30 de marzo de 2015 18:21 PM
Imprimir

Programas de alimentación para cerdas en base al estado metabólico y perfil hormonal

CompartiremailFacebookTwitterEl estado fisiológico de las cerdas cambia durante su vida productiva. Las diferentes fases de su vida reproductiva (gestación, lactación y post-destete) implican cambios importantes en el balance de energía y hormonas que regulan el apetito. La salud de la cerda depende de su capacidad para regular el apetito y el metabolismo, los cuales están […]

El estado fisiológico de las cerdas cambia durante su vida productiva. Las diferentes fases de su vida reproductiva (gestación, lactación y post-destete) implican cambios importantes en el balance de energía y hormonas que regulan el apetito. La salud de la cerda depende de su capacidad para regular el apetito y el metabolismo, los cuales están bajo el control global de las hormonas circulantes, tales como la insulina, la grelina y la leptina. Este estudio analizó el comportamiento en suero de la insulina, leptina, grelina, cortisol y butiril-colinesterasa en cerdas antes y después de la alimentación en las diferentes etapas de su vida reproductiva. Se utilizaron veintiocho cerdas multíparas (Large White x Landrace), con un rango de paridad de 3r a 4º parto. En cada fase, las dietas contenían 12,2, 12,9 y 12,2 MJ de energía metabolizable (EM)/kg en gestación, lactación y post-destete ad libitum, respectivamente. Las hormonas se analizaron en muestras de sangre, que se recogieron después de un ayuno durante la noche (0 min) y 30 min después de la alimentación el día 109 de gestación, el día 9 post-parto y el día 3 post-destete. La insulina sérica, grelina desacilada y acilada fueron analizadas  mediante radioinmunoensayo (RIA).

Antes de la alimentación, los niveles de insulina y leptina no fueron estadísticamente diferentes entre los estados reproductivos. La alimentación aumentó los niveles séricos de insulina y leptina de cerdas gestantes, aumentó  la insulina y disminuyó los niveles de leptina en cerdas lactantes, pero no tuvo ningún efecto sobre las cerdas post-destete. La grelina desacilada fue mayor en las cerdas gestantes y  la grelina acilada en cerdas post destete antes de la alimentación. El consumo no afectó la concentración de grelina desacilada y acilada en cualquier grupo. El cortisol se correlacionó positivamente con la grelina acilada antes del consumo en las cerdas gestantes y lactantes, y negativamente con la grelina desacilada antes y después del consumo de las cerdas gestantes. Hubo una correlación negativa entre la grelina desacilada y acilada antes y después del consumo de las cerdas gestantes y post-destete. Las cerdas con diferentes estados metabólicos están asociadas con cambios hormonales. En la fase post-destete, hay una deficiencia de energía, los niveles de insulina no aumentan después de la ingesta de alimento cuando las concentraciones de grelina acilada y butirilcolinesterasa son altas. Sin embargo, en cerdas gestantes con balance positivo de energía, la leptina aumenta después de la ingesta de alimento. Como resultado, la insulina, la grelina y la leptina podrían ser utilizados como biomarcadores resultando en un balance energético negativo con el fin de mejorar los programas de manejo.

Martínez, S., Valera, L., Villodre, C., Madrid, J., Orengo, J., Tvarijonaviciute, A., Cerón, J. J. and Hernández, F. 2014. Effect of feeding on hormones related with feed intake in reproductive sows with different energy balances. Can. J. Anim. Sci. 94: 639-646. doi:10.4141/CJAS-2014-018

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *