27 de marzo de 2015 13:05 PM
Imprimir

El campo habla . . . . .

CompartiremailFacebookTwitter … que, a pesar de los pocos días hábiles de esta semana por los feriados del lunes y martes, igual fue febril el trabajo en el campo ya que, los que pudieron, aceleraron al máximo los trabajos de recolección antes de que se produjeran nuevas lluvias que, en algún caso, fueron bien recibidas, aunque en […]

 … que, a pesar de los pocos días hábiles de esta semana por los feriados del lunes y martes, igual fue febril el trabajo en el campo ya que, los que pudieron, aceleraron al máximo los trabajos de recolección antes de que se produjeran nuevas lluvias que, en algún caso, fueron bien recibidas, aunque en muchos otros volvieron a detener los trabajos de cosecha, especialmente atrasados en maíz, ya que muchos priorizaron la soja, mucho más sensible a las pérdidas por dehiscencia cuando ya está madura.

Esto también aumentó los comentarios sobre los llamativos abultados resultados de esta campaña que lanzan, tanto el sector oficial como algunos privados, y que no serían demasiado consistentes (ni con la cantidad de semilla vendida, ni con los avatares climáticos que atravesó esta campaña, y menos aún con la caída en la utilización de insumos, y las infestaciones de plagas y malezas).

Es cierto que algunas localidades están presentando rindes muy altos, sin embargo, técnicos y analistas estiman que no alcanzan para compensar la cantidad de campos que quedaron sin sembrar, y las grandes pérdidas producidas en otras muchas regiones, tanto por seca (hacia el oeste), como por inundaciones en el centro del país y que determinaron pérdidas tanto en volumen, como en calidad de los granos, algo que también ocurrió con el trigo, cuya calidad panaderil es dudosa en un tonelaje aún a determinar.

Esta situación daría sustento, además, a la comparativamente escasa cantidad de silos-bolsa que se observa en las recorridas por las zonas productivas. Éstos y otros comentarios se escucharon en numerosos asados “de campo” durante el fin de semana largo; en una reunión del CARI, que preside Adalberto Rodríguez Giavarini, sobre política agroindustrial; y hasta en la Embajada Suiza, en el corazón de Barrio Parque donde, además, se pudo degustar una deliciosa “raclette”…

 

… que el clima deparaba también otras sorpresas tras las muy altas temperaturas de la primera quincena de marzo que favorecieron la proliferación de enfermedades y el enmalezamiento de lotes (se ve mucho Sorgo de Alepo y rama negra, etc.), y esa fue la abrupta baja de la térmica al punto que se registraron nevadas en San Juan, Salta, etc., además de algunas lluvias muy copiosas, como las que volvieron a caer sobre Tucumán.

Todo esto complica especialmente a los contratistas, que deben reprogramar actividades, con el agravante de los mayores gastos que se generan. Algunos de estos grupos que operan en plena Pampa Húmeda reconocen que sólo los costos fijos superan el 54%, dentro de los cuales, el combustible es uno de los principales, y el que se dispara más cuando se ven obligados a reprogramar actividades.

Otros datos que alarman, y que hacen prever un mayo-junio muy complicados (cuando termine la cosecha y los productores comiencen a ver “lo que les quedó), son los altos alquileres que en varios casos se pagaron para esta campaña, de 16-17 quintales por hectárea, de soja, y en forma “cash” y adelantada, cuando la oleaginosa tenía un precio sensiblemente superior al actual.

Estos quebrantos van a quedar dramáticamente en evidencia en algunas semanas más cuando, los principales analistas prevén las mayores complicaciones, especialmente, porque no se ve ninguna actitud concreta de parte del Gobierno para atemperar la situación, ya que los últimos “anuncios”, para algunos tamberos, cooperativas, y pequeños productores de la Federación Agraria, tuvieron más carácter político (jaquear a la Mesa de Enlace, fracturando el frente de las cuatro entidades nacionales del campo) que dar respuesta a la producción.

En ese marco, siguen creciendo los rumores sobre el supuesto avance del ministro de Economía, Axel Kicillof, sobre su par de Agricultura, Carlos Casamiquela, que ya tiene a un hombre del economista en su cartera: el secretario Javier Rodriguez que, para algunos, ya se está “probando el traje”.

 

…que, mientras el clima político también se recalienta, muchos productores afectados por contingencias climáticas siguen esperando ayudas que no llegan, más allá de las declaraciones de “Emergencia” que se formalizaron, tanto a nivel nacional como en casi todas las provincias que se vieron afectadas hasta ahora.

Con ese marco, sorprendió la diputada cordobesa (UCR) Patricia De Ferraris, quien en declaraciones radiales destacó que, a pesar de las pérdidas en su provincia, del crédito prometido de $ 240 millones “apenas se desembolsaron $ 100 millones hasta ahora”.

La legisladora señaló además que “Córdoba no está en la agenda (nacional)”, y destacó los “voluminosos” fondos que dispone el Poder Ejecutivo para auxiliar en estos casos. “Desde los $ 21.000 millones (antes ATN) que puede asignar el Jefe de Gabinete en forma directa, hasta los $ 1.500 millones por inundaciones; $ 1.000 millones de los Fondos Hídricos, o los $ 1.800 millones para ayuda directa a los municipios, entre otros recursos”, puntualizó la diputada que reconoció haber hecho una larga “investigación” para descubrir la existencia de todos estos fondos .

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *