29 de marzo de 2015 13:03 PM
Imprimir

La soja sorprende por sus rindes “Una campaña de paradojas”

En el centro y norte provincial los primeros lotes trillados promedian 35 quintales, augurando una campaña con rindes superiores a la pasada. A diferencia de la campaña pasada, la de primera se lleva todos los aplausos.

En el centro y norte provincial, se registró cierta inestabilidad climática con días soleados, altas temperaturas, precipitaciones de variadas intensidades en cinco de los departamentos del área de estudio. Un activo proceso de evapotranspiración y una leve disminución de la temperatura fueron marcando las condiciones en las cuales los diferentes cultivos han avanzado en su ciclo, expresando un buen estado en general y permitiendo que los lotes más adelantados de soja de primera comenzaran el proceso de cosecha.

En el último informe del Sistema de Estimaciones Agrícolas de la Bolsa de Comercio de Santa Fe y el ministerio de Producción, publica que el proceso de cosecha de maíz de primera y de arroz se interrumpió por la inestabilidad manifestada, con lo cual disminuye el muy buen ritmo de avance que venía desarrollándose. Las tareas y aplicaciones para el control de insectos y malezas por vía aérea o por vía terrestre, que se habían detenido, se normalizarán al presentarse mejores condiciones.

Los pronósticos para los próximos días expresan alguna inestabilidad climática, pero luego días de sol, temperaturas diarias de medias a altas, lo que generará buenas condiciones para dar continuidad a las cosecha de soja, maíz de primera y arroz.

 

Números superiores

Comenzó el proceso de cosecha de soja de primera, y con ello el movimiento de cosechadoras y equipos. Los primeros rendimientos auguran que los pronósticos enunciados no son erróneos y pueden ser superiores a los registrados en estos últimos años.

Los cultivares han ido evolucionando en un estado muy bueno a excelente, sin grandes cambios y manteniéndose la situación hasta la fecha en un 90 % de los lotes, en tanto presentaron un estado de bueno a muy bueno un 7 % y el 3 % restante de bueno a regular, ingresando a la última fase del cultivo sin inconvenientes. Se estima para la campaña 2014/2015 un rendimiento promedio de 35 qq/ha.

Por su parte, en la semana se acentuaron los controles a los cultivares de soja de segunda, concretándose aplicaciones que se realizaron vía área y terrestre, siendo intensa la actividad por la presencia de malezas e insectos, en algunas áreas.

La realidad de los cultivares implantados con soja de segunda sigue siendo muy heterogénea y compleja, los mismos sufrieron la incidencia de la inestabilidad climática desde el mismo comienzo de la campaña.

 

La lluvia y el maíz

En lo referente al maíz de primera, precipitaciones de bajo monto pluviométrico en los departamentos del sur del área y los porcentajes de humedad ambiente frenaron el muy buen ritmo del proceso de cosecha que se había manifestado, logrando un grado de avance del orden del 48 al 50 %, representando aproximadamente una 44.100 ha. El total de los cultivares mantuvo de buenas a muy buenas las condiciones.

 

Se observó que las productividades superaron la media histórica, consecuencia de las sucesivas precipitaciones y las condiciones favorables que se dieron durante el ciclo del cultivo, por lo cual se mantiene y van consolidando la estimación de un rendimiento promedio para la campaña 2014/2015 de 85 qq/ha.

 

En cuanto al maíz de segunda, los cultivares expresan un desarrollo normal y óptimo, con muy buena sanidad, con baja a nula incidencia de ataque de insectos, siendo muy buenos a excelente sus estados en un 80 % de los cultivares implantados y bueno el 20 % restante.

 

Se paró el arroz

La inestabilidad de estos últimos días cambió las buenas condiciones ambientales que reinaban días atrás y frenó el muy buen ritmo de cosecha de arroz que se había logrado. El proceso presenta un grado de avance aproximado del 70%, representando unas 30.850 ha. El rendimiento promedio de esta semana fluctuó en 5.500 kg/ha, descendiendo entre unos 500 a 600 kg/ha con respecto a los rendimientos esperados en el inicio de la campaña. En la zona arrocera se presentaron precipitaciones de baja importancia no incidiendo en aquellos lotes atrasados que comenzaban el llenado de grano.

Finalmente, los cultivares de algodón presentaron un estado bueno en General Obligado y este de Vera, en el resto del área (Nueve de Julio y oeste de Vera) el estado es bueno a regular.

 

 

análisis por Bolsa de Comercio de Santa Fe

Paradojas

  • La superficie sembrada con soja en el centro-norte de la provincia de Santa Fe ha sido importante. Sin embargo, esto ocurre en un contexto de precios internacionales en tendencia bajista y costos de producción que se incrementan, lo que lleva a esperar márgenes de rentabilidad reducidos, y hasta resultados negativos en campos arrendados. Los eventos climáticos que se evidenciaron en la presente campaña en nuestra región, tanto en momentos de siembra como previos a cosecha, obligaron a sembrar en forma tardía, o practicar la resiembra, incrementando aún más los costos para muchos productores de la zona. Se esperan pérdidas de producción que todavía no fueron mensuradas, y a medida que avance la cosecha se ajustarán los rendimientos finales.

 

Los rendimientos promedio esperados en la región para la presente campaña son sensiblemente superiores a los históricos. Sin embargo, es aún en este contexto que se observan márgenes negativos para la producción de soja. Esto nos brinda un panorama de la problemática que enfrentan los productores, ya que si hubiéramos tenido una campaña con rendimientos similares a los históricos, la situación financiera a la que se llegaría sería incluso más crítica.

La rentabilidad obtenida en la soja, campañas atrás, servía en parte para financiar los resultados obtenidos en otros cultivos, de gran importancia ambiental debido a que extraen y reponen nutrientes necesarios para el suelo. La gran compresión en los márgenes en la producción de soja restringe las posibilidades de esta compensación, lo cual lleva a los productores a practicar más el monocultivo de soja.

 

 

¡Ojo con el picudo!

  • Un alto porcentaje de los cultivos presentaron la presencia de plagas, en particular el picudo del algodonero, agravando los daños en la mayoría de los lotes. El enmalezamiento que se ha registrado es alto, consecuencia de las condiciones climáticas que reinaron en el área y las grandes dificultades para su control.Al presentarse mejoras en las condiciones climáticas el monitoreo y evaluación de los estados de los cultivares fue una de las actividades de mayor importancia, para así poder tomar decisiones sobre los mismos. Los cultivos sembrados en sectores de los bajos submeridionales levemente fueron cambiando la situación mencionada en el informe anterior, lo que queda es observar la evolución de los mismos y determinar los tratamientos el control de malezas e insectos presentes.

 

 

El dato

Control

  • En la semana se acentuaron los controles a los cultivares de soja de segunda, concretándose aplicaciones que se realizaron vía área y terrestre, siendo intensa la actividad por la presencia de malezas e insectos, en algunas áreas
Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *