22 de marzo de 2015 21:09 PM
Imprimir

¿Retenciones o estímulo?

CompartiremailFacebookTwitterEl programa de estímulos a pequeños productores de granos anunciado por el Gobierno Nacional el pasado día lunes 16 de marzo nada tiene que ver con una segmentación o una devolución de retenciones.   Este programa tiene como función entregarle al productor un monto fijo de dinero de acuerdo a su producción de 2014. Entonces […]

El programa de estímulos a pequeños productores de granos anunciado por el Gobierno Nacional el pasado día lunes 16 de marzo nada tiene que ver con una segmentación o una devolución de retenciones.

 

Este programa tiene como función entregarle al productor un monto fijo de dinero de acuerdo a su producción de 2014. Entonces las únicas condiciones para recibirlo es ser productor agropecuario y haber producido entre 100 y 700 tn. en el 2014. Y este monto se recibe aun, sin que el productor vuelva a producir en el 2015.

 

Queda demostrado que lo que se ha creado es una asignación anual que nada tiene que ver con el monto de retenciones que aportó el productor durante el 2014. Entonces manifestar que se han segmentado o que se van a devolver retenciones es totalmente incorrecto.

 

Lo único creado es una asignación fija cuyo fondeo va a ser de $2500 millones provenientes de las retenciones pagadas por los productores, es decir se utiliza el fondo no por su origen sino como una mera imputación contable.

 

Desde CARBAP manifestamos que este programa no tiene la característica de estímulo a la producción, ya que quien produzca mayor cantidad de toneladas puede recibir una menor asignación o quedar fuera de la misma.

 

Cabe señalar, además, que durante el 2015 todos los productores pequeños, medianos o grandes van a tributar el mismo porcentaje de retenciones que han venido tributando hasta ahora.

 

Durante los últimos años se ha visto el fracaso de distintos planes atados a producción o a baja de retenciones, Maíz Plus, Trigo Plus, etc. No es con estos sistemas la manera en que tanto pequeños, medianos y grandes productores puedan tener una rentabilidad distinta. Desde CARBAP insistimos en que la solución global pasa por la libertad en la comercialización, la eliminación de los ROEs, la eliminación de retenciones en las economías regionales, en el trigo, en el maíz y en girasol, en la gradualidad de las retenciones de soja y la posibilidad de generar políticas financieras y tributarias que le permitan al pequeño productor tener una tratamiento igualitario en cuanto al punto de partida que son los procesos de inversión en siembra.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *