25 de marzo de 2015 15:55 PM
Imprimir

Buenos rindes y precios flacos para el girasol

El buen avance de la cosecha, con resultados por hectárea que giran en torno a los 22,1 quintales, hace esperar 2,6 millones de toneladas para la actual campaña.

Según la Bolsa de Cereales, al 19 de marzo, se había recolectado el 60,3% del área girasolera, unas 748.000 hectáreas. El avance intersemanal fue de 25,1 puntos porcentuales y el rinde promedio nacional alcanza los 22,1 quintales por hectárea. Para la Bolsa de Cereales, la proyección de la campaña es de 2,6 millones de toneladas.

La cosecha se encuentra concluida en Chaco y el centro-norte de Santa Fe. En ambas regiones con 19 qq/ha de promedio, obteniendo casi 397.000 toneladas como resultado de ambas.

La cosecha avanza rápidamente en las zonas Núcleo sur y norte, sur de Córdoba y Entre Ríos, gracias a días soleados y altas temperaturas. El avance de la cosecha supera al 80% con rendimientos muy buenos, tanto en girasoles alto oleico como en convencionales.

En el centro de Buenos Aires, norte de La Pampa – oeste de Buenos Aires y Cuenca del Salado se registran buenas condiciones climáticas y excelentes rindes con lotes puntuales de 33 qq/ha en la zona centro de Buenos Aires. Se registran algunas pérdidas en la depresión del Salado, por podredumbre del capítulo, asociadas a excesos hídricos, en el ciclo del cultivo.

En el sudoeste de Buenos Aires y sur de La Pampa se verificó un fuerte avance inter-semanal del 24% por el rápido secado de los granos. Los rindes rondan los 22 qq/ha, con buena calidad en el caso de materiales alto oleico.

En el sudeste bonaerense, que concentra el 30% del área nacional, se alcanzó (con el 38% de avance semanal) un rinde de 24 qq/ha.

Un repaso de las principales zonas del sur ofrece el siguiente panorama:

Norte de La Pampa – oeste de Buenos Aires: 70% recolectado con 25 qq/ha.

Sudoeste de Buenos Aires – sur de La Pampa: 49% recolectado y 22 qq/ha.

Sudeste de Buenos Aires: 48% recolectado con 24 qq/ha.

Centro de Buenos Aires y cuenca del Salado: 50 y 60% recolectado. Se lograron 28 y 23,5 qq/ha respectivamente.

 

Informe del USDA de marzo

Se registran mínimas modificaciones tanto en la producción de oleaginosas como en la de aceites en la comparación con la estimación de febrero. El único dato a destacar es una merma en el crushing de soja que reduce la molienda total aumentando, aunque no demasiado, los stocks finales de la oleaginosa. Otro aspecto también menor, aunque con impacto en los precios, es la merma en las importaciones de aceite de palma que corrige a la baja -en unas 34.000 toneladas a nivel mundial- el comercio esperado.

De la comparación con la campaña anterior surge que la producción de las principales semillas crecerá 5,5% mientras que el consumo lo hará apenas al 3,3%. Por ende, las importaciones subirán sólo 1,5% y se acumulará un 28,3% adicional de stocks finales que para las 7 principales semillas pasarán de 80,5 a 103,3 millones de toneladas.

En el caso de la semilla de girasol, la menor producción (7,3%) se traducirá en una caída del 17% en los stocks finales, disminución muy superior al 3,9%, en que se reduce el crushing.

Mientras que para el total de oleaginosas la relación stock/consumo crece del 19,3 al 23,9% entre ambas campañas, en el caso de la semilla de girasol baja del 8,6 al 7,4%.

La producción de los 9 principales aceites crecerá 2,8% y el consumo lo hará al 4,5%, lo que requerirá una suba del 4,2% en las importaciones. Se digerirán stocks por el 3,2% que hará que la relación entre existencias y consumo baje del 11,0 al 10,2%.

Para el caso del aceite de girasol la producción caerá 3,7%, en tanto que el consumo subirá 2,6%. Pese a la baja del 4,1% en las importaciones, se producirá una importante digestión de stocks (15,5% de merma). Así la relación de existencias a consumo caerá para nuestro aceite del 13,5 al 11,1%.

El USDA mantiene que en la Argentina se producirán 2,5 millones de toneladas de girasol y 1,06 de su aceite.

Los tres principales competidores del hemisferio norte ofrecerán 4 millones de toneladas menos de grano que en la campaña pasada: de 31 a 27 millones de toneladas con una caída del 13%. Rusia y Ucrania sufrirán bajas del 17 y 12% respectivamente, mientras que la Unión Europea declinará 9,5%.

El USDA mantiene que la Argentina exportará 375.000 toneladas de aceite. Unas 25.000 toneladas más que en la campaña anterior, con lo cual aumenta de 4,8 a 5,6% su participación en los mercados mundiales.

 

Precios y mercados

Continúa la baja en los precios de las commodities, aunque en el caso de las agroalimentarias la merma es menos impactante que para el petróleo.

El dólar se ha fortalecido en el mundo y el euro ha caído a su más bajo nivel desde 2003: 23% desde junio de 2014. Esto implica el encarecimiento de las compras externas de la Unión Europea, responsable del 16% de lo transado en el año 2014.

Con la crisis geopolítica de Ucrania y la desencadenada en Rusia por la pronunciada baja en el precio del petróleo, los dos principales competidores de Argentina en materia de exportación han sufrido el derrumbe de sus monedas. En términos relativos los torna mucho más competitivos por más que hoy el euro, moneda de la principal región destino de sus ventas, cotice un 23% más bajo.

La combinación de un comprador (devaluado) que trata de pagar menos y dos vendedores hambrientos de divisas conduce a un resultado bajista, al menos transitoriamente, que se ha transmitido a la cotización del aceite de girasol local, entre otras commodities.

El precio promedio mensual en Rotterdam de los cuatro principales aceites cayó en febrero efectuando una comparación interanual: 15,1; 21,5; 21,7 y 23,1% para el girasol, soja, palma y canola, respectivamente.

Si la comparación se efectúa con el mes de enero de 2015 la palma se vio beneficiada con una mejora del 1,5%, mientras que los aceites de girasol, soja y canola, cayeron 4,2; 3,3 y 2,8%, respectivamente. El aceite de girasol viene cayendo más rápidamente por las razones macroeconómicas apuntadas aunque todavía, en términos interanuales, es el que menos bajó.

El INDEC publicó en febrero los resultados comerciales de las exportaciones de enero de 2015. El complejo aportó U$S 34 millones de dólares con una suba de un 70% interanual en sus ventas externas. Siempre en millones de dólares para el aceite en bruto el crecimiento fue de 9 a 12, en semilla de 6 a 10 y en pellets de 5 a 12.

El cierre del 18 de marzo en Rotterdam revela para el período abril-junio 785 u$s/tn y 30 dólares más, para el tercer trimestre del año. El aceite de girasol tiene primas para abril del 2,4 y 0,7% sobre los de soja y canola, respectivamente. Dicho beneficio se amplía para el tercer trimestre, a 7,1 y 6,0 %, considerando los mismos aceites

El MINAGRI publicó el 18 de marzo valores FOB de 790 y 641 u$s/tn para los aceites de girasol y soja respectivamente, con bajas interanuales de 12,7 y 29,8% respectivamente.

Se registraron valores disponibles de 1.680 y 1.640 $/tn (entre 193,5 y 190 u$s/tn) en Bahía Blanca y Necochea. Se adicionan 30 dólares por materiales alto oleico. Para las compras con destino al mercado interno en el centro-norte del país, se ofrecen 215 u$s/tn. En Junín, se negocia a 210 dólares, con entrega y pago en junio.

Fuentes industriales consultadas por ASAGIR afirman que han debido graduar el recibo de grano, ya que sus actuales ventas externas no justifican la ocupación de su logística comercial con girasol.

Informe elaborado por el Lic. Jorge Ingaramo, asesor económico de ASAGIR

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *