, alguna pastura anual”.
Añadió que “si de acá a dos años cambian los números en los granos, en la soja más que nada, rápidamente se puede salir con la ganadería de esos campos y reanudar allí el negocio agrícola continuo, respetando siempre obviamente los planes de uso y manejo”.

Afirmó que “hoy está apareciendo una oferta de campos donde se podrá hacer más que nada negocios ganaderos donde se venía haciendo agricultura continua”.

En relación a los precios ganaderos, el profesional estimó que “se van a mantener, podrá haber alguna baja, hay alguna alerta como lo que sucede en Rusia, o con el euro, pero la demanda por carne en el mundo está vigente y seguirá así y Uruguay en ese sentido debe apuntar a negocios de alta calidad, no al comoditie, la Cuota 481 es apenas un ejemplo. Hay un gran abanico de mercados abiertos, la sanidad del país es muy buena, la trazabilidad es un aspecto diferencial muy valioso, por lo tanto el negocio ganadero de pronto tendrá algún ajuste en los márgenes, habrá algún ajuste en la reposición si se ajusta el precio del gordo, pero habrá márgenes positivos”.

Un equipo que juega en tres canchas

 Los anfitriones para este trabajo periodístico fueron Federico, Javier y Diego Haedo, integrantes de una empresa familiar que en dos unidades produce en agricultura, ganadería y lechería.
En agricultura se realizan diversos cultivos, en invierno y verano. En lechería la remisión se hace a la planta industrial de Indulacsa. En ganadería se hace cría de terneros Holando, recría e invernada en general y se brinda el servicio de hotelería exclusivamente a ADP.

El encierro posee una capacidad instantánea de 2.000 vacunos. Hay 10 corrales, cada uno para 200 vacunos, en 2,5 has de corrales en un área total de 15 has para el servicio de hotelería, dentro del establecimiento ubicado en paraje Rabón, en Paysandú (a la altura del km 87 de la ruta 24), todo con las habilitaciones correspondientes de la Dirección Nacional de Medio Ambiente y del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca.

Federico, licenciado en administración de empresas, comentó a El Observador Agropecuario que el vínculo de la empresa que él integra con ADP tiene ya varios años de existencia. Se originó en el negocio agrícola y a fines del año pasado se le añadió el vínculo para el negocio ganadero. “Todo el servicio del corral lo ocupan ellos y estamos muy conformes”, comentó.

“Para nosotros es un servicio importante, nos suma en la empresa, lo que hacemos es permitir que haya una transformación de granos en carne”, dijo.

Opinó, sobre la coyuntura de los rubros agropecuarios, que “cuando un rubro se golpea en general eso repercute en todo; la agricultura viene de años muy buenos, pero está en un momento difícil, por eso quienes decidimos mantener los otros rubros durante estos años ahora podemos manejarnos de una manera mejor”.

En el caso del corral, “es un servicio que se hace en un área chica, por lo tanto no compite por el uso de la tierra, genera un ingreso sin desplazar a otro rubro”.
Federico señaló, finalmente, que la empresa tiene la expectativa de crecer en el rubro ganadero, ampliando el corral, aunque no es sencillo decidirlo en un negocio de plazos cortos dadas las características del mercado, que hacen que en poco tiempo las condiciones puedan modificarse.

 

Más ganado

Juan Domenech adelantó que para el ejercicio 2015/16 se incrementará la producción ganadera, en 5.000 vacunos; una estimada menor producción de trigo dará lugar a un aumento del área con puentes verdes, cobertura que se destinará a la alimentación de ese nuevo rodeo, en el marco de una carga baja: un vacuno por ha.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *