31 de marzo de 2015 00:05 AM
Imprimir

Los ganaderos de Badajoz y Olivenza, preocupados por la tuberculosis ganadera

ESPAÑA : Provocada por la presencia de jabalíes, sigue latente en este arranque del año

La asociación Ganaderos del Reino ha alertado de la afectación de la tuberculosis ganadera en las comarcas de Badajoz y Olivenza, un “problema” que preocupa al sector y que puede poner “en peligro” la ganadería de vacuno extensivo. El presidente de Ganaderos del Reino, Enrique de Muslera, ha indicado a Efe que la tuberculosis repuntó a finales de 2013 en un efecto que continúa en los meses transcurridos de este año y, por tanto, es una “importante” preocupación. Uno de los problemas es que la propagación del jabalí ha hecho que la zona de caza mayor se haya extendido a algunas zonas de Badajoz, donde este mamífero “campa ahora a sus anchas, como se puede ver en algunos regadíos”.

       En su opinión, la situación actual en torno a la enfermedad, que también preocupa en otras comarcas extremeñas, no se está atendiendo con la “importancia debida” por parte de la Consejería de Agricultura.

 

 

 

Mientras continúe la expansión del jabalí “será muy difícil” poner coto a la enfermedad

 

     En palabras de Enrique de Muslera, mientras continúe la “expansión” de los jabalíes es “muy difícil” que se ponga coto a la enfermedad, que desde hace 40 años solo se soluciona “sacrificando a los animales positivos”.

 

     Por este motivo, los ganaderos piden que el Gobierno extremeño aborde, entre otras cuestiones, la situación del jabalí y que se le pueda cazar sin tantas trabas administrativas, evitando así su propagación.

 

     Además, el sector se ha enfrentado a unos primeros meses del año con ausencia de lluvias, que en este caso no afecta a esta enfermedad pero que sí obliga a sobrecostes para dar de comer al ganado.

 

     Los ganaderos han tenido que completar la alimentación de sus reses con heno y pienso debido a la escasez de hierba que ha provocado la ausencia de lluvia durante los dos primeros meses y medio del año.

 

 

 

La auencia de lluvia, otro problema añadido para el sector

 

 

     En enero se vivió en parte de “las rentas” de otoño, estación con muchas precipitaciones que permitió disponer de hierba en abundancia, pero pronto se necesitó de alimentación complementaria.

 

     Aunque el sector ganadero está “acostumbrado” a meses de sequía en invierno y primavera, que obligan a un esfuerzo de costes para alimentar al ganado, ha habido “preocupación” hasta hace algunos días.

 

     Las lluvias de la última semana han mejorado esta situación en un momento que ya era “crítico”, pero son “necesarias” precipitaciones en niveles “habituales” durante abril para tener una campaña “normal”.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *