31 de marzo de 2015 16:52 PM
Imprimir

SNA: principales cambios planteados en reforma laboral son inaplicables para el agro

CHILE : Gremio agrícola cuestionó que el foco de la reforma esté puesta en los sindicatos por sobre los trabajadores.

La Sociedad Nacional de Agricultura (SNA) expuso hoy ante la Comisión de Trabajo de la Cámara de Diputados una serie de preocupaciones por los alcances de la reforma laboral actualmente tramitada en el Parlamento.

 

“Nos preocupa en sobremanera esta reforma, que no se ajusta de ningún modo a la realidad del agro. Algunas de los planteamientos, como la negociación colectiva antes de la temporada, la negociación interempresas o el fin al reemplazo en huelga, son medidas absolutamente inaplicables para nuestro sector y que no apuntan a perfeccionar el estatus de los trabajadores agrícolas”, señaló Juan Pablo Matte, secretario general de la SNA, quien expuso ante la Comisión.

 

La SNA cuestionó que el foco de la reforma esté puesta en los sindicatos por sobre los trabajadores.
 

“El sindicato debiera ser una herramienta y no un fin, de modo de compatibilizar los intereses de los trabajadores y de la empresa, lo cual no vemos en este proyecto”, señaló el gremio, quien agregó que, contrario de lo que postula el corazón de la reforma, en la agricultura existe alta movilidad y poder de negociación.

 

“Las labores del trabajador de temporada suelen durar menos de 15 días, periodo donde hay una negociación permanente. La información de mejores ofertas de trabajo se difunde rápidamente y los trabajadores optan por el empleador más rentable, haciendo más dinámico el mercado laboral y presionando los salarios al alza”, explicó Matte.

 

Según se detalló en la exposición, la SNA analizó previamente la reforma con la Mesa Nacional Agrícola, entidad formada por 23 organizaciones gremiales y sindicales del sector, y con quien se consensuaron los principales cuestionamientos al proyecto.

 

1. Proyecto modifica el Código del Trabajo desde la perspectiva del mundo urbano desconociendo las particularidades del sector agrícola: Matte señaló que la agricultura se desarrolla bajo características particulares y diferentes de la ciudad. Los periodos de demanda de mano de obra son variables, dependen de factores imponderables como la naturaleza y condiciones medioambientales; y muchas veces la jornada laboral se regula por el clima, todos aspectos que no son considerados por la reforma.

 

2. Extensión de la negociación colectiva a trabajadores de temporada: El gremio señaló que la negociación colectiva es prácticamente inaplicable a la agricultura, dadas las características propias del sector. Así, se enfrentaría la dificultar de definir conceptos fundamentales como qué es una temporada (periodo que varía constantemente) o cuántas huelgas se pueden realizar durante este tiempo. En acuerdo con la Mesa Nacional Agrícola, la SNA pidió que se excluya expresamente al sector de las normas de negociación colectiva y tratar esta materia en un proyecto posterior.

 

3. Negociación con Sindicato Interempresa: Según detalló el gremio, el 97% de los agricultores son pequeños y medianos empresarios, donde cada pyme enfrenta una realidad productiva distinta, dependiendo de su tamaño y foco productivo, entre otros factores. A juicio de la misma Mesa Agrícola, la posibilidad de negociar con sindicatos interpresas podría dejar en una posición ventajosa a las empresas más grandes haciendo desaparecer a las pymes competidoras.

 

4. Fin del reemplazo en huelga y servicios mínimos: Por la estacionalidad de la actividad productiva y por lo perecible de los productos, la posibilidad de una huelga sin reemplazo puede hacer quebrar a una empresa, perdiendo toda la inversión de una temporada de trabajo. En el caso de los sistemas productivos con seres vivos, el no reemplazo puede generar graves efectos sanitarios, de bienestar animal, medioambientales, legales y de viabilidad de la empresa. También en acuerdo con la Mesa Agrícola, la SNA pidió que para el sector se prohíba expresamente la huelga durante los periodos críticos de cada rubro.

 

Otros puntos cuestionados por la SNA fueron la existencias de pisos de negociación colectiva que no consideren los ciclos de rentabilidad de una empresa, en un sector que no solo se ve expuesto a los ciclos de la economía sino también a fenómenos climáticos; el derecho a información por cargos y funciones de los trabajadores que podría facilitar el acceso a información estratégica entre compañías competidoras; la ampliación de facultades de la Inspección del Trabajo que podría exceder las capacidades de los funcionarios públicos; entre otras medidas.

 

Por otra parte, el gremio valoró que el proyecto persiga mejorar los instrumentos de diálogo, pero manifestó su preocupación por que se busque “forzar la voluntad de las personas y que, de esta manera, más que una herramienta para el diálogo, termine afectando las relaciones laborales y la economía”. En este sentido, el secretario general de la SNA llamó a un diálogo genuino, donde se considere a los distintos sectores productivos, no sólo como observadores de la reforma sino también como participantes activos en la formulación y desarrollo de estas políticas públicas.

 

Finalmente, la SNA reiteró su llamado a retomar la discusión del Estatuto del Trabajador Agrícola, proyecto elaborado por trabajadores y empresarios del sector reunidos en la Mesa Agrícola y cuya tramitación está hoy detenida en el Congreso. “Creemos que este proyecto recoge la realidad del sector y tiene como principal sustento el hecho de haber sido construido a través del diálogo y el consenso entre trabajadores y empresarios del agro”, señaló Matte

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *