29 de abril de 2015 02:01 AM
Imprimir

Ingenieros piden extremar medidas de control de las fumigaciones

Con la mira puesta en paliar las perjudiciales consecuencias que las prácticas nocivas de fumigación pueden traer a la salud pública, desde el Colegio de Ingenieros de la Provincia -Distrito V- se pedirá en los próximos días a las autoridades comunales “extremar las medidas de control en las fumigaciones frutihortícolas en los establecimientos rurales de […]

Con la mira puesta en paliar las perjudiciales consecuencias que las prácticas nocivas de fumigación pueden traer a la salud pública, desde el Colegio de Ingenieros de la Provincia -Distrito V- se pedirá en los próximos días a las autoridades comunales “extremar las medidas de control en las fumigaciones frutihortícolas en los establecimientos rurales de la región”.

A través de un comunicado, desde la entidad profesional informaron que el titular del Distrito V, Gabriel Crespi, solicitará “la creación de un registro municipal con el fin de individualizar los productores, el lugar y la superficie cultivada por cada uno de ellos, indicando el nombre del Ingeniero Agrónomo encargado de la dirección técnica”.

La propuesta -explicaron desde la entidad colegiada- se debe a los peligros que conllevan las aplicaciones fitosanitarias con agroquímicos que se realizan muchas veces sin la supervisión de profesionales entendidos en la materia.

Paralelamente, “se exigirá la publicación de los métodos utilizados y los resultados obtenidos en el análisis de muestras tomadas a productos frutihortícolas que ingresen al Mercado Regional y puestos informales”.

Al respecto, Gabriel Crespi señaló que “también queremos conocer si se respetan los tiempos de carencia, es decir si la venta de alimentos se realiza una vez que los agroquímicos perdieron el nivel de toxicidad permitido. Además nos preocupan los controles que se hacen sobre las maquinarias destinadas a las aplicaciones y qué se hace con los residuos y envases vacíos de agroquímicos”.

“Es un tema de salud pública que está totalmente olvidado por los estamentos gubernamentales, desconociendo los graves perjuicios que puede ocasionar una mala dosificación y fumigación a los alimentos que consumimos a diario”, agregó Crespi.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *