27 de marzo de 2015 12:33 PM
Imprimir

En Venezuela los ganaderos piden rentabilidad para aumentar en 7% la producción

“La falta de confianza y de estímulo al productor son las trabas más grandes", dijo el presidente de Fedenaga
Entre los meses de mayo y octubre los ganaderos están en posibilidad de aumentar su producción en 7 %, para mejorar la oferta y abastecer hasta 45 % de la demanda nacional, informó Carlos Albornoz, presidente de la Federación Nacional de Ganaderos, (Fedenaga).
 
Los ganaderos podrían aumentar esta cifra si les garantizan la rentabilidad pues hace 17 años abastecían 96 % del mercado nacional. 
 
Albornoz enfatizó: “la  falta de confianza y de estímulo al productor son las trabas más grandes con las que nos topamos los ganaderos para producir. Tenemos un modelo que no funciona y que está basado en lo ideológico y es necesario un modelo basado en la productividad. Los controles de precios son parte de ese modelo que no funciona”. 
 
En este sentido destacó que desde mayo de 2013 hasta enero de 2015 el precio del kilogramo de carne era de Bs. 8. “Para el 25 de enero teníamos que estar recibiendo Bs. 105 por el kilo de maute a puerta de corral. Nosotros le propusimos a la Superintendencia de Precios Justos (Sundde) que cada tres meses se estableciera una revisión de los precios de bienes y servicios producidos en Venezuela y que se acordaran de forma concertada los ajustes pero eso no ha sucedido hasta ahora”.
 
Crédito para la carne

Con respecto a la importación de carne anunciada por el Gobierno y para la cual la AN aprobó un crédito de Bs. 2.457 millones, que fue oficializado con su publicación en Gaceta Oficial, Albornoz aclaró que será destinado para la importación de 70 mil toneladas del producto.

El representante de la Federación señaló que “el Gobierno destinará Bs. 2.457 millones ($390 millones a 6,30 bolívares por dólar) para la importación de carne, eso permitirá la importación de 70 mil toneladas del producto en los próximos seis meses para cubrir 13 % del consumo nacional. El consumo anual de carne en Venezuela está estimado en 550 mil toneladas”, agregó.

 

Producción en picada

Albornoz indicó que en 2013 la producción fue de 260 mil toneladas de carne mientras que para 2014 bajó a 209 mil toneladas. “En este momento tenemos un pico histórico de menor oferta. Hay que recordar que en 2014 un número significativo de reses murieron por la sequía y otra cantidad importante se fue por el contrabando de extracción. Todo eso mermó la producción”.

El presidente de Fedenaga agregó que a los problemas de sequía y contrabando se le suma una larga lista de obstáculos a la producción.

“Que se arrastran de años anteriores como las expropiaciones de tierras, extorsiones e inseguridad y otras que se acentúan en épocas recientes como la falta de insumos, la vialidad destruida y la incertidumbre”.

Por otra parte, la capacidad de producción en los mataderos indica que el sector está pasando por una caída de casi 52 % con respecto al año pasado y “sigue descendiendo”, informaron fuentes ligadas al sector cárnico.

Afirman que la baja en la producción de este mes debe cerrar con un porcentaje más alto. “Debido a que viene la época de Semana Santa y hay más paralización en los mataderos”.

Representantes del sector dicen que indudablemente el beneficio de ganado tanto nacional como importado esta en descenso, “ha ido cayendo, en 2012 el beneficio bovino (ganado en canal) tuvo un total de 1.878.173 reses, y para 2014 ese beneficio bajo a 1.635.378 reses”.

Explicaron que el componente nacional y el importado bajaron. “Aunque más el nacional que pasó de 1.380.655 en 2012 a 1.156.674 para 2014 a pesar de que hubo una importación más o menos igual estos últimos tres años, nos damos cuenta que hay una gran diferencia negativa en los números”, aseguraron.

El promedio mensual en 2012 fue de 156.314 reses, el cual bajó en 2014 a 136.282. “Pero en lo que va de 2015 el promedio que normalmente estaba en los 75 mil animales al mes, bajó a 47.792 y de igual manera, el promedio de importaciones el cual rondaba en años anteriores las 30 mil reses mensuales, ahora está en 5.250, evidentemente hay menos oferta de ganado por lo tanto menos oferta de carne para el mercado, esta es la razón macro de esta situación”.

Albornoz indicó que la importación está “muy baja, lo poco que llega a los mataderos es porque lo pagan a precios altos, es alrededor del 50 % en comparación al año pasado”.

Dijo que el diagnóstico de la situación es “una insuficiencia en la oferta del ganado nacional, no se cubre la demanda y como están las cosas nunca la van a cubrir

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *