17 de abril de 2015 11:02 AM
Imprimir

Valor desagregado: la exportación argentina de sembradoras registró el nivel más bajo desde 2006

En el primer trimestre del año

La industria argentina de sembradoras está en el horno. Ya no dispone de la posibilidad de colocar equipos en el mercado venezolano. Sus clientes externos se empobrecieron. Y el retraso cambiario (una retención encubierta) hace inviable muchas exportaciones.

En el primer trimestre de 2015 se declararon exportaciones argentinas de 56 sembradoras nuevas por 3,48 millones de dólares. Se trata del valor más bajo desde el mismo período de 2006.

En el primer trimestre de 2006 se exportaron 44 sembradoras por un valor de 1,22 millones de dólares. Pero a partir de 2007 las ventas comenzaron a crecer de la mano de colocaciones crecientes en el mercado venezolano (gestionadas en el marco de acuerdos realizados entre representantes del gobierno kirchnerista con sus pares bolivarianos).

Otros empresarios del sector –que no tenían la posibilidad de participar del negocio venezolano– invirtieron, aprovechando el tipo de cambio favorable, para posicionarse en mercados prometedores (como por ejemplo el ruso, ucraniano o sudafricano).

El récord se logró en el primer trimestre de 2012 con ventas en el período de 145 equipos por 8,87 millones de dólares. Pero en 2013, con la muerte del presidente venezolano Hugo Chávez, las colocaciones de sembradoras argentinas en el mercado bolivariano comenzaron a decaer para desaparecer completamente a partir de 2014.

El retraso cambiario, que era un problema el año pasado, ahora pasó a ser directamente una barrera para muchos exportadores, dado que la cantidad de pesos recibidos por cada dólar exportado es insuficiente para afrontar la creciente inflación interna de costos.

Y la caída del precio internacional de los commodities, además de restar poder de compra a la demanda final de maquinaria agrícola, promovió devaluaciones importantes en muchas naciones (lo que encarece los bienes importados medidos en moneda local).

Los principales destinos de exportación en el primer trimestre de este año fueron Uruguay con el 33.1% de las ventas totales declaradas (1,15 millones de dólares), seguido por Bolivia (27.3%), Rusia (15.2%), Sudáfrica (9.8%) y China (7.8%), entre otros mercados (ver planilla).

Algunos de los últimos modelos declarados son Bertini 32.000 DCF por 68.298 dólares; Doble TT Neozaf 8022 por 78.500 dólares; Apache 27.000 16L 525 mm por 92.281 dólares; SúperWalter W650 de 17 surcos por 50.261 dólares; Malasia de 16 surcos a 52.5 cm por 62.850 dólares; y PLA AGP G10 por 36.036 dólares.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *