31 de marzo de 2015 18:28 PM
Imprimir

Peor que bajos precios es no tener política comercial: EE.UU. desplazó a la Argentina del mercado colombiano de maíz

Gracias al Tratado de Libre Comercio vigente desde 2012.

La caída de los precios de los commodities agrícolas, además del daño económico generado a las naciones que dependen de las agrodivisas para vivir, perjudica por partida doble a los países que carecen de una política internacional de integración comercial.

 

Colombia aplica aranceles variables a la importación de maíz para intentar proteger a los agricultores locales. En 2012, con los precios internacionales del cereal por las nubes, el 80% del maíz que ingresó al mercado colombiano fue argentino (un 15% fue brasileño y el restante 5% estadounidense).

 

En 2013, a medida que los valores internacionales comenzaron a descender, ocurrió el proceso inverso con los aranceles de importación y la participación argentina en el mercado colombiano de maíz se redujo a un 58% (mientras que Brasil logró aumentarla a un 24%).

 

EE.UU., gracias al Tratado de Libre Comercio firmado con Colombia –vigente desde mayo de 2012–, cuenta en ese mercado con una cuota de maíz libre de impuestos, además de disponer de aranceles diferenciales para las ventas “extra-cuota”. Por ese motivo en 2013 las ventas externas de maíz estadounidense al mercado colombiano lograron crecer para captar una participación del 18%.

 

“Desde 2013 los precios (internacionales) declinantes del maíz benefició al maíz de EE.UU. en desmedro del proveniente del Mercosur, cuyos aranceles de ingresos crecieron de manera significativa hasta alcanzar más de un 30% en 2014, mientras que EE.UU. se vio favorecido por la cuota libre de aranceles y un arancel extra-cuota que no superó el 19%”, indicó un informe elaborado por el Foreign Agricultural Service del USDA.

 

El resultado: en 2014 el 97% del maíz importado por Colombia provino de EE.UU., mientras que apenas el 3% restante se originó en la Argentina.

 

“Las exportaciones de maíz estadounidense a Colombia alcanzaron en 2014 un récord histórico de 3,6 millones de toneladas por un valor de 861 millones de dólares”, apuntó el informe del USDA. “Al 5 de marzo de 2015, Colombia ya había importado 981.000 toneladas de maíz amarillo, una cifra equivalente al 40% de la cuota libre de aranceles prevista para el presente año”, añadió

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *