7 de abril de 2015 02:04 AM
Imprimir

Frigoríficos con ganado para un mes de faena

La oferta es muy superior a la demanda; los últimos negocios se realizaron a US$ 3,05 por kilo de novillo y las vacas a US$ 2,65,

La oferta es muy superior a la demanda en el mercado de haciendas gordas. Los frigoríficos tienen ganados anotados para faenar hasta el 10 de mayo, informó una fuente industrial consultada por El Observador. Hay plantas frigoríficas que anotan ganados pero no concretan negocios, y el precio de la compraventa se pacta una semana antes del embarque, tanto para los novillos como para las vacas.

Este lunes la actividad fue lenta pues el mercado seguía operando con la inercia del receso de Semana Santa y se concretaron pocos negocios. A la proximidad del invierno, cuando generalmente los productores embarcan sus haciendas gordas a frigorífico, se suma una sequía que castiga con fuerza a varias zonas del país. Eso hace que la oferta de ganado sea aún mayor a la que se esperaba.

Los últimos negocios se pactaron a US$ 3,05 por kilo de novillo gordo en cuarta balanza y a US$ 2,65 por las vacas. Esta última categoría sigue siendo la más ofertada y por eso es la que más sufre la baja de precios.

Los frigoríficos estiman que el volumen de faena aumentará en abril, pero de todos modos parece que la demanda será insuficiente para absorber la gran oferta disponible en el mercado, algo que preocupa considerablemente a los productores que, a diferencia de otros momentos, no tienen el clima a favor.

Para los frigoríficos, el mercado internacional de la carne está bastante más calmo; se concretan negocios pero no a los precios que se esperaban. La cotización del euro parece haber llegado a una estabilidad, lo que genera tranquilidad, ya que la devaluación previa –del entorno de 30% frente al dólar– generó dificultades en los negocios.

A fin de mes volverán a faenar las cuadrillas kosher y se estima que en mayo también habrá un gran volumen de oferta y de faena en todas las plantas industriales.

Al mismo tiempo, los frigoríficos prevén que en invierno la oferta de ganado gordo, bien preparado, será escasa. Muchos productores habían decidido no hacer verdeos porque la oferta forrajera era buena y ahora no pueden sembrar por la falta de lluvias.

Para la industria los ganados que se faenaron este año no tenían buena preparación, porque si bien hubo buen volumen de forraje este no era de buena calidad. El principal problema actualmente es la falta de lluvias y ganados que estaban anotados para faenar cuando se cargaron ya habían perdido peso.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *