20 de marzo de 2015 17:19 PM
Imprimir

El campo habla . . . . .

CompartiremailFacebookTwitter …que, mientras las lluvias dieron lugares a temperaturas sobre las normales que, si bien permitieron drenajes más rápidos de los excesos hídricos de las semanas anteriores, también calcinaron a los cultivos y sancocharon granos y plantas, los productores trataban de entender el “reconocimiento” oficial del daño que causan las retenciones. Es que la medida, anunciada […]

 …que, mientras las lluvias dieron lugares a temperaturas sobre las normales que, si bien permitieron drenajes más rápidos de los excesos hídricos de las semanas anteriores, también calcinaron a los cultivos y sancocharon granos y plantas, los productores trataban de entender el “reconocimiento” oficial del daño que causan las retenciones.

Es que la medida, anunciada días atrás por la presidente Cristina de Kirchner consistió, finalmente, en la promesa de devolución de algo menos de u$s 300 millones frente a los cerca de u$s 8.000 millones que representará el aporte por estos impuestos a la exportación en el presente ciclo.

La cifra, exigua, está además condicionada al ritmo de liquidación de los exportadores, a los volúmenes de producción y a la regularidad impositiva de los destinatarios (CUIT, Ganancias, entre otros), por lo que los principales analistas consideran que, finalmente, será más el costo burocrático de recaudar y luego devolver, que el beneficio concreto a la producción.

Por supuesto que el tema convulsionó aún más las aguas del frente gremial ya que hasta ahora todas las concesiones hechas por el Gobierno a la Federación Agraria de Omar Príncipe (ROEs para cooperativas federadas, compensación para pequeños tambos, devolución de retenciones) aún no concretadas, parece apuntar más a la fractura definitiva de la Mesa de Enlace, y a la erosión política de su expresidente, Eduardo Buzzi (hoy enrolado en las filas del masismo santafesino).

Mucho menos, obviamente, constituye una respuesta concreta a la crisis productiva. De hecho, en los anuncios, no se contempló ninguna herramienta para otros rubros como la vid, peras y manzanas, tabaco, maní, poroto, algodón, hortalizas, ovinos, o la propia lechería, que sigue inmersa en un franco retroceso que la lleva a los niveles de principios de 2000.

 

 

…que, mientras casi ya se olvidó la protesta del campo de la semana pasada, sigue la evaluación de los daños causados por las últimas inundaciones (más de 1,5 millón de hectáreas bajo agua entre Córdoba y Santa Fe; 600.000 hectáreas en Santiago del Estero). Y en ese contexto, sorprenden algunas estimaciones de cosecha que aún hablan de 57-58 millones de toneladas de soja, como calculaban antes de las precipitaciones sin registrar pérdidas ni por inundación, ni estrés por el calor.

Tales datos, según observadores, serían consistentes si las estimaciones previas hubieran superado holgadamente los 60 millones de toneladas, cifra que nunca se barajó para la oleaginosa. De todos modos, aún restan varias semanas para finalizar la cosecha, y para completar el maíz aún en planta debido a la imposibilidad de ingresar con máquinas en los potreros anegados.

De ahí que se estime todavía la posibilidad de algunos daños extra, incluso por plagas y malezas, ya que las condiciones de falta de piso impiden realizar los controles necesarios. Esta realidad se palpó claramente en la multitudinaria reunión del INTA Oliveros sobre malezas resistentes, algo que afecta especialmente a los productores este año, y que puede llevar a acentuar las pérdidas, a pesar del “optimismo” de los números oficiales y de algunas entidades comerciales.

 

 

…que no son las únicas preocupaciones. En el Litoral, por caso, hay inquietud por lo que ocurra en Yaciretá ya que una eventual apertura de las compuertas (para descomprimir la presión del agua), puede significar una nueva crecida del Paraná que, de hecho, se mantiene en cotas muy elevadas impidiendo el drenaje de muchos afluentes. Otro asunto que desvela es la Emergencia Agropecuaria y la lentitud de la mayoría de las declaraciones, tanto a nivel provincial como nacional.

El hecho afecta pues al aprobarse permite postergar los pagos de impuestos como el inmobiliario rural, créditos con la banca oficial, etc. Sin embargo, uno de los puntos que despierta más curiosidad es la aplicación de esos magros fondos ( $ 500 millones anuales). Hasta ahora, el hermetismo oficial impidió conocer cuál fue la asignación de tales montos, tanto en 2014, como en lo que va de 2015. También los feriados de la semana próxima y de la siguiente, por el jueves y viernes de Pascua, que van a alterar sensiblemente la operatoria de los mercados, inquietan a los productores por su ritmo de venta y hasta por las alteraciones en la vacunación antiaftosa, hoy en plena campaña y afectada, en muchas zonas, por las lluvias que obligó a postergar los trabajos.

El asunto se complicará más todavía si se concreta el paro de transporte del día 30 ya que, en ese caso, la primera semana de abril sólo tendría 2 días hábiles plenos. El martes 31 y el miércoles 1 de abril. Seguramente la inactividad no va a impedir que se sigan recalentando algunas internas, tanto políticas, como gremiales y comerciales. Entre estas, se comienza a perfilar una pulseada, en pleno corazón del ruralismo que, a su vez, puede tener varias derivaciones y que, por el momento, se mantiene bajo siete llaves.

Tanto así, como el nombre del empresario ruralista, amigo de la presidente Cristina de Kirchner y que, se dice, es el encargado de asesorar los negocios agropecuarios del Ejército, por lo que tendría también estrecha relación con el General Milani. Al respecto, algunos recuerdan que parte de los recursos de este militar, fueron atribuídos en su momento, a “la soja”, ya que el Ejército aún posee vasta extensiones en sus regimientos de zonas productivas…

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *