9 de abril de 2015 00:52 AM
Imprimir

Bolivia avanza con un plan para dejar de comprar trigo argentino

Los cupos a las exportaciones que impuso la administración de Cristina Kirchner provocaron que el gobierno de Evo Morales busque alternativas y acelere las tareas para alcanzar el autoabastecimiento

El  presidente boliviano Evo Morales pretende independizar a su país de la importación de trigo argentino en un plazo de cinco años. Y para conseguirlo avanza con la implementación de un plan que le permita lograr el autoabastecimiento.

Los cupos a las exportaciones que impuso el gobierno de Cristina Kirchner comenzaron a generarle problemas de costos al país del altiplano, que se vio afectado por los aumentos de precios y paulatinamente comenzó a buscar alternativas.

El presidente de Argentrigo, Matía Ferreccio sostuvo en diálogo con InfobaeTV que “a este estado se llegó por la aplicación de los ROE (Registro de Operaciones de Exportación”, porque ha jugado un papel espantoso, junto a los derechos de exportación, que han hecho que la presión impositiva en el primer eslabón de la cadena llegue al 85%, es decir el productor recibe sólo 15 de cada 100 pesos que general”,

Matías Ferreccio, presidente de Argentrigo, alertó en InfobaeTV sobre la pérdida de potencial del complejo agrícola

El gerente general de la Cámara Agropecuaria del Oriente (CAO), Edilberto Osinaga Rosado, confirmó la información y admitió que las trabas argentinas tienen bastante que ver: “Hace dos años tuvimos problemas porque se encarecieron los costos para la canasta básica. Por eso se empezó a acelerar un programa de autoabastecimiento”.

Bloomberg

En 2013, Bolivia comenzó a abastecerse con cereal de los Estados Unidos, ante el malestar social que podía generar el incremento del costo del pan: en ese momento el presidente Morales autorizó por decreto la importación de harina estadounidense con arancel cero, “debido a una merma en la producción argentina que generó una tendencia alcista en los precios”.

El gobierno boliviano trabaja en diferentes líneas de acción para fomentar el cultivo: ofrece líneas de financiación para la siembra y un seguro agrícola, con el objetivo de fomentar la producción local.

En declaraciones a La Nación, Rosado resumió: “Este año se acentuará la estrategia del autoabastecimiento, al que se prevé llegar en cinco años y en el que estamos empeñados el gobierno y el sector privado”.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *