29 de marzo de 2015 13:24 PM
Imprimir

CABRA CRIOLLA

Se encuentra en todos los países de América y es originaria de la mezcla de razas europeas que llegaron al continente americano durante la conquista.

La cabra criolla. Se designa así a la cabra aclimatada a un país y es producto de variadas cruzas con otras razas. En América es descendiente de la cabra celtibérica (Celtiberia, territorio Terraconense que comprendía gran parte de Zaragoza, Teruel, Cuenca, Guadalajara y Soria) y seguramente algunas otras españolas.

Fue la primera cabra que trajeron los colonizadores a América.

En los Estados Unidos se la denomina cabra española. En el nordeste de Brasil, le llaman SRD (Semraca definida), pero se hizo una selección por colores, denominándoselas, entre otros, Moxotó, Repartida, Marota y Caninde.

Es muy prolífica y generalmente sus pariciones son dobles y triples, calculándose que cada hembra produce como mínimo 12 cabritos a lo largo de su vida útil.

  • Son buenas madres y producen la leche suficiente para amamantar a sus crías.
  • Su cuerpo es fuerte y bien desarrollado. Son rústicas y longevas.
  • Su sanidad es buena, ya que a pesar de los escasos cuidados, subsiste y se reproduce sin dificultades.
  • Es un animal muy dócil, vivaz y caminador.
  • No rechaza pasturas naturales (rastrojos, ramoneo, frutas silvestres, granos triturados, etc.). A los 18 meses tienen un peso vivo de unos 27 kg. y una talla no inferior a los 58 cm., en la mayoría de las razas.
  • Debe prestarse atención a los cruzamientos con otros ejemplares a los efectos de que no pierdan las condiciones de adaptación a los climas imperantes y al tipo de alimentos que existen en cada región.
  • El mestizaje con la raza Toggenburg, redujo la rusticidad y la capacidad de adaptación y resistencia, natural en la criolla, sin aumentar la producción lechera.
  • El cruzamiento con Anglo Nubian, produjo, según la experiencia de la Granja Caprina de Villa de María del Río Seco, provincia de Córdoba, buenos resultados, incrementándose el tamaño del animal y la producción de leche, sin perder su adaptabilidad al medio. Por nuestras observaciones, el mestizaje con la raza Anglo Nubian es el que mejores resultados registra, habiéndose logrado aumentar la producción de carne y de leche, con la fijación de mayor desarrollo corporal, sin perder la rusticidad y resistencia de la criolla.
Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *